Poderopedia

Popular Ahora:
loading

Pablo Longueira

12-08-1958

El llamado "líder popular de la UDI" comenzó su carrera política hace 35 años cuando fue designado por Augusto Pinochet presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la U. de Chile. Posteriormente colaboró con él como asesor del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y en 1993 fue uno de los que fundó la UDI junto a Jaime Guzmán. Para el plebiscito del 1988, apoyó la opción SÍ, que pretendía dejar en el poder al dictador hasta 1997. Con el retorno de la democracia fue elegido diputado por los distritos 30 (Buin, Calera de Tango, Paine y San Bernardo) y 17 (Conchalí, Huechuraba y Renca), respectivamente. Luego asumió como senador por Santiago Oriente pero no alcanzó a terminar su período, pues el 18 de julio de 2011 el presidente Sebastián Piñera lo nombró ministro de Economía, Fomento y Turismo. Dejó este cargo para asumir como precandidato presidencial del gremialismo luego de que Laurence Golborne anunciara que bajaba su candidatura. Tras ganar las elecciones primarias a Andrés Allamand se transformó en el candidato único de la Alianza por Chile. Sin embargo, el 17 de julio de 2013 bajó su postulación por una depresión profunda. Apareció publicamente cuatro meses después para votar en las elecciones presidenciales y el 4 de diciembre anunció su retiro de la política.

Juan Pablo
Longueira
Montes
Pablo Longueira
12-08-1958
CHILE
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

Juan Pablo Longueira Montes, quien manifestó en numerosas ocasiones sus aspiraciones presidenciales, se movía en la política como en un tablero de ajedrez. Frontal como los peones ya declaraba a “Caras Ego” en agosto de 2006 cuál era su estrategia para ganar la partida presidencial de la derecha: "adueñarse de la clase obrera y combatir la concentración económica. Si hubiera sido presidente no habría aceptado la fusión del Banco de Santiago con el Santander”, señalaba en esa época.

Incorporó en la página web de su fundación “Chile Justo” una nómina de las empresas que más violaban las leyes laborales, inició un inédito acercamiento con la CUT aprovechando su amistad con el entonces líder de la multisindical Arturo Martínez, polemizó públicamente con Joaquín Lavín y se desmarcó en varias ocasiones del empresariado. Estas fueron solo algunas de sus jugadas para llegar a La Moneda.  Sin embargo, le costó avanzar en su cometido, pues según la encuesta CEP, fue uno de los políticos con más alto rechazo en varias ocasiones.

 

EL ESTILO LONGUEIRA

Al ex ministro Longueira,  que salió del gobierno con un 50% de aprobación según la encuesta Adimark de marzo de 2013, se le acusó en reiteradas ocasiones de ser populista, con más fuerza en el gobierno de Sebastián Piñera por proponer cosas como una reforma tributaria para financiar una reforma a la educación, así como la eliminación o reducción del impuesto específico a la combustibles.

En tanto, su estilo conservador quedó demostrado el 17 de mayo de 2011, cuando presentó en el Senado junto a Andrés Chadwick, un proyecto de reforma constitucional para buscar consagrar el concepto de matrimonio como exclusivo de la unión entre un varón y una mujer que no resultó muy popular entre la ciudadanía. En respuesta, el Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) criticó duramente el proyecto, considerándolo homofóbico y transfóbico. El proyecto de ley fue retirado dos días después

 

EL LÍDER POPULAR DE LA UDI

El llamado "líder popular de la UDI" comenzó su carrera política hace 35 años,  durante el Régimen Militar cuando fue elegido en 1981 presidente del Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI) de la Universidad de Chile, al año siguiente fue designado presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad de Chile (FeceCh) por Augusto Pinochet. Posteriormente colaboró con él como asesor del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

En 1983 fue miembro del comité fundador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), que nació del movimiento Gremial de la Universidad Católica, y que tuvo como gran impulsor al ex senador Jaime Guzmán, con quien además mantuvo una cercana relación.

Para el plebiscito del 1988, apoyó la opción SÍ, que pretendía dejar en el poder al dictador hasta 1997. Con el retorno de la democracia, Longueira ganó en las urnas un cupo para ser diputado, representando al distrito número 30 (Buin, Calera de Tango, Paine y San Bernardo). Luego de dos reelecciones en ese lugar, pasó a ser diputado durante el período 2002-2006 por el distrito número 17 (Conchalí, Huechuraba y Renca).

En 2006 asumió como senador por la Octava Circunscripción Senatorial Metropolitana Oriente. No alcanzó a terminar su período, ya que Sebastián Piñera lo nombró ministro de Economía, Fomento y Turismo.

 

SU ACUERDO CON LAGOS

La Concertación le debe algunos “favores” al ex candidato de la UDI. Un ejemplo de aquello fue el denominado "acuerdo Lagos-Longueira" del 16 de enero de 2003 para modernizar el Estado y dar una salida políticamente consensuada a los numerosos casos de corrupción (Coimas, Mop Gate, Ciade, sobresueldos, concesiones, Corfo, Inverlink) que afectaban la estabilidad institucional del gobierno de Lagos.

