Poderopedia

Diosdado Cabello

15-04-1963

Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), designado el 19 de junio de 2018, en sustitución de Delcy Rodríguez. Los últimos días de mayo de 2016, Diosdado Cabello renunció a su cargo como diputado, abanderado por el Partido Socialista Unido de Venezuela, para postularse a la Asamblea Nacional Constituyente. En diciembre de 2015, Cabello había sido electo diputado lista por Monagas. En el período parlamentario anterior (2010-2015) llegó a presidir la Asamblea. Actualmente es el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela. Ex vicepresidente de la República y ex ministro de la Secretaría de la Presidencia y de Infraestructura. Fue gobernador de Miranda y es diputado por el estado Monagas. Se le considera el número dos del chavismo. Participó como teniente del Ejército en la intentona golpista del 4 de febrero de 1992. En diciembre de 2013, el presidente Nicolás Maduro lo ascendió a la jerarquía de capitán del Ejército. Desde el 28 de marzo de 2014 es objeto de denuncias internacionales. En esa ocasión Thor Halvorssen Mendoza, venezolano y presidente de la organización Human Rights Foundation (HRF), señaló que Cabello recibió $50 millones de soborno de parte de la empresa Derwick. En enero de 2015, el periódico ABC de España publicó una información que supuestamente es el resultado de una filtración del capitán de corbeta Leamsy Salazar, ex jefe de Seguridad de Chávez; y miembro del equipo de guardaespaldas del presidente de la AN. El oficial, según el medio de comunicación, acusó a Cabello de ser el líder del llamado Cartel de los Soles. El 29 de abril de ese año, el ex subsecretario de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado, Roger Noriega -trabajó en la administración del republicano Georde Bush-, aseguró en declaraciones al diario Nuevo Herald de Miami y NTN24 que: “Mis fuentes establecen claramente que hay en este momento una serie de investigaciones substanciales, que vienen siendo realizadas desde hace algún tiempo, sobre los vínculos con el narcotráfico y altos funcionarios del gobierno venezolano, y ciertamente Diosdado Cabello es uno de ellos... Estas investigaciones están muy activas, y están generando volúmenes substanciales de evidencia […] Estas investigaciones involucran al gobernador de Aragua, Tarek El Aissami, y al propio Maduro”, dijo Noriega en una entrevista telefónica con el Nuevo Herald. El 18 de mayo de 2015, The Wall Street Journal publicó un amplio reportaje que anunciaba que la DEA investiga a Cabello. Al día siguiente, sus colegas del Psuv en la AN, manifestaron su respaldo al líder de la bancada oficialista. Días después anunció, en el programa José Vicente Hoy, en Televen, que demandará en España y EEUU a los medios que en esos países que publicaron las informaciones que lo vinculan con el narcotráfico. En agosto de 2015 se anunció que Cabello demandó a El Nacional, Tal Cual y La Patilla por la publicación de información fundamentada en lo reseñado más ampliamente por el ABC de España. El 17 de enero de 2017 pidió que el asesinato del moderador de La Bomba (programa de Televen) no sea politizado. “Lamentamos profundamente el asesinato de este joven venezolano. Lamentamos el dolor de su familia y de todo el gremio artístico. Es lamentable. Da tristeza cuando la gente quiere politizar un hecho. Nos queda ahora encontrar los responsables y que se haga justicia”, expresó. También convocó a una marcha para el 23 de enero y aseguró a la oposición que “no se dejarán tumbar”. “Aquí no va haber elecciones generales, ni abandono de cargo. Aquí lo que va a haber es Revolución. No sé hasta donde ellos están depuestos a llegar. Nosotros si sabemos hasta donde nosotros vamos a llegar”, indicó. Durante la transmisión de su programa Con el Mazo Dando el 25 de enero de 2017 sugirió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, devolver a los venezolanos corruptos. También, expresó: “La presidenta del CNE anunció elecciones a mitad de año. Pero ojo escuálidos, ustedes no tienen partido. Podemos ir a elecciones mañana mismo, pero igual ustedes no pueden ir porque ni siquiera tienen un partido. La