Poderopedia

Vicente Díaz

29-11-1960

Ex rector del Consejo Nacional Electoral, del periodo 2006-2013. Fue presidente de la Comisión de Participación Política y Financiamiento del CNE. Egresó como sociólogo de la Universidad Central de Venezuela en 1985. También cuenta con estudios de postgrado de la Universidad del Zulia, la Universidad Metropolitana y el Instituto de Estudios Superiores de Administración (Iesa). Su currículo publicado en la página web del CNE señala que tiene experiencia gerencial en compañías nacionales y multinacionales en el campo de mercadeo y recursos humanos. Fue vicepresidente de la Asociación Cultural Maraven del estado Zulia, de la Fundación Homenaje y director de la Fundación Un Milagro para Venezuela. También es articulista del diario El Nacional. Díaz fue el único de las cinco autoridades electorales de su mismo periodo que no estaba abiertamente a favor del Gobierno nacional. En noviembre de 2013 denunció ventajismo electoral de parte del partido de gobierno, de cara a los comicios municipales del 8 de diciembre de 2013. Sus denuncias fueron desestimadas por la ministra de Comunicación e Información, Delcy Rodríguez, y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. Durante una entrevista hecha por Unión Radio el 2 de julio y luego de conocer que la empresa Smartmatic diera a conocer la manipulación de votos en la Asamblea Nacional Constituyente, dijo: “Al poder votar en cualquier sitio, yo me traslado a otro sitio y puedo votar y basta con anotar en un papel en blanco anexo al cuaderno y ya se podría volver a votar, lo que posibilitaba el voto múltiple porque no había ningún control”.

Vicente José Gregorio
Díaz
Silva
Vicente Díaz
29-11-1960
VENEZUELA
https://twitter.com/vicentedz
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

Vicente Díaz fue el único de las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) del periodo 2006-2014 que no mostró una tendencia a favor del gobierno. Su presencia en el órgano electoral aportó, entonces, un componente de pluralidad y confianza para los detractores del chavismo e incluso fue calificado como la representación de la oposición en el CNE. Tibisay Lucena, Sandra Oblitas, Socorro Hernández y Tania D’Amelio, quienes acompañaron a Díaz en la rectoría del CNE, se han caracterizado por sus expresiones favorables al chavismo.

Díaz fue postulado por el Colegio de Sociólogos y Antropólogos de Venezuela. Se graduó, de hecho, como licenciado en Sociología de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Tiene estudios de posgrados de la Universidad del Zulia, del Instituto de Estudios Superiores de Administración (Iesa) y de la Universidad Metropolitana. Desde el año de su graduación, en 1985, trabajó de forma ininterrumpida en varias empresas nacionales y multinacionales: en Petróleos de Venezuela (Pdvsa) como Jefe de Asesoría y Desarrollo durante tres años, en Pepsi Cola como gerente corporativo y de RRHH por cuatro años, en Tupperware Brands como director de RRHH y Ventas por cinco años, en el Grupo Kreisel como director comercial durante cuatro años y en Kontenidos como socio-director, cargo que ocupó por cinco años hasta 2006, cuando asumió su primera experiencia electoral entre las autoridades principales del máximo órgano en la materia del Estado venezolano.

Su experiencia gerencial también incluye la dirección externa de la Fundación Un Milagro para Venezuela, la presidencia de la Fundación Homenaje Nacional y las vicepresidencias de la Fundación Pro-Joven y de la Asociación Cultural Maraven.

Primera experiencia electoral

El general retirado Carlos Julio Peñaloza, quien fue director de la Academia Militar de Venezuela y se dedica a escribir análisis políticos, afirma en el artículo El poderoso Grupo La Colina que Díaz estaría relacionado con esta organización, la cual ha desarrollado investigaciones sobre la tecnología empleada por el CNE. La Colina, explica el autor, está conformada por un grupo de técnicos electorales organizados por Teodoro Petkoff. En su página web se definen como “una ONG inspirada en los valores de la libertad, la democracia y el respeto a los derechos humanos, dedicada al debate libre de ideas sobre temas sociales, políticos, electorales y económicos”.

Cuando se definía el control técnico del CNE en mayo de 2006, Díaz aspiraba a la presidencia de la Junta Nacional Electoral o de la Comisión de Registro. "La presidencia de alguno de estos organismos subordinados debe ser asumida por un rector sin vinculación con la anterior directiva del Poder Electoral", argumentaba. Él era el único de los rectores sin experiencia electoral previa. El periodista Eugenio Martínez, experto en el área electoral, explicó en un artículo del diario El Universal la importancia de esas comisiones: ser presidente de la JNE supone el control técnico del CNE porque organiza los procesos electorales, y presidir la Comisión de Registro implica, por su parte, el control del Registro Electoral porque se encarga del padrón de votantes y del proyecto de Registro Civil con el proceso de cedulación express de la Oficina Nacional de Identificación y Extranjería (Onidex).

Tibisay Lucena y Sandra Oblitas fueron las electas por el directorio para asumir la presidencia de la JNE y la Comisión de Registro Civil y Electoral, mientras que Díaz quedó al frente de la Comisión de Participación Política y Financiamiento, encargada de lo referente a participación ciudadana, formación y actualización de organizaciones políticas, así como también, del control del financiamiento de los grupos políticos y de sus campañas electorales.