Fruto de esto es la legislación sobre financiamiento electoral, probidad, alta dirección pública, entre otros aspectos.

Según La Tercera, pocos en la UDI apoyaron esta estrategia. Novoa, de hecho, tuvo fuertes restricciones a esa maniobra, por considerar que se estaba cediendo “más de la cuenta”. Pero no hubo posibilidad de frenar al timonel gremialista quien, desde entonces, comenzó a cosechar elogios de sus adversarios. Algo que no sólo le permitió dejar atrás su fama de duro, sino que robusteció las ambiciones de su círculo por transformarlo en un presidenciable.

Algunos en la UDI veían que fue justamente este efecto el que terminó por perjudicar a Longueira. Por un lado, porque las decisiones del partido comenzaron a descansar en él. Y, por otro, porque se cristalizó una conducción más personalista que las de antaño. Otros, señalaba el matutino, relativizaron, esa conclusión. Decían que, más allá de las discrepancias, en la UDI las decisiones clave fueron colegiadas. Pero lo claro es que nadie tuvo poder de veto frente a Longueira.

Su cercanía con Ricardo Lagos no solo quedó demostrada con este episodio. En 2006, Longueira reveló en entrevista  a “Caras Ego”,  que con el ex presidente no eran amigos, pero se tenían confianza y respeto mutuo. "Tenemos una visión parecida de cómo conducir. Tuve reuniones reservadas con él. Podíamos hablar de cualquier cosa y yo, aunque esté picado como su opositor, cumpliré la palabra: mantener esos encuentros reservados. En la política chilena no hay muchos caballeros, en una vuelta se enojan y filtran todo", confidenció en esa oportunidad.

Agregó que con Lagos se reunían cuando él lo estimaba: "de repente me llamaba por teléfono. Cuando tuvo que postergar la puesta en marcha de la Reforma Procesal Penal en Santiago yo andaba en el sur. Vino ese anuncio y El Mercurio y todos se tiraron en contra. Entonces me llamó y me dijo: 'Pablo, necesito que me apoyes, no están terminados los edificios'. Pedí que formáramos una comisión calificada para darle a nuestro sector una explicación. Y lo hice".

 

EL HOMBRE FUERTE DE LA UDI

Pablo Longueira logró un gran liderazgo nacional especialmente durante su periodo como presidente de la UDI. "Su cercanía al mundo popular lo posiciona hasta hoy como el hombre fuerte de su partido, una especie de líder natural y popular que ha llevado al gremialismo a transformarse en el partido de mayor presencia del país, tras alcanzar 23,04% de los votos en las elecciones parlamentarias del 2009", así lo describía La Tercera en abril de 2013.

A renglón seguido agregaban que a Longueira no se le podía desconocer que mientras estuvo al frente de la UDI llevó a su partido a ser el más votado en las elecciones parlamentarias para diputados del 2001 (25,18%), 2005 (22,36%) y 2009 (23,04%), y estar dentro de los más votados en las municipales 2012 (17,99%).

Juan Pablo Longueira Montes, que nació en Osorno, estudió en el colegio Marambio de Meilipilla y egresó del colegio San Ignacio de Alonso Ovalle, fue secretario general de la UDI en 1988, vicepresidente entre 1989 y 1994, y prosecretario entre 1994 y 1998, año que fue electo presidente de la tienda.

En 1999 organizó la campaña presidencial de Joaquín Lavín , logrando la votación más alta del siglo XX en Chile para un candidato de derecha. Asimismo, logró que la UDI obtuviera grandes votaciones en las elecciones municipales (2000), la elección parlamentaria (2001) (que llevó a la UDI a su votación máxima histórica y a ser el partido más votado de Chile, quitando dicho rótulo a la DC), y las elecciones municipales (2004).

 

SU ENOJO CON EL MERCURIO

En 2001 Pablo Longueira fue protagonista de un ranking publicado por la revista "El Sábado" de El Mercurio, en donde figuraba como el segundo personaje más temido de Chile después de Ricardo Claro. El candidato gremialista relató a Caras Ego que se le pidió la opinión a 50 personas, algunas de las cuales le señalaron que habían sido influenciadas para mencionarlo. Fue tal su molestia porque consideró que el artículo ponía en riesgo su integridad y la de su familia, que se lo manifestó directamente a Agustín Edwards: "Tengan claro que El Mercurio va atener que hacerse cargo de mis siete hijos si me pasa algo. Yo no tengo ni una pistola en mi casa. Y no entiendo cómo alguien puede sentir miedo hacia mi", le dijo enérgicamente.