MUD a pesar de estar registrada le hizo un fraude al país y eso los deja automáticamente afuera”, con respecto a las elecciones regionales. Como consecuencia de las diferencias entre Henrique Capriles y Jesús Torrealba generados la última semana de enero de 2017, Cabello se ofreció como mediador de un diálogo entre dirigentes de la oposición en una transmisión hecha por Venezolana de Televisión el 2 de febrero del mismo año. “Yo les dije que me ofrecía como mediador o facilitador en una mesa de diálogo de la oposición”, aseguró. El 8 de febrero, durante las transmisión de su programa en Venezolana de Televisión (VTV), dijo que el chavismo demandará Julio Borges por tener funciones de otros poderes públicos y traicionar a la patria. “Unos compañeros van a introducir ante los tribunales competentes una demanda, una denuncia por usurpación de funciones, por traición a la patria y por todos los delitos que están contemplados en esto”, explicó. El 20 de febrero se solidarizó con Tareck El Aissami, vicepresidente de la República, tras ser acusado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por estar presuntamente vinculado con el narcotráfico. "Todo nuestro apoyo moral y solidaridad a Tareck El Aissami por los ataques de los que ha sido víctima", expresó. Durante el acto de conmemoración por el cuarto aniversario de la muerte del fallecido presidente Hugo Chávez, realizado el 5 de marzo de 2017, calificó al presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski como un nuevo “cachorro del imperio”. Kuczynski, esa misma semana, declaró que en Latinoamérica todos los países "se portaban bien" menos Venezuela. El 6 de abril de 2017 aseguró que ninguna marcha opositora podrá desarrollarse en el centro de Caracas. “Ustedes más nunca van a pasar al Palacio de Miraflores, ni a tomarse un café, escuálidos”, indicó. “Nicolás sigue siendo presidente hoy y seguirá el 30 de julio. Esos 7,1 millones están por debajo de la elección presidencial (2013). Son mentiras que habrá un gobierno de transición y que designarán nuevos magistrados del TSJ”, manifestó el 17 de julio de 2017 durante la transmisión de su programa "Con el mazo dando". El 19 de julio de 2017, durante su programa Con el Mazo Dando, aseguró que las amenazas del presidente de Estados Unidos Donald Trump dejan claro que es el principal jefe de la oposición venezolana. El 24 de julio de 2017 aseguró que quienes impidan la realización de la Asamblea Nacional Constituyente tendrán una pena de 10 años de prisión. El 11 de agosto de 2017 dio a conocer en su programa Con el mazo dando, transmitido en VTV, que detuvieron a un funcionario de la embajada de Estados Unidos. “Ayer fue detenido un señor que trabaja en la embajada de Estados Unidos, un coronel retirado venezolano, que andaba preguntando por aquí donde era que se ubicaba a Diosdado. Lo agarraron, allí está pues”, indicó. El 23 de agosto de 2017, durante una cumbre de fiscales en Mercosur organizada en Brasil, Luis Ortega Díaz lo relacionó con el caso de Odebrecht y aseguró que le depositaron 100 millones de dólares en una empresa llamada TSE Arietis a él y a su familia. El 18 de enero de 2018 fue aprobada una sanción por parte de la Unión Europea en la que lo responsabilizan, junto a otros representantes del gobierno venezolano, de la represión y situación política de Venezuela. El 23 de enero de 2018, Diosdado Cabello en la Asamblea Nacional Consituyente (ANC) convocó elecciones presidenciales para el primer cuatrimestre de 2018. El 20 de febrero de 2018, durante una entrevista dada a Venezolana de Televisión (VTV), propuso adelantar las elecciones parlamentarias para el día de los comicios presidenciales. El 28 de marzo de 2018 fue sancionado por el gobierno suizo. Aseguran que está involucrado en socavar la democracia y el estado de derecho en Venezuela y lo señalan de utilizar medios de comunicación para atacar públicamente y amenazar oposición y miembros de la sociedad civil. Casi una semana después, el 30 de marzo, el gobierno panameño lo sancionó por ser considerado de alto riesgo por blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva. (Lea más en el PERFIL)

