Poderopedia

Pedro Trebbau

18-09-1983

Egresado del Boston College de EEUU, como licenciado en Ciencias Aplicadas, con especialidad en Bioquímica. Trabajó en Procter & Gamble antes de asumir, a los 27 años, la vicepresidencia de la empresa Derwick Associates, junto a su primo Leopoldo Alejando Betancourt López, quien dirige la compañía que durante los primeros 14 meses de registrada en Venezuela, recibió 12 contratos para obras eléctricas y otro más para la adecuación de un equipo en Nueva Esparta. Además, en un solo día vendió a Pdvsa $290 millones en equipos eléctricos. Ahora se sabe que cerca de 81% de las turbinas que les compró Corpoelec, Pdvsa y CVG eran usadas. En todas estas operaciones el aliado de Derwick fue ProEnergy. Al igual que la mayoría de los directivos de la firma contratista, vivió en La Lagunita, municipio El Hatillo; y estudió en el Colegio Cumbres, de los Legionarios de Cristo, antes de marcharse a los EEUU. Desde la época escolar sus amigos lo conocen con el apodo de Chimbín. Trebbau López figura en dos demandas junto a su primo Leopoldo introducidas en cortes de Nueva York por el ex embajador de EEUU, Otto Reich, y el presidente de la fundación Human Rights Foundation, el venezolano Thor Halvorssen, Su padre es el famoso zoólogo Pedro Trebbau, quien en los 80 condujo el programa La fauna y su gente en la Televisora Nacional, canal 5.

Pedro José de Jesús Benito
Trebbau
López
Pedro Trebbau
18-09-1983
VENEZUELA
Energía, Generación y distribución de energía
https://www.facebook.com/pedro.trebbau?fref=ts
https://ve.linkedin.com/pub/pedro-trebbau-lopez/51/946/181
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

En mayo de 2007, Javier Alvarado Ochoa asumió la presidencia de la Electricidad de Caracas, cargo al cual lo postuló el ministro de Energía y Petrolero y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, pues fue la estatal petrolera la que negoció la compra de la empresa eléctrica a la firma estadounidense AES por un poco más de mil millones de dólares. Por eso el entonces máximo jerarca petrolero tuvo la potestad de presentar al presidente Hugo Chávez los nombres de las personas que guiarían la nueva compañía del Estado venezolano.

Finalmente, desde el alto gobierno se decidieron por Javier Alvarado, un ingeniero electricista que ingresó a Lagoven (desaparecida filial de Pdvsa) en la década de los 80 y que durante el paro petrolero de 2002, se mantuvo del lado del oficialismo pese a las presiones de amigos y compañeros de trabajo. En esa época sonó también la propuesta del ex viceministro de Electricidad, Nervis Villalobos, pero su nombre estaba vetado por el mandatario nacional. 

Esa decisión gubernamental vendría a cambiar la hoja de ruta del personaje del que le hablamos ahora: Pedro José de Jesús Benito Trebbau López, un joven entonces de 24 años, egresado con honores del Boston College como licenciado en Ciencias Aplicadas, mención Bioquímica, el menor de siete hermanos, hijo de Pedro Trebbau, zoólogo, fundador del zoológico de El Pinar, y de Helena Margarita López de Trebbau, fallecida un año antes. Entre 2005 y 2006 trabajó para Procter & Gamble por ocho meses, tiempo suficiente para que se ganara el reconocimiento de sus jefes que ya le veían proyectada una larga carrera en la transnacional de productos de higiene y limpieza.

Trebbau López, al igual que muchos de los niños de su generación que habitaban en la urbanización La Lagunita -sector de clase media alta localizado en el municipio El Hatillo, al Este de Caracas-, estudió en el Colegio Cumbres, institución educativa regentada por los Legionarios de Cristo. De ese centro educativo egresó junto a otros más 130 alumnos, pero solo uno de ellos sería la conexión para el forjamiento de la historia de una empresa y sus socios, bautizados por el periodista Juan Carlos Zapata como los “bolichicos” (Juan Carlos Zapata, diario El Mundo Economía y Negocios, mayo de 2011): Javier Andrés Alvarado Pardi.