 

CASO SPINIAK

El 2003, cuando Longueira aun era presidente de su colectividad reventó el caso Spiniak alcanzando gran repercusión mediática. El escándalo, que se inició con la detención del empresario Claudio Spiniak debido a su participación en redes de pedofilia, tenía hasta ese minuto ribetes más bien policiales.

Sin embarg o,  la intervención de la ex diputada Pía Guzmán el 10 de octubre de 2003 cambió el rumbo de las cosas al implicar en el caso a dos senadores de la Alianza por Chile (Jovino Novoa y Carlos Bombal) y uno de la Concertación (Nelson Ávila). Los personeros finalmente fueron exculpados, porque las acusaciones eran falsas, pero durante ocho meses estuvieron en entredicho.

A juicio de su partido, Longueira en su rol como timonel de la UDI, cometió muchos errores en el manejo de la crisis, lo que condujo a un acuerdo entre Jovino Novoa, el principal afectado por la tormenta,  Joaquín Lavín y los  llamados “coroneles” del gremialismo para marginarlo, neutralizarlo y quitarle importantes cuotas de poder, publicó La Tercera en un reportaje del 21 de diciembre de 2003.

Fue así, agrega el medio, como la directiva de la UDI  acordó poner fin al debate público sobre la existencia de un complot contra el partido, que era el principal argumento de Longueira, a fin de encauzar hacia el plano judicial cualquier pista que permitiera probar la inocencia de Novoa.

Longueira estuvo de acuerdo con la nueva estrategia. De ahí la total sorpresa que hubo en la directiva cuando se divulgaron detalles de su encuentro con el senador Nelson Avila (ex PPD), también sindicado en la causa.

La extrañeza se tornó en indignación poco después, cuando el propio timonel lanzó por la prensa lo que a su juicio era el vuelco definitivo en el caso: “la ubicación con vida de Margarita, una niña que, según la versión de la UDI correspondía a la menor que supuestamente desapareció de una casa de Spiniak, de acuerdo con el testimonio de la llamada ‘testigo clave’ del proceso, Gemita Bueno. Pero según esta última, Margarita es otra”.

“Por fin se desplomó el montaje. Apareció viva la niñita, y la Gema no ha estado nunca en casa de Spiniak”, recalcó Longueira.

“Una desinteligencia”, fue la palabra más suave para tildar su encuentro con Ávila, de la que nadie en la directiva fue informado previamente. Tampoco Novoa, quien se decidió a hablar con Longueira. “Para él no era bueno aparecer involucrado con otro caso en que no puede dar fe de la inocencia del imputado que, además, es un adversario político”, resumió un cercano al senador.

El reportaje de La Tercera consigna que la maniobra para neutralizar a Longueira siguió el ritual de los golpes internos en la UDI: “sin alarde y con gestos de reconocimiento hacia el afectado”.  En este caso esas señales se manifestaron en el lanzamiento de su libro autobiográfico “Mi testimonio de fe” escrito por Longueira mientras afrontaba los peores momentos del caso Spiniak.  Esta obra salió a la luz tras sortear la oposición de la mayoría de los dirigentes gremialistas, algunos de los cuales hicieron todo lo posible porque el ex dirigente aplazara o congelara su entrada a imprenta. Incluso, importantes figuras del partido dudaron hasta último momento en asistir al acto.

Pese a esto, el lanzamiento terminó siendo un reconocimiento a la labor del timonel, quien fue vitoreado por la concurrencia, entre quienes se encontraban varios de sus más acérrimos críticos por su manejo de la crisis Spiniak.

 

ROCES CON RN

Durante 2003 también se acentuaron los roces y conflictos entre RN y la UDI, debido principalmente a una disputa entre ambos partidos por el liderazgo al interior de la Alianza por Chile. Así como a las desavenencias personales entre los presidentes de ambos partidos.

Lo anterior lo llevó a dejar el cargo en marzo de 2004 cuando decidió no optar a un nuevo periodo a petición de Joaquín Lavín, quien por ese entonces era el líder de la Alianza, luego de una serie de roces con el otrora presidente de Renovación Nacional, Sebastián Piñera. Finalmente dio un paso al costado admitiendo que “no merecía irme de esa forma”. Señaló que dejaba la presidencia del partido como un gesto para contribuir a la solución de la grave crisis que enfrentaba la Alianza por Chile.

Durante la elección presidencial de 2005-2006, al mismo tiempo que busca un cupo en el Senado, apoyó la opción presidencial de Joaquín Lavín en primera instancia y luego se sumó a la candidatura de Sebastián Piñera para la segunda vuelta.

Con Andrés Allamand, su contendor en las primarias de la Alianza por Chile que se realizaron el 30 de junio de 2013,  también tuvo algunos conflictos. Elecciones internas, negociación de cupos parlamentarios, presentación de proyectos y una acusación constitucional fueron los escenarios donde Allamand y Longueira se enfrentaron durante los últimos 20 años.