Diosdado
Cabello
Rondón
Diosdado Cabello
15-04-1963
VENEZUELA
http://diosdadocabello.psuv.org.ve/
dcabellor
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

Diosdado Cabello fue el presidente de la Asamblea Nacional y es el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela. Ninguno de esos títulos, sin embargo, revela por completo su condición: es, junto al presidente Nicolás Maduro, el hombre de mayor peso político dentro del chavismo. Ambos flanqueaban a Chávez, uno a la izquierda y otro a la derecha, la noche del 8 de diciembre de 2012, cuando el fallecido gobernante dirigió su última alocución pública, en la que le pidió a sus seguidores que votaran por Maduro, en caso de que le ocurriera algo, tal como sucedió tres meses despues. A Cabello también le asignó la responsabilidad de continuar la llamada revolución bolivariana. “Me dijo: ¡Dale, Diosdado!”, recordó el propio Cabello en febrero de 2014, en una entrevista transmitida por la Agencia Venezolana de Noticias.

“Soy un chavista radical”. Así se define Cabello. Oficia como evangelizador de un credo, aunque no debe ser visto como un predicador. Es habitual, por ejemplo, que le pida a los militantes de la revolución repasar qué hicieron durante el día para parecerse más al extinto líder. Si alguien encuentra un dilema ante el cual deban tomar una decisión, les da un consejo: “Piensen lo que hubiese hecho Chávez en la misma situación y hagan eso”. Los seguidores de Cabello lo consideran un dirigente disciplinado, un organizador habilidoso y un político implacable con sus rivales. Los detractores lo caracterizan como uno de los rostros de talante más autoritario y menos democrático involucrados con el proyecto político de Chávez.

La ecuación que describe el poder de Cabello incluyó la conducción con mano de hierro del Poder Legislativo dentro del cual llegó a decretar de manera unilateral la pérdida de la inmunidad parlamentaria de diputados opositores o a decidir la suspensión temporal de los pagos de sueldo y de los derechos de palabra de colegas que lo adversaban. Ocupaba el cargo que le garantizaba la cúspide del principal aparato partidista del socialismo y funge igualmente como jefe nacional de más de 13.000 Unidades Bolívar-Chávez, estructuras de base que funcionan como maquinaria electoral en tiempos de campaña, como tejido organizativo que reúne a militantes y movimientos sociales chavistas y como barrera de contención ante lo que se advierta como amenaza para la estabilidad política.

Cabello también estudió con los oficiales graduados en la promoción Tomás Montilla del Ejécito en 1987: muchos de ellos ascendieron al generalato en 2012 y permanecerán en las posiciones más altas de las fuerzas terrestres, al menos, por un lustro. El expresidente de la Asamblea Nacional tampoco ha negado amistades con líderes de grupos civiles radicales –como la fallecida Lina Ron– que se han confesado armados para la defensa de la llamada revolución bolivariana.

También le atribuyen poder económico. Una voz idéntica a la de Mario Silva, ex conductor del programa La Hojilla, que se transmitía en Venezolana de Televisión, fue captada en una grabación que presentó a la prensa el diputado opositor Ismael García, quien antes fue uno de los líderes del chavismo en el parlamento. El audio registró el momento cuando esa misma voz daba un reporte de inteligencia a un oficial cubano sobre el tema: en la conversación se señala que el militar retirado lidera grupos que han prosperado al amparo de la corrupción y del aprovechamiento del control cambiario para beneficio de empresas fantasmas.

Cabello –quien no cuestionó la veracidad de la grabación y dijo que Silva daba sus opiniones– ha patentado una frase para defenderse de las acusaciones que lo presentan como el verdadero jefe de compañías reales o ficticias: “Todas esas empresas que dicen que son mías, que las tome el pueblo, no me importa”.   

Formación de cuartel y 4-F

Cabello –nacido en 1963 en el pueblo de El Furrial, Monagas– se enroló en el Ejército a los 19 años de edad y ahí comenzó la carrera que lo catalputó a lo más alto de las instituciones del Estado.  En sus años de adolescente, militó en Bandera Roja, una organización de izquierda radical que actuaba al margen de la ley, entre otras cosas, porque reivindicaba la lucha armada como una alternativa para transformar el sistema político. Egresó de la Academia Militar con el grado de subteniente y ocupó el segundo lugar de su promoción. Conoció en los cuarteles a Chávez, quien lo captó para el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, que finalmente ejecutó un fallido golpe de Estado contra el presidente Carlos Andrés Pérez el 4 de febrero de 1992, en ese momento, Cabello ostentaba la jerarquía de teniente.

Él mismo ha relatado qué hizo el día del alzamiento. Le correspondió gestionar las comunicaciones de los insurrectos, pero las antenas que serían usadas para ese propósito fallaron. Fue entonces cuando decidió recorrer Caracas, vestido de civil, aunque con la insignia tricolor de los rebeldes, en un Ford Montecarlo. Estuvo en el palacio de Miraflores y luego se desplazó al Batallón Pepe Alemán de Quinta Crespo para verificar por qué las tropas no se habían movilizado. Ahí fue detenido y golpeado luego de un tiroteo. Fingió estar muerto para sobrevivir al ataque: logró salvar la vida, pero fue enviado a prisión por 22 meses.

