Poderopedia

Carlos Osorio

10-10-1964

Ministro de Transporte, designado el 26 de noviembre de 2017 por el presidente Nicolás Maduro. Jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral (Redi) Central, designado el 6 de enero de 2016. Fue ministro de Alimentación -en dos oportunidades-, coordinador del Estado Mayor contra la Guerra Económica y vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria. También estuvo a cargo del Ministerio para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, designado por el presidente Nicolás Maduro desde abril de 2014 hasta marzo de 2015. Se ha desempeñado como coordinador y ministro de la Región de Desarrollo Integral (Redi) de Guayana, como ministro de Alimentación y como superintendente nacional de Silos Almacenes y Depósitos Agrícolas. También ocupó las presidencias de la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval), de la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (Casa) y de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). El día miércoles 20 de abril de 2016 fue convocado por la Asamblea Nacional para comparecer ante la sesión extraordinaria del 21 de abril para que informara sobre las causas de la escasez de productos de la cesta básica, la asignación de divisas para importación de alimentos, la materia prima para su elaboración, irregularidades en el sistema de distribución de la cadenas del gobierno Mercal, Pdval y Casa y los casos de corrupción investigados en Abastos Bicentenario y la Corporación Venezolana de Alimentos, sin embargo, no asistió; razón por la cual fue sancionado por presunta responsabilidad política y hechos de corrupción en la distribución e importación de alimentos. El 23 de enero de 2017 se dio a conocer por Associated Press (AP) que, junto a Rodolfo Marco Torres, está siendo investigado y podría ser sancionado por el gobierno de Estados Unidos, ya que hay denuncias sobre corrupción en la importación de alimentos. El 3 de noviembre de 2017, el gobierno canadiense dio a conocer que forma parte de la lista de 18 altos funcionarios venezolanos sancionados por este Estado, ya que "son responsables, o cómplices, de graves violaciones a los derechos humanos reconocidos internacionalmente, han cometido actos importantes de corrupción o han hecho ambas cosas". Esta medida trae como consecuencia la congelación de bienes en Canadá y la declaración de persona inadmisible en Canadá bajo la Ley de Inmigración y Protección de Refugiados. El 9 de noviembre de 2017 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo incluyó en una lista de funcionarios venezolanos sancionados por presuntamente estar relacionado con fraudes electorales, censura a los medios de comunicación y corrupción en los programas de distribución de alimentos. Como consecuencia, todos los bienes de su propiedad en este país serán congelados y tienen la prohibición de la entrada a este país. El 30 de marzo de 2018 fue sancionado por el gobierno de Panamá por ser considerado de alto riesgo por blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva.

Carlos Alberto
Osorio
Zambrano
Carlos Osorio
10-10-1964
VENEZUELA
https://twitter.com/czosorio
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

Enero, 2015. Los medios de comunicación y las redes sociales reportaban largas colas en distintos abastos y supermercados del país, estatales y privados, para comprar leche, harina, café, azúcar, pollo, carne de res, aceite, detergente, pañales. “Si en Venezuela no hubiese comida, no habría estas colas”, declaró Carlos Osorio, vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, en un Mercal a cielo abierto en la avenida Andrés Bello de Caracas.

Fue designado en ese cargo el 22 de diciembre de 2014, en un país importador de alimentos con problemas de escasez de divisas: las autoridades anunciaron en 2013 la pérdida de 25 mil millones de dólares en el desfalco, mediante empresas de maletín, de la extinta Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) y eso se sumó a una caída de los precios del petróleo –y por ende, del ingreso de divisas- durante la segunda mitad de 2014.

Osorio es uno de los militares que el chavismo puso al frente de la política nacional de alimentos. Egresó, a los 21 años, de la Academia Militar Venezolana en la posición 52 de la promoción de 1985 y bajo el gobierno del ex presidente Hugo Chávez, en 2007, ingresó en la administración alimentaria del Estado: el 13 de febrero fue designado al frente de la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (Sada), ente encargado de controlar, vigilar y fiscalizar el almacenaje y despacho de productos agrícolas.