 

LOS ENFRENTAMIENTOS ENTRE LONGUEIRA Y ALLAMAND

Ambos compartieron en el gabinete de Sebastián Piñera entre 2011 y 2012, en la Cámara de Diputados entre 1994 y 1998 y en el Senado entre 2006 y 2011. Sin embargo, su relación estuvo marcada por diversas disputas, especialmente en los años 90 por la negociación de los cupos parlamentarios en las diversas elecciones y la política de acuerdos iniciada por Allamand, en apoyo a las reformas del gobierno de Patricio Aylwin.

En abril de 2013, La Tercera publicó un artículo que recopiló tres episodios donde vieron enfrentados.

Apodado el “Pungueira”: Uno de los primeros roces entre ambos ocurrió antes del retorno a lo democracia. En marzo de 1988 se realizaba la elección de la mesa directiva de RN, partido que en esos años aunaba a varias corrientes afines al gobierno del general Pinochet, entre ellas la UDI. Durante la jornada, Pablo Longueira llegó con decenas de seguidores a bordo de micros hasta la sede del partido, lo que generó conmoción entre los dirigentes de la tienda. Según recuerda Andrés Allamand en su libro "La Travesía del Desierto", cuando terminaba la votación “apareció un grupo de pobladores en una micro a amenazar a militantes y dirigentes que estaban votando. La situación hacía recordar a los grupos de choque y matones a sueldo de los tiempos de la UP”. Allamand agrega que “el acarreo del lumpen fue el motivo que tuvo el tribunal supremo para inhabilitar por un año a Pablo Longueira como dirigente”. Tras este incidente, la UDI se separó finalmente de RN y algunos militantes bautizaron a Longueria como “Pungueria”.

Acusación contra Servando Jordán: Pablo Longueira, junto a Carlos Bombal, lideraron una acusación constitucional contra el presidente de la Corte Suprema Servando Jordán por “notable abandono de deberes”. El trasfondo de la misma eran los supuestos vínculos del juez con el conocido narcotraficante Mario Silva Leiva.  Con esto, ambos parlamentarios se transformaron en estandartes en la lucha contra el narcotráfico, especialmente Bombal que buscaba un escaño en el Senado por la circunscripción Santiago Oriente y donde se mediría con Allamand. El entonces diputado RN fue sorteado para presidir la comisión que investigaría la acusación contra Jordán. Luego de semanas de debates, finalmente votó en contra de la acusación. Según el libro "La Historia Oculta de la Transición" de Ascanio Cavallo este hecho fue clave para la derrota senatorial de Allamand. De hecho, Cavallo señala en su libro que Longueria creía que si “Allamand apoyaba la acusación legitimaba a Bombal y se pondría detrás de él y si la rechazaba se le podía acusar de mostrar debilidad en la lucha contra la droga”.

Proyecto laboral: en 2007, cuando ambos eran senadores, volvieron a tener un roce esta vez por la presentación de un proyecto laboral. Allamand ingresó la moción argumentando que se trataba de un “trabajo en equipo” sin señalar a los demás autores. Esto molestó a Longueira y acusó a Allamand de sacar “pequeñas ventajas” ya que ambos habían trabajado en el proyecto. “Si tú estás trabajando en equipo, estás trabajando en conjunto, entonces lo mínimo es una lealtad. Entonces, bueno, (Allamand) la rompió”, comentó en Radio Futuro.

"Veníamos trabajando durante un año y medio muy bien. A mí no me importaba que él en muchos proyectos me dijera haz tú esto, tú entiendes de esto. Hoy día, por ejemplo, tenemos en la comisión de trabajo un proyecto que es importante y todas las indicaciones las hice yo, que son sobre los trabajadores de la locomoción colectiva, rural e interurbana. Todas las indicaciones están presentadas por los dos. Y las hice todas yo. Pero en ningún minuto se me ocurriría a mí auto adjudicarme esto. Era un trabajo en equipo", agregó en esa ocasión el ex abanderado de la UDI.

 

CÓMO LLEGÓ AL DIRECTORIO DE LA U. SAN SEBASTIÁN

En 2010, tras el accidente aéreo ocurrido el 1 de marzo en que murieron tres ejecutivos de la inmobiliaria Andrés Bello y tres académicos de la Universidad San Sebastián, incluido Marcelo Ruiz Pérez, íntimo amigo y compadre de Longueira, el ex ministro de Economía fue contactado por los hijos de Ruiz para que los representara en la junta directiva de la Casa de Estudios.

Según un artículo publicado por El Mostrador, Ruíz Pérez fue militante histórico de la UDI y uno de los socios de la Inmobiliaria Andrés Bello desde 1991 y la universidad del mismo nombre que en 2007 adquirieron la Universidad San Sebastián.

Ambos fueron compadres de bautizo y en varias ocasiones veranearon juntos en el sur. Su relación se vincula con los inicios de la UDI. Más tarde, sus destinos se entrecruzaron en el naciente mundo de las universidades privadas.