Un cuadro de confianza

Apenas una década después de esa madrugada, Cabello ya estaba en la cúspide. Ya no era el teniente que formaba parte de un levantamiento frustrado, sino el vicepresidente ejecutivo, el número dos del gobierno, a quien incluso le tocó ejercer interinamente y por apenas horas la Presidencia de la República en el contexto del golpe de Estado de abril de 2002, cuando Chávez fue derrocado por dos días. Cabello se fue a la clandestinidad y fue juramentado el día 13 en el Palacio de Miraflores como jefe de Estado provisional, en momentos en que el gobierno de facto hizo aguas y las fuerzas que respaldaban al mandatario despuesto restituyeron el orden. A él le correspondió autorizar el envío de un comando militar a la isla de La Orchila, donde Chávez aún permanecía en custodia de los rebeldes.

Cabello tuvo un ascenso meteórico en los 10 años que precedieron ese momento. Retirado del Ejército, se ganaba la vida gracias a una firma propia que era contratada por clientes gubernamentales como el Ministerio de Educación para hacer trabajos de telecomunicación, área en la que se graduó como ingeniero en el Instituto Universitario de la Fuerza Armada Nacional. Cabello retornó después a su origen: fue uno de los colaboradores más cercanos de Chávez cuando éste recorría el país como candidato presidencial y líder del Movimiento V República, creado en 1997, como plataforma electoral a las elecciones presidenciales que Chávez ganó en diciembre de 1998. El líder del 4-F se encontraba de gira en Maturín cuando la esposa de Cabello lo convenció de que debía encontrarse de nuevo con Chávez, cosa que finalmente hizo.

De Conatel al palacio

Entre 1999 y 2002 fue director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones –en la cual dejó una impronta de gerente eficiente al liderar la reforma de la ley que regula a ese sector de la economía–; titular de la Secretaría de la Presidencia –en la que le correspondió organizar los Círculos Bolivarianos, propuesta de organización popular, actualmente casi en desuso, que fue blanco de acusaciones, entre otras cosas, porque se utilizó en la represión de opositores–, posteriormente fue designado vicepresidente ejecutivo de la República. Semanas después del golpe de Estado, se convirtió en ministro de Relaciones Interiores y Justicia, allí le correspondió lidiar con las réplicas del terromoto político que se desató a raíz de la crisis de abril de 2002.

La carrera de Cabello en el gabinete de Chávez dio un giro al ser designado como ministro de Infraestructura entre 2003 y 2004. A esa institución –que cambió  el nombre por el de Ministerio de Obras Públicas y Vivienda– regresó en el período 2008-2010. En ellas manejó presupuestos millonarios del Estado para grandes proyectos clave como el segundo puente sobre el río Orinoco, culminado finalmente en 2006.

Su gestión motivó recriminaciones públicas de Chávez que han quedado registradas en videos. En uno de las más recordados, el presidente le pregunta por qué había retraso en la ejecución de la carretera Gamelotal-Buría en el estado Lara y por qué había aparentes sobreprecios en los cálculos de la inversión. “¿No será que hay allí un exceso, Diosdado?”, interroga Chávez antes de pedir celeridad y una revisión minuciosa del presupuesto solicitado.

Entre sus dos pasantías en el ministerio, Cabello fue gobernador de Miranda, un estado estratégico en el país por su ubicación geográfica y peso electoral. Cuando se postuló para su reeelección en 2008 se enfrentó a Henrique Capriles Radonski, quien era alcalde de Baruta. Cabello fue derrotado, lo que se consideró como un gran traspié y como una obvia señal de rechazo a la gestión de uno de los delfines del presidente. Ya en marzo de ese año se había medido en un termómetro: las elecciones internas para constituir la primera directiva provisional del PSUV. En ese momento, otros 16 dirigentes obtuvieron más votos y quedó en un puesto de suplente, del cual fue rescatado por Chávez.

Cabello y su entorno han sido denunciados por supuestos manejos irregulares de fondos públicos y por la creación de redes de corrupción. El equipo de Capriles Radonski remitió a principios de 2009 un paquete de 17 casos a la Contraloría General de la República y al Ministerio Público.