En 2010 Osorio aseguraba, como máxima autoridad del Sada, que el país tenía suficientes reservas de alimentos de primera necesidad. Tres años después, muchos rubros básicos desaparecieron de los anaqueles. La escasez de alimentos reportada por el Banco Central de Venezuela alcanzó su índice más alto en febrero de 2014 con 33,8%. Al mes siguiente, se ubicó en 26,9%. Y fue lo último que se conoció: desde entonces el BCV no publica información sobre desabastecimiento. Las costuras de la gestión alimentaria del chavismo quedaron expuestas.

Vigilancia militar [insuficiente] de los alimentos

Durante su gestión en Sada, Osorio coordinó diversas inspecciones a frigoríficos, plantas procesadoras y demás establecimientos de la red de producción agroalimentaria. Se propuso combatir el contrabando en la frontera –creó una central telefónica y un correo para la recepción de denuncias al respecto- y el acaparamiento -mediante fiscalizaciones a las cadenas de procesamiento y distribución-.

Anunció la elaboración de un Sistema de Control Agroalimentario para optimizar la vigilancia del Estado sobre la recepción y distribución de productos agrícolas. "No es posible que más de 90% de la producción de azúcar del país se destine a la elaboración de refrescos y otras bebidas cuando hay una escasez del producto para el consumo doméstico. Todo esto lo vamos a evitar (…) se combatirá el contrabando y la venta irregular de alimentos", explicó en 2007. Propuso la creación de una reserva estratégica de tres meses de alimentos y, además, manifestó las aspiraciones gubernamentales de exportar los excedentes de la producción agrícola nacional.  

Estas promesas de soberanía alimentaria no se cumplieron en los años posteriores: el presidente Maduro, de hecho, hizo un llamado a su gabinete Ejecutivo en 2013 para impulsar “la revolución del campo” ante la necesidad de aumentar los niveles de producción y reducir la dependencia de las importaciones.

El Gobierno, sin embargo, le atribuye a Osorio méritos en materia de evaluación y seguimiento. Por eso, en 2010, cuando la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval) se vio envuelta en un escándalo por contenedores llenos de comida importada en mal estado, Osorio asumió las riendas del organismo. El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) había hallado en mayo de ese año más de 30 mil toneladas de alimentos descompuestos en un almacén de Pdval en Puerto Cabello, estado Carabobo. De forma simultánea a las presidencias de Sada y Pdval, Osorio, además, alcanzó en julio un rango más alto: Chávez lo nombró ministro de Alimentación.

Desde esa posición, apoyó la política de nacionalizaciones de Chávez y dijo, por ejemplo, que las empresas Polar y Cargill debían pasar a manos del Estado. Trabajadores rechazaron las amenazas y Cargill, a diferencia de Polar, sí fue expropiada. Otro de los escándalos en su contra fue la denuncia del diputado Ismael García en 2011 sobre el supuesto hallazgo de contenedores con un millón 231 mil 200 litros de leche descompuesta en el Puerto de La Guaira, estado Vargas, específicamente en almacenes de organismos del Ministerio de Alimentación (Minpal): Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (Casa) y Logística Casa (Logicasa). El parlamentario pidió a la Fiscalía General de la República la apertura de una investigación, pero Osorio lo desmintió y no hubo mayores indagaciones sobre el caso.

Algunas fallas de su gestión ministerial (reconocidas en la Memoria y Cuenta de 2011) son: informes estadísticos incompletos de Sada, insuficiencia presupuestaria para cumplir con los compromisos adquiridos con Mercal, así como también, problemas con los proveedores de Pdval. También, Osorio admitió en 2012 la existencia de mafias en entes de Minpal y anunció la desincorporación de los funcionarios Dani Cují y Jorge Aldana,  del Consejo de Trabajadores Socialistas, por la compra de insumos con sobreprecio para las areperas de Pdval y de la Biblioteca Nacional.

La lucha contra la corrupción no fue completa: William Biancucci, capitán retirado del Ejército y empresario del sector ganadero, aseguró -en una entrevista con la revista Bloomberg- que su amistad con algunos oficiales del gobierno le permitió obtener contratos como proveedor del Estado, y entre 2009 y 2011 exportó mercancía por 110 millones de dólares, desde Brasil hacia Venezuela. 