Según registros del Observatorio Chileno de Políticas Educativas y los datos relatados en una entrevista a Luis Cordero, en 1991 la sociedad COPRA de Longueira, Chadwick, Cordero, Fernández y Serrano ingresó a la propiedad de la Sociedad Inmobiliaria Andrés Bello y la Universidad del mismo nombre. Fundada en 1988 por Víctor Saleh, accionista mayoritario con un 72% de la propiedad, Francisco Luna, con un 25%, y por Luis Cordero, Ignacio Fernández y Marcelo Ruiz Pérez, con un 3% en total, la Universidad Andrés Bello pronto incorporó nuevos socios.

Tras una crisis en 1995, Saleh decidió vender y se sumaron al negocio el ex gerente de Celco Alejandro Pérez, Jorge Selume, Juan Antonio Guzmán, Miguel Ángel Poduje, el dueño de Copesa Alvaro Saieh; y el propietario de Sonda y amigo del ex presidente Piñera, Andrés Navarro.

Ocho años después, en 2003, el grupo transnacional Sylvan Laureate (ahora de propiedad del fondo Kohlberg Kravis Roberts) compró el 80% de la Universidad Andrés Bello en cerca de 70 millones de dólares, mientras que los socios vendedores se quedaron con el verdadero negocio: los activos inmobiliarios; asumiendo el compromiso de no vincularse con otros proyectos universitarios antes de cuatro a cinco años.

El plazo se cumplió y en mayo de 2007 la Universidad San Sebastián fue comprada por el ex gerente de LAN Luis Ernesto Videla, Alejandro Pérez, Andrés Navarro, Luis Cordero y Marcelo Ruiz, iniciando un ambicioso plan de expansión y construcción de infraestructura que como balance a fines de 2010 incluía campus en Santiago (incluida la nueva sede de Bellavista con Pío Nono y la futura sede donde estaba el Santiago College), Concepción, Valdivia, Osorno y Puerto Montt; con una matrícula total que bordea los 15 mil estudiantes, y la idea de sumar otros 10 mil antes de 2015.

Según El Mostrador “no está claro en qué momento COPRA dejó de ser accionista de la Inmobiliaria Andrés Bello y bajo qué circunstancias”. Tampoco, agrega el medio, en qué momento Chadwick y Longueira finiquitaron su participación en la sociedad anónima y a cambio de qué. Pero sí hay publicaciones de que en medio del debate sobre el lucro en la educación, Longueira se ha manifestado a favor.

 

MINISTRO DE ECONOMÍA

En julio de 2011 fue nombrado ministro de Economía por el entonces presidente Sebastián Piñera, siendo reemplazado en el Senado por la ex ministra secretaria General de Gobierno, Ena von Baer.

De acuerdo a lo publicado por el Diario Financiero, Longueira reconoció que jamás se imaginó que desde el Ministerio de Economía podía enfocarse en los temas que más le interesaban, como eran todos aquellos relacionados con lo social. “Bastó que el Presidente le encomendara abocarse a luchar por los problemas de desigualdad que afectan en especial a los sectores medios, para que comenzara su gestión como un huracán, arremetiendo frontalmente en contra de los abusos, sin dudar de responsabilizar de ellos a las malas prácticas de sectores empresariales”.

Con el caso de La Polar transformándose en un emblema de las situaciones que perjudican a los consumidores, no titubeó en partir denunciando posibles irregularidades en otra empresas del retail.

Pero aunque su misión en el gabinete lo hicieron ganar popularidad, se convirtió en el blanco de las críticas de muchos sectores de la derecha más ortodoxa, sobre todo empresariales, quienes lo acusaron de populista, apuntando a que con sus acciones incluso podría poner en riesgo el actual sistema económico.

El sector empresarial no solo se molestó con su discurso o con actitudes como ser el gran promotor de una reforma tributaria, sino también con distintas medidas, como el Sernac Financiero, al extremo que el gerente general del Banco de Chile, Arturo Tagle, calificó el proyecto como derechamente de inspiración soviética.

El mismo medio señalaba que Longueira encontró la oportunidad para liderar desde el gobierno una lucha por aquellas causas que siempre lo habían estimulado, como lo confirmó su trabajo con los sectores populares que permitieron una importante presencia de la UDI en las poblaciones.

Estuvo en el cargo hasta el 29 de abril de 2013, renunció para asumir como candidato presidencial de la UDI en reemplazo de Laurence Golborne.

El día que dejó el ministerio, el ex mandatario se refirió a las gestiones del ex titular de Economía mientras estuvo en el cargo: “Siempre ha sabido poner su liderazgo, su entusiasmo, su vocación de servicio público, su fuerza y también su compromiso en las tareas en las cuales él se compromete", señaló a los medios el día de la asunción del nuevo ministro de la cartera, Félix de Vicente.