Entre ellas se incluyó, por ejemplo, el cobro millonario por la remodelación de un sanitario de la gobernación mirandina. También el acuerdo de compra de vehículos para los Bomberos de Miranda al Instituto de Previsión Social de las Fuerzas Armadas (Ipsfa) sin que mediara una licitación. En ese entonces, el presidente del organismo de atención a los militares era Ramón Rafael Campos Cabello, primo hermano del mandatario regional. En tanto que el director del Despacho del gobernador que participó en la negociación fue Luis Alfredo Campos Cabello, también primo hermano de Cabello. Las causas, sin embargo, han sido desestimadas por las instituciones de justicia, que “no han encontrado méritos” para imponer sanción alguna.

El difunto diputado Luis Tascón presentó en febrero de 2008 ante la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional otra denuncia por el supuesto sobreprecio en la compra de unidades de transporte hechas por José David Cabello, hermano de Diosdado, quien también ocupó el cargo de ministro de Infraestructura. Diosdado Cabello defendió a su hermano en ese momento y acusó de conspirador a Tascón, quien fue declarado entonces como un parlamentario que se había  “autoexcluido” del PSUV luego de haber presentado el expediente. Tascón acuñó el término “derecha endógena” para referirse a dirigentes del chavismo que habían logrado prosperar gracias a los presuntos negocios ilícitos. Asociaba con ese grupo a Cabello, quien siempre ha manifestado que no teme que las autoridades lo investiguen “porque tampoco tiene nada que ocultar al resto del país”.

Carrera parlamentaria

Cabello obtuvo una curul en la Asamblea Nacional en octubre de 2010 luego de postularse como diputado por Monagas. En enero de 2011, fue designado presidente del Poder Legislativo en reemplazo de Fernando Soto Rojas. Faltaba casi un semestre para que Chávez anunciara, en una cadena de radio y televisión emitida desde La Habana, Cuba, que padecía de cáncer. La variable de la enfermedad y la muerte del jefe del Estado ha estado ligada a las principales acciones de Cabello en el Parlamento.

Un ejemplo de ello ocurrió en las últimas semanas de 2012. El dirigente expresó que se negaría a asumir la presidencia interina de Venezuela si Chávez –quien había obtenido la reelección en octubre de ese año, pero permanecía en Cuba en grave estado de salud– no se presentaba a tomar posesión y juramentarse ante la Asamblea Nacional el 10 de enero de 2013, como lo establecía la Carta Magna. Cabello se expresó en contra de esa posibilidad incluso antes de que el Tribunal Supremo de Justicia resolviera el asunto con una controversial decisión que declaraba que el jefe del Estado no requería de una nueva toma de posesión y que podía cumplir el requisito de la juramentación ante el Poder Judicial más allá de la fecha señalada en la norma constitucional.

Hubo opositores y abogados que insistían en que la ausencia presidencial configuraba una falta absoluta y que por tanto le correspondía al titular de la Asamblea Nacional asumir la presidencia de la República y convocar a elecciones en un lapso menor a 30 días. Esa opción fue calificada por Cabello como “un golpe de Estado”, sus palabras parecían contradecir lo dicho por Chávez el 8 de diciembre cuando dejó claro que si no podía terminar el mandato, debía comenzar un nuevo período constitucional mediante la realización de nuevas elecciones presidenciales, en las que pidió a sus seguidores votar por Maduro, tal como ocurrió después.

Tales comicios se celebraron el 14 de abril de 2013 y constituyeron un muy cerrado proceso en el que se declaró ganador a Maduro con una diferencia de poco más de 1% de los votos. Capriles Radonski, gobernador de Miranda y candidato derrotado, dijo que “sólo con trampa pudieron vencerlo” y que el nuevo jefe de Estado “era ilegítimo”. Cabello llevó esa discusión política dentro del Parlamento con acciones que fueron tachadas de antidemocráticas: prohibió temporalmente el derecho de palabra a todo diputado que no reconociera la legitimidad de Maduro y ordenó, entre otras cosas, la congelación del pago de los sueldos –según declaró entonces– para obligarlos a reconocer la institucionalidad venezolana.