Javier Andrés, hijo del ahora presidente de la Electricidad de Caracas, sería la conexión entre Trebbau López y el poder en el sector eléctrico. Este joven, junto a dos de sus primos un poco mayor que él, Leopoldo Alejandro Betancourt López; y Francisco Convit López, iniciarían los movimientos para conformar una empresa contratista que pudiera recibir contratos de la ahora nacionalizada empresa eléctrica.

¿Panamá o Barbados? 

En mayo de 2009, se constituyó en Barbados Derwick Associates Corporates, una empresa que tuvo como presidente a Betancourt López; y vicepresidente a Trebbau López, además de otros hermanos, primos y amigos que apenas habían cruzado el umbral de la mayoría de edad. De los socios originarios, solo uno, Iker Candina, superaba los 31 años.

Sin embargo, en sus contratos hacen referencia a un registro de Derwick en Panamá. Con ese nombre aparece constituida en Panamá en abril de 2003. La revisión de los documentos de la época revela que ciertamente para esa fecha se pactó en el istmo la creación de una compañía con ese nombre, pero entre sus fundadores se encuentran un contador público y una secretaria panameña. No así ninguno de los jóvenes venezolanos ni sus familiares.

En una demanda introducida en Miami en septiembre de 2012 contra los banqueros y empresarios Oscar García Mendoza y Rafael Alfonzo Hernández, Betancourt y Trebbau afirman que en junio de 2007, un mes después de que Alvarado asumió la presidencia de la Electricidad de Caracas, fundaron Derwick. Cada uno es dueño de 50% de las acciones.

En el reportaje publicado el domingo 22 en Armando.Info.org con el título Dos empresas jugaron con ventaja para aprovechar la emergencia eléctrica, escrito por el periodista César Batiz, se demuestra que desde marzo de 2008, 23 meses antes de que se decretara la emergencia eléctrica, Betancourt López, Trebbau López y todos los demás miembros de la empresa, obtuvieron información privilegiada para comenzar, junto a la compañía estadounidense ProEnergy, la búsqueda de turbinas y otros equipos que luego fueron vendidos usados y con un sobreprecio mayor al que si fueran nuevas. Las máquinas se las trajeron de lugares tan disímiles como California y Tanzania.

El mismo reportaje demuestra que Derwick fue invitada en junio de 2009 por Javier Alvarado a presentar una oferta a La Electricidad de Caracas para la ejecución de la planta La Raisa, la que sería la segunda de las 12 plantas eléctricas que logró contratar la empresa de Trebbau López y otros en 14 meses de creada. La primera fue la de Picure, que le fue asignada a Derwick sin ni siquiera estar constituida como empresa venezolana, ni inscrita en el Registro Nacional de Contratistas.

Entre 2009 y agosto de 2011, el nombre de Derwick y sus directivos se mantuvo casi en el anonimato para aquellos que no formaban parte del sector eléctrico. Incluso, especialistas y ex gerentes de empresas eléctricas ignoraban de la existencia de la compañía. Pero el 7 de agosto de 2011 el diario Últimas Noticias publicó el reportaje “Cable pelao en la electricidad”que fue la primera investigación periodística sobre el accionar de la firma. El nombre de Trebbau López saltó entonces a la opinión pública.

Las demandas

Varias publicaciones impresas y en medios digitales, tanto dentro como fuera de Venezuela, se dedicaron entonces a publicar informaciones sobre los directivos de Derwick. Caracas Crónicas, Venepirámides, Setty's Notebook, Infodio y Wikianticorrupción fueron algunos de los blogs y páginas web que contaron historias de la empresa y sus directivos. Abogados de la firma contratista enviaron comunicaciones a los editores de esos sitios con el propósito de intimidarlos con demandas. En algunos casos lo lograron. En otros el esfuerzo fue infructuoso, como ocurrió con wikianticorrupcion.org.