Longueira “ha conseguido grandes logros y avances en el ministerio (...) Podríamos mencionar muchos: la nueva ley de pesca y apicultura; el renacimiento de la industria del turismo del país (...) Podríamos seguir: la defensa permanente e irrestricta de los consumidores y el fomento de las Pymes", enumeró el entonces mandatario.

 

LEY LONGUEIRA

Un capítulo aparte merece la compleja tramitación en el Congreso de la Ley de Pesca - llamada “Ley Larga de Pesca” o “Ley Longueira” en alusión él quien la patrocinó- que se inició el 14 de diciembre de 2011 y que reemplazó a la legislación anterior del 2002-  que caducó el 31 de diciembre de 2012 y que tuvo una vigencia de 10 años.

La discusión de la norma, que fue cuestionada por la ciudadanía, no estuvo exenta de polémica, ya que sus retractores aseguraban que sólo beneficiaba a las siete familias más grandes de la industria pesquera, dejando de lado a los pescadores artesanales y los pueblos originarios.

Fue así como surgieron expresiones audiovisuales tales como “Rompe La Red”, “Algo Huele Mal”, “Salvar Nuestros Peces” (con la participación de figuras televisivas que refutan la ley) y “Yo Pesco”. Todas estas coincidían en que la principal desventaja de la nueva legislación era la acumulación de capital por parte de las familias involucradas.

Durante la tramitación de la ley se presentaron cerca de mil indicaciones al texto original del Ejecutivo,  y mientras duró su debate se levantaron protestas de pescadores artesanales y salieron a la palestra acusaciones de conflictos de interés de los parlamentariosAndrés ZaldívarCarlos Larraín y Jovino Novoa.

De acuerdo a lo publicado por TVN, el  13 de noviembre de 2012, la Comisión Mixta, formada por diputados y senadores, propuso que se llegara a un acuerdo con el Senado sobre los 10 puntos que habían sido rechazados por la Cámara Baja, los cuales finalmente fueron resueltos. Dentro de las modificaciones que efectuaron a la ley, se establecía que cuando una pesquera alcanzara el 90% de su Rendimiento Máximo Sostenible habría una licitación del 15% de la cuota de pesca industrial; y para evitar que se produzca una baja en los ingresos del Estado, producto a la disminución de captura de especies, se aumentó de 3,3% a 4,2% del valor comercial de las especies. Además, de la  aprobación por 20 años renovables de licencias transables de pesca.

Finalmente, tras un año de debate, el Senado aprobó el 19 de diciembre de 2012 las modificaciones presentadas por la Comisión Mixta por 23 a favor, 7 en contra y 4 abstenciones, con lo que concluyó el trámite constitucional y  se ratificaron las modificaciones al proyecto de Ley de Pesca que entrará a regir este 2013.

“Chile gana con la aprobación de la Nueva Ley de Pesca y Acuicultura (...) Es una Ley que da estabilidad en Chile a un sector que necesitaba profundos cambios para asegurar la fuente de trabajo de más de 120 mil familias", señaló Longueira el día que se aprobó la Ley.

"Esta iniciativa abre el paso a la ciencia  y la investigación por sobre otros criterios a la hora de tomar decisiones sobre el futuro de las pesquerías, mejorando la fiscalización de los recursos pesqueros que pertenecen a todos los chilenos. Nunca antes se había despachado en Chile una Ley Larga de Pesca que permitirá contar con reglas claras para todos los actores. Creemos que con esta Ley ganan los pescadores artesanales, gana el medio ambiente, gana el emprendimiento y la protección de los recursos“, agregó.

En tanto Juan Carlos Cárdenas, director de Ecoceanos, declaró que “los ciudadanos tenemos la obligación y el derecho a denunciar y oponernos pacíficamente a través de la desobediencia civil a la imposición de leyes injustas como lo es la Ley Longueira, impuesta por un Parlamento seriamente cuestionado por la mayoría de los ciudadanos, el cual pretende entregar la propiedad de los peces de la actual y futura generaciones de manera gratuita y a perpetuidad a siete de las familias mas ricas del país”.

 

LA PELEA CON LA TERCERA QUE IMPACTÓ A LA ELITE

En 2012, La Tercera (el principal diario de Copesa) y el ex ministro de Economía, Pablo Longueira, tuvieron un fuerte enfrentamiento. El hecho dejó al desnudo la resistencia que despertaba en la elite económica y también por el sector del gremialismo vinculado a Jovino Novoa, su figura.

El episodio más público de esta pugna ocurrió cuando en 2012, el Sernac determinó que los centros comerciales no debían cobrar por los estacionamientos y baños. El tema enfrentó a Longueira y el principal medio de Copesa. Un artículo de Reportajes de La Tercera, publicado el sábado 26 de mayo de 2012, informaba que el senador Novoa habría mantenido un fuerte intercambio privado de opiniones con Longueira por este asunto.