La sesión del 5 de mayo de 2013 terminó en una golpiza. El diputado Pedro Carreño, del PSUV, propuso la prolongación del veto a los opositores con la venia de Cabello. La protesta de los parlamentarios afectados consistió en usar artefactos sonoros para impedir el trabajo, ante lo cual hubo una reacción violenta de los representantes socialistas. Dos de los que llevaron la peor parte fueron María Corina Machado, diputada independiente por la Mesa de la Unidad Democrática, a quien le fracturaron la nariz y su colega Julio Borges, de Primero Justicia, cuyo rostro mostró señales evidentes de la agresión. Los hechos no fueron transmitidos por la televisora oficial de la asamblea (ANTV), pero se divulgaron gracias a videos que fueron tomados en el hemiciclo.

Cabello condenó los hechos de violencia, pero advirtió que obedecían a una  acción planificada por la oposición: “Lamentamos que al diputado Borges le haya ocurrido eso, pero que sea la víctima no quiere decir que no haya sido el provocador”. En el interín, el presidente del Poder Legislativo lideró los procesos para desconocer la inmunidad parlamentaria de María Aranguren, electa por Monagas, y de Richard Mardo, electo por Aragua, a quienes se les acusó de irregularidades y corrupción. Los afectados insistieron en que eran blanco de acciones políticas para que el oficialismo se hiciera con la mayoría en el parlamento. Cosa que finalmente ocurrió.

A raíz de los sucesos de febrero y marzo de 2014, marcados por una ola de protestas, cierres de calles, disturbios y acciones represivas del gobierno dejaron más de 30 muertes en el país, Cabello describió los hechos como “un intento de golpe de Estado de la derecha facista”. En ese contexto declaró unilateralmente la pérdida de la inmunidad parlamentaria de la diputada independiente, María Corina Machado, a quien el gobierno de Panamá le extendió la posibilidad de ser embajadora alterna de ese país ante la Organización de Estados Americanos, con el propósito de denunciar ante esa instancia la violación a los Derechos Humanos cometidos por las fuerzas del orden público y ofrecer una versión distinta a la del gobierno.

Cabello aludió que al aceptar la oferta panameña la diputada se había separado automáticamente de su cargo, al violentar preceptos constitucionales, que le prohiben a los diputados aceptar honores y cargos de otros países sin la autorización de la Asamblea Nacional. Machado argumentó que la acción representaba un ataque a la voluntad de quienes la eligieron y que la Carta Magna solo establecía que la  muerte, la renuncia, la revocatoria del mandato por vía de un referéndum o la sentencia firme de un tribunal podía traducirse en la pérdida del fuero parlamentario. Cabello, además, asumió la conducción de la Comisión de la Verdad que se creó en el Parlamento –bajo cuestionamientos opositores– cuyo objetivo consistía en establecer responsabilidades por los crímenes cometidos en la crisis de febrero y marzo de 2014. Su posición, sin embargo, estaba lejos de ser neutral: siempre insistió en que todas las muertes eran responsabilidad de quienes adversaban a Maduro, más allá de la evidencia que comprometía a agentes del orden y a civiles armados, simpatizantes del gobierno, en parte de los delitos cometidos. 

Después de ese episodio, el 28 de marzo de ese año, el presidente de la organización The Human Right Foundation, Thor Halvorssen, introdujo una demanda en un tribunal de Florida en contra de los directivos de la empresa contratista del sector eléctrico Derwick, Leopoldo Betancourt López y Pedro Trebbau López. En el proceso también incluyó al empresario Francisco D'Agostino, yerno del banquero Víctor Vargas. En el documento, Halvorssen señala que los directivos de la compañía habrían pagado una comisión de $50 millones a Cabello a través de Banesco Panamá, para obtener un contrato. Tanto Derwick como la entidad bancaria negaron la vinculación con el presidente de la AN.

El 7 de mayo, en una sesión del Parlamento venezolano, Cabello anunció que Estados Unidos le suspedió la visa para poder ingresar a ese país, después de una denuncia que hiciera un presunto desertor de la fuerza aérea venezolana. "Un señor que desertó de aquí de Venezuela, de la Fuerza Aérea, le dijo al gobierno de EEUU sobre una supuesta entrega de dólares en la India a Osama bin Laden".

No obstante, fuentes diplomáticas de EEUU dijeron a Poderopedia que Cabello no pudo haber obtenido una visa, debido a que tiene un veto por su participación en el golpe del 4 de febrero de 1992.

El 13 de noviembre de 2014, Cabello tildó de "falta de respeto" al embajador colombiano en Venezuela, Luis Eladio Pérez, por declaraciones que emitió sobre el asesinato del diputado chavista, Robert Serra. Pérez cuestionó la nacionalidad colombiana de los presuntos asesinos, tal como informaron las autoridades venezolanas días después de la muerte.