Cuando era presidente de Casa –principal importador de Minpal-, cargo que asumió en calidad de encargado en junio de 2011, también ocurrieron otras irregularidades: el reportaje de investigación “Leche importada se va de contrabando para Colombia”, de la periodista Lisseth Boon, demostró en 2013 la fuga del rubro mediante discrepancias entre estadísticas oficiales de Nueva Zelanda (el país exportador) y Venezuela. Dos años antes, Osorio había descartado la posibilidad de que ocurriera una triangulación de ese tipo: explicó públicamente las funciones del Sistema Integral de Control  Agroalimentario (Sica), en coordinación con Sada, ambos organismos dependientes de Minpal y encargados de vigilar el recorrido de los alimentos dentro del territorio nacional.

Eso decía, confiado, en 2011 y 2012. Pero, después, en 2013 y 2014 el gobierno de Maduro anunció la necesidad de intensificar la lucha contra el contrabando. Las bondades de Sica y Sada, antes exaltadas -y supuestamente garantizadas- por Osorio, se desdibujaron ante la versión gubernamental que aseguró entonces que las principales causas de la escasez de alimentos y la inflación eran, precisamente, el contrabando y el acaparamiento.

Más responsabilidades de control y seguimiento

Cuando Maduro asumió la presidencia y anunció, en abril de 2013, su primer gabinete Ejecutivo, Osorio salió de Minpal. El sucesor de Chávez le asignó otra labor gubernamental: pasó a coordinar la Región de Desarrollo Integral (Redi) de Guayana y un mes después fue designado presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), que agrupa las empresas básicas y enfrenta fuertes conflictos laborales. Era el sexto militar en asumir el cargo. Osorio defendió la presencia castrense, habló de la unión cívico militar promovida por el goierno –“todos somos iguales”- y prometió no botar a nadie. Admitió que su única credencial para ocupar esa posición era “ser venezolano”.

Las protestas de trabajadores de la CVG continuaron por desacuerdos con los contratos y por incumplimiento de pagos. Pero algunos dirigentes sindicales reconocieron un acercamiento entre ellos y el gobierno durante la gestión de Osorio, que finalizó en abril de 2014 cuando regresó al tren ministerial como titular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno.

A finales de año, Maduro lo ratificó como su mano derecha: “He designado al ministro Carlos Osorio como vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, para estar al lado mío las 24 horas del día, facilitar la consulta permanente sobre los temas de la seguridad, soberanía alimentaria, en el nuevo esquema del Estado Mayor Presidencial para la batalla económica”.

Al mes de su nombramiento, Osorio aseguró que la agroindustria venezolana contaba con inventario suficiente para la producción. Propuso que 2015 fuese “el año de la productividad y la victoria”. Habló de productividad, seguridad, soberanía. Un discurso similar al de ocho años atrás.

El 9 de marzo de 2015 fue sacado del gabinete ministerial y designado coordinador del Estado Mayor contra la Guerra Económica. “De verdad es complejo ocuparse de la agenda mía, que es diaria”, dijo Maduro. Pero ese mismo mes, el 25 de marzo, regresó para encabezar Minpal por segunda vez.

En ese mismo mes de marzo, Osorio regresó al Ministerio de Alimentación. Mediante gaceta oficial 40.627, el presidente Nicolás Maduro lo designaba nuevamente en la cantera. El general ahora mantiene dos cargos, continúa como viceministro de Seguridad y Soberaía Alimentaria.

El dos veces ministro de Alimentación no asistió a la sesión extraordinaria del 21 de abril de la Asamblea Nacional donde debía informar sobre las causas de la escasez de productos de la cesta básica, la asignación de divisas para importación de alimentos, la materia prima para su elaboración, irregularidades en el sistema de distribución de la cadenas del gobierno y casos de corrupción en Abastos Bicentenario y la Corporación Venezolana de Alimentos. Dos días antes, el portal www.cuentasclarasdigital.com publicó datos de una empresa maletín registrada en Panamá por cuñados de Osorio -Jesús Tomás Marquina Parra y Néstor Enrique Marquina Parra-, beneficiada con más de 6 millones de dólares por importación por parte de la Corporación de Abastecimientos y Servicios Agrícolas (Casa) durante su gestión como ministro.

loading
Fuentes de Carlos Osorio
loading
7 Personas Relacionadas
0 Empresas Relacionadas
7 Organizaciones Relacionadas