Fue así como en la sección cartas al director del periódico de Copesa, el ex secretario de Estado hizo ver su molestia: “se señala (en el artículo) que el senador Novoa habría hablado conmigo el día martes 15, para presentarme su molestia respecto de la actuación del Sernac en el caso de los estacionamientos de centros comerciales”.

“Más aún, reitera en una bajada de título que ‘el senador Novoa planteó fuertes reparos al ministro Longueira por la ofensiva, pues se acentuaba la idea de que los ricos son malos’”, agrega Longueira, quien negó tajantemente que haya conversado con el senador gremialista, “personal o telefónicamente, sobre este tema; y es totalmente falso que me haya manifestado las expresiones utilizadas en dicho artículo o alguna otra similar”, insistió en la misiva.

A reglón seguido, el titular de Economía concluye con cierta severidad: “Lamento que su medio de comunicación incurra, una vez más, en afirmaciones equivocadas, falsas o inexistentes en relación a mi persona. Entiendo que como ministro de Estado debo estar disponible a la crítica ciudadana o de la opinión pública, pero ello no ampara que su medio de comunicación afirme hechos y situaciones falsas y que sólo existen en el ámbito de las oscuras especulaciones”.

Pero eso no fue todo, la anterior carta venía acompañada por una Nota de la Redacción que terminó por encender los ánimos. En ella el medio reconocía su error, pero terminaba sosteniendo que Longueira tenía una “visión distorsionada de la realidad, públicamente conocida, que ha causado polémica en el pasado”. Eso, aludiendo al capítulo en el que Longueira afirmó que el fundador del gremialismo, Jaime Guzmán, le había hablado durante los tensos días del Caso Spiniak.

El Mostrador consigna que en la UDI no lo podían creer. “Algunos incluso le atribuyeron la autoría de la dura respuesta a Cristián Bofill, entonces director de La Tercera. Sin embargo, el tonelaje de los poderes enfrentados hizo que ningún dirigente de la tienda gremialista saliese a defender públicamente a Longueira. En La Moneda también mantuvieron sepulcral silencio sobre el tema. En privado, desde Palacio se comunicaron con la plana mayor de Copesa para acordar bajar el perfil a la pugna, ya que no era beneficioso para ninguna de las partes involucradas”.

En defensa de Bofill salió su ex compañero en el panel de Tolerancia Cero, Fernando Paulsen. El rostro de Chilevisión sostuvo a través de Twitter que “el burdo insulto siquiátrico de La Tercera contra Longueira no lo hizo Bofill”. Otra versión que circuló al interior del periódico y que fue difundida por El Mostrador,  señalaba que la respuesta la habría redactado el propio Jorge Andrés Saieh, presidente de Copesa, quien habría agregado el polémico párrafo final. El medio electrónico publica textual la tesis que fue “una pasada de cuenta del empresariado a Longueira, por las medidas que promovió desde que asumió en Economía. El tema de que los centros comerciales no debieran cobrar por el uso de los estacionamientos y los baños fue la gota que rebasó el vaso”.

De todas formas el ex director de La Tercera pidió disculpas públicas a Longueira, argumentando que el hecho habría sido un malentendido.

 

EL CANDIDATO

En 2006 Longueira decidió armar su candidatura presidencial, pese a que solo el 2% de los consultados por el CEP dijo que le gustaría verlo de Presidente de La República. Su pelea por imponerse también le provocó roces en su partido, pues dos de sus antiguos amigos del gremialismo, Juan Antonio Coloma y Jovino Novoa-a quien apoyó erráticamente pero a concho en el caso Spiniak (ver subtítulo) - proclamaron a Jacqueline van Rysselberghe como presidenciable y no a él.

Sin embargo, siete años después, cuando se desempeñaba  como ministro de Economía de Sebastián Piñera, consiguió el apoyo de su partido.

En 2013 en una entrevista con El Mercurio Longueira aseguró que estaba dispuesto a ser el candidato de la UDI, aclarando que “no quiero sonar soberbio, pero yo sé que es el deseo de muchos, reconozco el liderazgo que tengo y todos los días hay gente que me lo plantea”.

Finalmente, el 29 de abril de 2013 renunció al ministerio de Economía,  y luego de una “preparada operación política”, llamada “El Derechazo” por Qué Pasa, fue proclamado como candidato presidencial de la UDI en reemplazo del independiente Laurence Golborne, quien  tuvo que declinar su candidatura por el fallo que condenó a Cencosud por cláusulas abusivas y alzas unilaterales en los costos de mantención de su tarjeta Jumbo Más y por haber omitido en su declaración de intereses la sociedad Sunford Management Corp, creada en el "paraíso fiscal" de Islas Vírgenes.