Del mismo modo, Cabello lo exhortó a no reunirse con ningún representante de la oposición venezolana y noi hacerle pensar que "está metido en algo raro".
 

Cartel de los Soles

En enero de 2015, quien fue presentado en los medios de comunicación como jefe de seguridad de Cabello, el capitán de corbeta Leamsy Salazar, lo acusó, desde Estados Unidos, de ser líder del narcotráfico en Venzuela. Según reportaje de ABC de España, la Fiscalía General de EEUU prepara una acusación formal contra Cabello. De acuerdo con testimonio de Salazar, quien además fue escolta del presidente Chávez, Cabello dirigía el “Cartel de los Soles”, una red de narcotráfico venezolana administrada únicamente por militares.

Recoge el diario español, la principal prueba de Salazar contra Cabello fue verlo, personalmente, dar órdenes directas para la partida de lanchas cargadas de cocaína. Así mismo, en la nota se vincula al gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, con el cartel y sitúa al hermano de Cabello, José David, ministro de Industrias y actual superintendente del Seniat, como administrador de las cuentas.

En julio de 2014, fue detenido en Aruba el ex director de la Inteligencia Militar venezolana (DIM) y quien se desempañaba como cónsul en ese país, Hugo Carvajal, por órdenes de la Fiscalía de los Estados Unidos. Más tarde, y debido a presiones externas, Aruba liberó a Carvajal. El ex militar era relacionado por Estados Unidos como jefe del Cartel de los Soles, no obstante, según el testimonio de Salazar recogido por el diario español, Carvajal actuaba bajo órdenes de Cabello.

Cabello, un día después de ser señalado por Salazar, dio una entrevista a la emisora radial colombiana BLU Radio. El presidente de la AN desmintió que el militar, ahora en Washington, haya ocupado la jefatura de su equipo de seguridad. Además, insinuó la sospecha de que su acusador fuese el responsable de la desaparición física de Chávez, quien murió en marzo de 2013 producto de un cáncer.

“Da mucha tristeza que esa persona (Salazar) pudiera estar al lado del comandante, pensemos ahora lo que le pasó al Comandante Chávez”, expresó Cabello.

“No tengo la menor duda de que era un infiltrado. Siempre se decía que había alguien de la Armada que está dando información, es una conclusión después de tantas reuniones de seguridad (…) Da mucha tristeza que esa persona estuvo al lado del comandante Chávez, imagínate que pudo haber tenido algún  nivel de incidencia, él comandante ya no está.  Pensemos que no fue él que hizo algo para que el que el comandante muriera, pero y si lo hizo, da mucha tristeza”, se preguntó el presidente de la Asamblea Nacional.

Cabello manifestó que Salazar violó “las normas elementales del compañerismo y de la lealtad, no solo al comandante Chávez, sino a la revolución”.

“¿Cómo puede una persona hacer semejante cosa y después darle la cara a la familia? Uno está en otra cosa no ceder ante las tentaciones del dinero y de la comodidad”, expresó Cabello.

El 29 de abril de 2015 el ex subsecretario de Estado, Noger Noriega, aseguró al diario El Nuevo Herald, de Miami, que el gobierno de Estado Unidos cuenta "volúmenes sustanciales de evidencia" que vincularían a Cabello, así como al gobernadoir de Aragua, Tareck El Aissami, con actividades de narcotráfico. Noriega antes había dado las mismas declaraciones a NTN24 de Colombia.

Paralelamente a esas denuncias, el José El Gato Briceño, ex gobernador de Monagas y rival político del presidente de la AN, dijo que sobre Cabello pesa una orden de detención internacional, por eso no sale del país. En septiembre de 2014, el líder del chavismo suspendió su último viaje anunciado públicamente. Esa vez a Argentina.

Esa sería la tercera denuncia en contra de Cabello desde el 28 de marzo. Una por supuesto soborno y dos por presunto narcotráfico, siempre con diferentes actores.

El 23 de abril de 2015, Cabello introdujo una demanda en contra de los medios de comunicación El Nacional, Tal Cual y La Patilla por hacerse eco de lo publicado en el ABC de España.

Mientras estas denuncias andan por el mundo, el presidente de la AN y vicepresidente del Psuv organiza al partido para las elecciones internas con mira a las elecciones parlamentarias de 2015, las cuales aún no tienen fecha.