Defensor de la oposición en el CNE

A partir de ese primer año en el CNE, Díaz figuró como el defensor de las demandas de la oposición venezolana en materia de transparencia y confianza. Advirtió entonces el riesgo de abstención ciudadana por el uso de máquinas captahuellas –implementadas para evitar el voto doble- en los siguientes comicios correspondientes a las elecciones presidenciales: voceros de la oposición venezolana consideraron que este nuevo mecanismo violaría el secreto del voto. La desconfianza ciudadana que enfrentó el directorio integrado por Díaz se debía a las irregularidades de la gerencia anterior del CNE, como por ejemplo, la publicación de la lista de personas que firmaron en 2004 a favor de la activación de un referendo revocatorio contra el presidente Hugo Chávez, lo que se conoció popularmente como la Lista Tascón.

En agosto de 2006, sin embargo, el CNE aprobó el uso de las captahuellas. Díaz se sumó al mensaje de los otros rectores y llamó a la calma. "Captahuellas generan temor pero no violan secreto del voto", declaró y negó cualquier posibilidad de fraude electrónico. En 2008, de cara a las elecciones de gobernadores y alcaldes, también defendió las garantías del proceso y rechazó los rumores de suspensión del evento, golpe de Estado y magnicidio. "No hay posibilidad de una salida no democrática porque el país no lo aceptaría y la comunidad internacional lo rechazaría", sentenció.

En el transcurso de su gestión, Díaz tuvo confrontaciones directas con Chávez. En octubre de 2008 anunció a través de una rueda de prensa que solicitaría a las demás autoridades del ente electoral una investigación administrativa en contra del mandatario por promover las candidaturas del partido oficial, el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), en actos de Estado. En noviembre, además, Díaz desautorizó la orden de Chávez de sancionar a medios de comunicación por haber adelantado resultados del primer boletín de los comicios regionales. “No hubo ningún canal de televisión que diera resultados por anticipado antes del boletín oficial dado por el CNE”, dijo Díaz y explicó que  “bajo ningún concepto” a ninguna otra institución del Estado que no fuese el Poder Electoral le correspondía aplicar sanciones administrativas por delitos electorales.

Chávez no tardó en responder a las denuncias de Díaz: en diciembre, durante un acto político, le pidió “reflexión o renuncia” luego de que el rector calificara de inconstitucional su propuesta de convocar un referendo para aprobar una enmienda constitucional que permitiera la reelección indefinida. El rector, a modo de respuesta, declaró que no renunciaría y que se abstendría de discutir con actores políticos sobre el tema.

Al año siguiente, cuestionó los cambios –a su juicio, sin justificación válida- en los circuitos electorales de cara a las elecciones parlamentarias, que líderes de la oposición denunciaron como un reagrupamiento territorial favorable al partido de gobierno. “Hay una intención de desanimar el voto de un sector de la población (…) la gente debe animarse, salir a votar y convencer a otra gente que vaya a votar”, declaró Díaz, en su permanente esfuerzo por promover la participación ciudadana y la importancia del proceso electoral.

En el siguiente año electoral, 2012, consideró que había un desequilibrio en la propaganda electoral a favor de Chávez, aspirante a la reelección presidencial, específicamente en lo referente a tiempo de transmisión en radio y televisión. Explicó que el Gobierno nacional contaba, adicionalmente a los tres minutos que tiene cada candidato para su propaganda, con el tiempo destinado a las comunicaciones de Estado. "Las campañas electorales en el país son frágiles desde el punto de vista de su consistencia democrática: uno (de los candidatos) va en una pista de 100 metros planos con patines y otro en una maratón con obstáculos y en subida", dijo en una entrevista con Unión Radio. Ese mismo año, el día de los comicios regionales, Díaz formuló otra denuncia de delito electoral por parte del gobierno: exigió al entonces vicepresidente Nicolás Maduro suspender “inmediatamente” la rueda de prensa que desarrollaba en la sede del Comando Carabobo en la que hacía proselitismo político a favor del Psuv violando la normativa electoral.

Tras la muerte de Chávez -reelecto el 7 de octubre de 2012-, se convocaron otras elecciones presidenciales para el 14 de abril de 2013, durante las cuales los reclamos del rector no cesaron, sino todo lo contrario. “Estamos ante una elección profundamente antidemocrática porque el principio básico es que los contendientes participen en igualdad de condiciones y eso no es lo que está pasando", declaró a la agencia internacional AFP. Las irregularidades antes y durante los comicios, así como la diferencia mínima –menor de 2%- entre las votaciones obtenidas por los contrincantes principales, llevaron al candidato opositor Henrique Capriles Radonski a solicitar una auditoría de los resultados, lo que fue avalado por Díaz, quien pidió la revisión en 100% aunque afirmó no tener dudas sobre el resultado. “Porque efectivamente ha sido auditado, certificado, revisado, hubo presencia de los testigos".

En noviembre de 2014, cuando conformaba el Comité de Postulaciones Electorales para renovar a las autoridades del CNE, declaró: “Lo que me faltó por hacer y que lamento muchísimo es no haber frenado el ventajismo monstruoso del Estado en contra del mandato constitucional”. Voceros del Gobierno nacional, por su parte, desestimaron continuamente sus reclamos. “No pretenda excusar con falso ventajismo la derrota anunciada de sus candidatos”, dijo, por ejemplo, la ministra de Comunicación e Información, Delcy Rodríguez. La mayoría de las denuncias de Díaz nunca encontraron apoyo en el Poder Electoral.

loading
Fuentes de Vicente Díaz
loading
3 Personas Relacionadas
0 Empresas Relacionadas
1 Organizaciones Relacionadas