Poderopedia

El Picure

12-03-1989

Se llama José Antonio Tovar Colina y tenía 27 años de edad. Las autoridades lo tenían como uno los delincuentes más buscados en 2014 por liderar una banda de más de 40 pistoleros que controlan el secuestro, la extorsión y el robo de vehículos en los estados Guárico, Carabobo y Aragua. Los organismos de seguridad lo persiguían desde julio y rastrearon sus pasos hasta septiembre. Cuando ya se creía controlado, aunque no capturado, provocó una masacre con 11 víctimas durante los primeros días de noviembre en el estado Guárico. De acuerdo con una nota del portal Runrunes, Tovar Colina tiene vínculos directos con los líderes criminales de la Penitenciaría General de Venezuela y uniformados estadales. Se cree que su banda es la conexión directa entre el narcotráfico colombiano y el centro del país y que mantiene relaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Hasta el 3 de mayo de 2016 se mantuvo prófugo de la justicia. Ese día, en un enfrentamiento, El Picure fue abatido por funcionarios del Cicpc.

José Antonio
Tovar
Colina
El Picure
12-03-1989
VENEZUELA
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

Cuando al “Picure” lo encarcelen, probablemente será el pran de esa penitenciaría. Su principal gestor para ubicar hombres a su ejército personal y asegurarle un buen escondite es John Alfredo Pantoja Escalona, el máximo líder de la Penitenciaría General de Venezuela. “Culo e’ rata”, como lo conocen, es el segundo hombre más poderoso del estado Guárico, después de José Antonio Tovar Colina, el “Picure”. Juntos desde hace al menos dos años, planificaron y ejecutaron robos y asaltos que se quedaron en la conciencia de los residentes por lo potente de sus armas de guerra: kalashnikov, AR-15, entre otros.

Otros de los hombres de el “Picure” son Nelson Alejandro Barreto Reyes, “Ratón” (segundo al mando en la PGV); José Herrera, Ender Ocando y, el más destacado de todos, el expelotero Ugueth Urbina, ya libre desde hace unos años según el informe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar que arrojó toda esta información.

El delincuente que pone en carrera a todo organismo policial y judicial no está solo. Sus vínculos, de todo tipo, demuestran cómo la influencia de varias instancias genera gran poder en una persona. Quizás la pregunta obligada, de por qué no está preso, tenga la respuesta en las líneas siguientes:

Entre sus soldados destacan Darío Camacho, Carlos Antonio Seijas y Yorman López. El informe explica que el primero de ellos es investigado por ser miembro de esta banda; el segundo por un sicariato y el tercero en un hecho de homicidio y extorsión. Los tres son funcionarios activos de la Policía Regional y a la vez son los escoltas del gobernador Luis Gallardo y de Freddy Argenis Santana, secretario de Seguridad Ciudadana del estado Guárico.

También trabaja de la mano de Cástulo Rafael Solórzano Pacheco, sargento segundo de la Guardia Nacional y funcionario del destacamento 21 en Maracay, estado Aragua. Además de los pranes y uniformados, “Picure” tiene bajo sus dominios al menos 40 hombres con edades comprendidas entre los 14 y 30 años y distribuidos estratégicamente entre los estados Aragua, Carabobo y Guárico. Además de las armas de guerra, el informe que recibió el Ministerio de Defensa en julio de este año explica que utilizan pistolas Prieto Beretta y Glock con doble carecina y otros accesorios.

 El pran de la calle

Un reportaje de la periodista Ronna Risquez asegura que José Antonio Tovar Colina, de 33 años de edad, nació  el 12 de marzo de 1989 en el sector Concha de Mango del barrio Bicentenario, en El Sombrero, estado Guárico. Es conocido con el remoquete de “El Picure”, nombre que identifica a un género de roedores (ratas) que habitan en el sureste de México, centro y Suramérica.

Su historial delictivo se conoce desde 2008. Tenía 19 años de edad cuando comenzó robando vehículos a los hacendados de Barbacoas (Aragua) y El Sombrero (Guárico).

Sobre él pesan al menos cuatro órdenes de captura, todas emitidas desde 2010 por juzgados de San Juan de los Morros. Lo buscan por homicidio intencional, extorsión y porte ilícito de armas.

Además de los líderes carcelarios y los uniformados militares y policiales, el “Picure” tiene por lo menos 10 hombres de confianza, identificados como José Gregorio Campos, José Miguel Solórzano, Wrayan Delgado, Duindi Parra, Alexander Palma, Iván González, Junior Tovar, Luis Gutiérrez, Jordy Guariguata y Jorge Uzcátegui, entre otros. 

Acción

Ya conocidos sus padrinos, el informe oficial demuestra que el “Picure” engloba todos los tentáculos criminales de las bandas que operan en cualquier región del país: sicariato, extorsión, secuestro y robo de vehículo. La diferencia es que este joven de 33 años ha monopolizado sus dominios y actúa en Guárico como el líder de cualquier penitenciaría nacional: batalla por el control del área donde está. Además de ello, tiene un grupo exclusivo para cubrir las necesidades de los grupos sindicales. Sus hombres dicen ser miembros de algún sindicato y asesinan a los líderes a petición de organizaciones legalmente constituidas como Siunbutracondegua, la Unión Bolivariana de Trabajadores, y Suticea, entre otros; todos en teoría grupos de lucha a favor de los trabajadores de la construcción en las poblaciones de El Sombrero, Chaguaramas, Valle de la Pascua, El Tucupido y Zaraza. Esto lo dice el informe antes mencionado.

Además de eso, señalan a la banda de atacar a tiros a una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y herir a un comisario, y asesinar a dos funcionarios policiales. También, tienen en sus hombros al menos 30 sicariatos en los últimos meses.

El último golpe de la banda de El Picure, fue el 11 de noviembre de este año, 2014, cuando asesinaron a tiros a 11 personas dentro de una finca en el estado Guárico y días después asesinaron a un miembro de la Brigada de Acciones Especiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Para entonces, ya Tovar Colina se había adueñado de todas las páginas de sucesos del país; era el criminal más buscado de las autoridades; su identidad era la más nombrada por los funcionarios y su paradero seguía siendo un absurdo misterio para sus cazadores. Hasta el 3 de mayo de 2016,  Tovar Colina seguía libre. Luego de dos días de varios enfrentamientos entre funcionarios del Cicpc y su banda -en los que fueron abatidos su primo y su hermano- el líder de la banda finalmente fue ultimado por las autoridades en el sector El Sombrero del estado Guárico.

loading
Fuentes de El Picure
loading
0 Personas Relacionadas
0 Empresas Relacionadas
2 Organizaciones Relacionadas