El 18 de mayo -a la semana siguiente de solicitar, con éxito, la prohibición de salida del país de 22 directivos de medios venezolanos demandados por difamación en su contra- Cabello fue nuevamente blanco de la prensa internacional: el diario estadounidente The Wall Street Journal informó sobre investigaciones adelantadas por una división élite de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y fiscales federales en Nueva York y Miami contra funcionarios venezolanos, entre ellos Cabello como posible cabecilla, "bajo sospecha" de convertir al país "en un centro global de tráfico de cocanína y lavado de dinero". El diario trató de contactar a representantes de Cabello a través de llamadas y correos electrónicos, pero no hubo respuesta.

Otros funcionarios y ex funcionarios bajo investigación son el gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, el ex director de inteligencia militar, Hugo Carvajal, el comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana, Néstor Reverol, el ministro de Industrias y superintendente nacional Aduanero y Tributario, José David Cabello, y el Jefe de la Región Estratégica de de Desarrollo Integral (REDI) Central, Luis Motta Domínguez.

De acuerdo con el coronel retirado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Julio Rodríguez, -citado en el reportaje- Cabello tiene influencia entre los militares. “(…) el presidente de la Asamblea Nacional tiene lazos estrechos con  46 de los 96 tenientes coroneles a cargo de  batallones en Venezuela”, reza la nota. A propósito de las denuncias que recibe Cabello, por parte del gobierno de los Estados Unidos, sobre sus presuntas vinculaciones con el narcotráfico, Rodríguez dijo que Cabello no hará ningún pacto con el país norteamericano. “Diosdado es un kamikaze (…) Nunca se rendirá”, afirmó.

Al día siguiente de ser conocidas las investigaciones de The Wall Street Journal, Cabello recibió el apoyo de la bancada oficialista del parlamento. El documento le fue entregado por la vicepresidenta de la Asamblea, Tania Díaz, y al momento de recibirlo Cabello reiteró las amenazas a los medios de comunicación que reprodujeron la nota del ABC de España sobre su presunta vinculación al "Cartel de los Soles" y dijo "Los que me acusaron durante años de ser dueño de medio país y de medio mundo los reto a que lo que encuentren en cualquier lugar del mundo y de Venezuela que lo tomen y yo se los doy, dónde firmo?. Quiero saber cuánta gente de la oposición puede decir eso,  yo no voy a seguir ni a asesinar a nadie ahí están los instrumentos legales, si consiguen una prueba que me condenen".

En abril de 2016, una nueva denuncia apareció contra Diosdado Cabello, pero esta vez materializada en acciones concretas. El Comité de Víctimas del Terrorismo (Covite) introdujo un acción legal contra el dirigente chavista en la Audiencia Nacional de España, por haber enaltecido en televisión la memoria de Miguel Ángel Baldana Barrena, reconocido miembro de la organización terrorista ETA. Cabello se refirió a él como "un defensor de los derechos humanos, roble, vertical, íntegro" y un "luchador" por el país vasco.

Constituyentista

Los últimos días del mes de mayo de 2017, Cabello, quien había quedado como un diputado más de los 55 que logró conquistar el chavismo en las elecciones parlamentarias de 2015 -donde la oposición obtuvo los dos tercios de la Asamblea Nacional- renunció a su cargo como diputado lista por Monagas para postularse a la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por Nicolás Maduro con unas bases comiciales que eliminaban las votaciones universales, directas y secretas e introducían elecciones nacionales y sectoriales para escoger a los miembros de la Asamblea Constituyente.

La propuesta, además de crear la figura de elecciones sectoriales en donde la mayor parte de la población no tendría cabida, no presentaba como requisito que la nueva Constitución, una vez redactada, fuese sometida a consideración popular. En medio de un contexto de protestas de calles en contra del gobierno de Nicolás Maduro, que se habían extendido por dos meses y que habían dejado más de 60 muertes para finales de mayo, Cabello y otos voceros del Psuv habían advertido que las primeras decisiones de la constituyente sería revisar las actuaciones de la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, desligada por completo del Gobierno al inicio de las protestas; así como también la gestión de la Asamblea Nacional, electa por más de 70% de la población en diciembre de 2015, y cuyas actuaciones han sido una piedra de tranca para el gobierno de Maduro.

loading
Fuentes de Diosdado Cabello
loading
146 Personas Relacionadas
0 Empresas Relacionadas
24 Organizaciones Relacionadas