En septiembre de 2012, Betancourt López, Trebbau López y Derwick Associates presentan una demanda por difamación ante los tribunales de Miami, Florida, por más de $300 millones de dólares contra el Banco Venezolano de Crédito, su presidente Oscar García Mendoza y uno de sus directivos, Rafael Alfonzo Hernández, quien además presidente de la empresa de alimentos Alfonso Rivas. El presidente y vicepresidente de la contratista del sector eléctrico, culpaban a los dos empresarios de promover una campaña de descrédito en su contra a través de wikianticorrupción.org.

En el escrito que acompaña la demanda contra García Mendoza y Alfonzo Hernández, Trebbau se presenta como un profesional con amplia experiencia en  proyectos eléctricos que incluyeron la procura y venta de equipos más de 2000 Mw, así como el responsable del manejo de las relaciones de Derwick con la banca internacional, actividad en la que trabaja conjuntamente con el jefe de Finanzas de la compañía, Orlando Alvarado, profesional del que no se tiene información.

De acuerdo con información obtenida por el editor de Poderopedia Venezuela, el origen del conflicto entre los directivos de Derwick y de los del Banco Venezolano de Crédito (BVC), radica en un pleito familiar. Alfonzo Hernández  es esposo de una prima de Betancourt y Trebbau por el lado de los López.  

Cuando el negocio comenzó a crecer al mismo ritmo del desprestigio público por el origen de los contratos, los bolichicos crearon la Fundación Hermógenes López , en homenaje al valenciano ex presidente de Venezuela en el siglo XIX, quien fuera su tatarabuelo. Alfonzo Hernández les reclamó a los directivos de Derwick el uso del nombre del ancestro para encubrir sus actos de corrupción. Tras discutir, se inició la rivalidad y luego a la demanda.

Pero dos hechos dieron punto final a esta demanda. Por un lado, García Mendoza y Alfonso solicitaron participar en un proceso de discovery que daría la posibilidad de que las partes conocieran información relevante como el origen de los recursos de Derwick. Además, un abogado de nombre Jacinto Castillejo apareció en escena y asumió la autoría de la página, la cual para la fecha ya estaba fuera del aire. Así, el litigio llegó al punto final, con un acuerdo de confidencialidad de las partes. Sin embargo, desde entonces García Mendoza no ha regresado más al país.

Otros pleitos en el norte

Trebbau, actualmente, junto a Betancourt y al empresario Francisco D’Agostino -yerno del banquero Víctor Vargas y cuñado del dirigente de AD, Henry Ramos- enfrenta dos demandas en Nueva York. La primera fue introducida por el ex embajador de EEUU en Venezuela, Otto Reich; y la segunda por el presidente de la Fundación Human Rights Foundation, Thor Halvorssen.

En ambos casos los demandantes consideran que los directivos de Derwick y D’Agostino perjudicaron sus prestigios como consultor –Reich-; y como columnista de medios en EEUU, Halvorssen-.

La demanda de Reich señala que Trebbau  tiene una propiedad en la zona exclusiva de Sunny Isles en Miami. Además, resalta la relación entre Trebbau y Eduardo Tobías Travieso, quien fuera un alto gerente de JP Morgan en Nueva York. Ambos fueron ex compañeros de clase en el colegio Cumbres de Caracas, pero también se relacionaron en el manejo de cuentas de Derwick, cuyas irregularidades generaron el despido de Travieso de esa entidad financiera neoyorquina.

En Venezuela, el único proceso legal abierto en contra de Derwick y sus principales directivos, entre ellos Trebbau, se cerró con un sobreseimiento porque la Fiscalía no halló ninguna prueba de irregularidades en los contratos.

loading
Fuentes de Pedro Trebbau
loading
6 Personas Relacionadas
3 Empresas Relacionadas
2 Organizaciones Relacionadas