La revista analizó los hechos de la siguiente forma: “Golborne era un candidato fallido para los dirigentes del oficialismo. En cinco meses de campaña no logró movilizar a la UDI, despegar en las encuestas ni ganarse aliados en el gobierno, debido a su estrategia de desmarcarse de la administración Piñera. Estaba aislado y su comando no tenía habilidad política, como demostró con su improvisada reacción tras el fallo de la Corte Suprema contra el alza unilateral de comisiones de las tarjetas Jumbo Más cuando él era gerente general de Cencosud. Esto pese a que el fallo estaba anunciado desde el 12 de marzo, cuando la corte ordenó su redacción. Confiado en que su popularidad lo mantendría blindado, tampoco preparó ningún plan para enfrentar las denuncias de tener parte de sus recursos en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes, sin registrarlo abiertamente en su declaración de patrimonio. Nadie quiso salir a defenderlo y el episodio terminó por sellar su destino. Por más explicaciones que diera, de un día a otro se había instalado que el candidato de la meritocracia estaba asociado a los abusos del retail y a la evasión tributaria. Aunque lograra vencer a Allamand en las primarias, llegaría gravemente dañado a enfrentar a Bachelet, y para La Moneda y la UDI el diagnóstico era claro: se requería cirugía mayor”.

Ese lunes 29 de abril, el día en que proclamaron con bombos y platillos a Longueira, asistieron más de 250 consejeros de la UDI al evento. Qué Pasa relata que el ambiente había mucha crítica a Allamand, a quien culpaban por la crisis, y los militantes se dividían entre quienes apoyaban a Longueira y los menos, que insistían por Golborne. La mayoría era partidaria de ir a primera vuelta para potenciar las elecciones parlamentarias, pero finalmente se optó por ir a primarias donde Longueira deberá medir fuerzas con Andrés Allamand.

(Ver perfil completo de su comando)

 

SU ROL EN LA CRISIS DEL INE

En forma paralela a la crisis en la UDI, en el Instituto Nacional de Estadística reventaba una bomba de proporciones. El escándalo en el organismo, dependiente del ministerio de Economía y cuyo responsable era Longueira, estalló tras dos publicaciones del Centro de Investigación Periodística, Ciper. En la primera se señala que el  otrora titular del INE, Francisco Labbé, habría manipulado las cifras del Censo 2012, y en la segunda, su asesora Mariana Alcérreca lo confirma acusándolo directamente, revelando que habían logrado censar solo 15,8 millones de personas y no 16,3 millones, como se dijo públicamente, con el objetivo de mostrar una amplia cobertura que habría convertido al Censo 2012 en "el mejor de la historia". Fue así como el subsecretario de Economía, Tomás Flores, comunicó la salida del funcionario en el Palacio de La Moneda.

Como Longueira estaba de viaje en Costa Rica, fue el subsecretario de Economía, Tomás Flores, quien comunicó la salida de Francisco Labbé en el Palacio de La Moneda y anunció que se entregarían los antecedentes a la justicia para iniciar una investigación.

Frente a las irregularidades denunciadas en el INE, Longueira hizo una férrea defensa de su rol en el ministerio de Economía en el programa El Informante de TVN,  señalando que "es muy saludable que el Ministerio Público realice una investigación, incluso nosotros entregamos la información y la pusimos a disposición de la investigación. Mi responsabilidad es respetar la autonomía (del INE), tengo la tranquilidad de saber que actué con rectitud". Frente a una posible acusación constitucional en su contra, el otrora ministro de Economía fue enfático y confesó estar dispuesto a enfrentarla. Aunque días después los medios informaron que en la Concertación no había “piso” para llevarla a cabo y que algunos parlamentarios preferían sacarlo al pizarrón para que dé explicaciones durante la campaña electoral. En todo caso Longueira sentenció: "Si soy sujeto a una acusación constitucional, que me acusen".

 

GANA LAS PRIMARIAS DE LA ALIANZA

Finalmente, en las inéditas elecciones primarias legales y simultáneas realizadas el 30 de junio de 2013, Pablo Longueira se impuso por un 51% frente al candidato de RN Andrés Allamand, quien obtuvo un 48% de los sufragios.

El primer reporte del Servel mostró que Allamand lograba una leve ventaja por sobre el abanderado gremialista. En la tienda de calle Antonio Varas decían enfrentar esta jornada con optimismo, y apelaban a que su candidato lograba acercar las posturas más moderadas y próximas al centro político, en comparación con Pablo Longueira.

No obstante, el segundo reporte del organismo electoral, dio cuentas de que la ventaja se revertía, y era Longueira el que encabezaba las preferencias del sector. Poco a poco, los ánimos fueron cambiando en los respectivos comandos.

Cuando ya la ventaja superó los 4 mil votos de diferencia y los equipos de cada lado advirtieron que la diferencia resultaba irremontable a esas alturas, desde RN comenzaron algunos a reconocer la victoria de la carta gremialista.

Fue así como a eso de las 21.10 horas se comenzaron a escuchar bocinazos de autos con banderas de la UDI en el frontis de la sede de RN, en Antonio Varas, justo cuando Andrés Allamand iniciaba su discurso para reconocer el triunfo de Pablo Longueira en la primaria oficialista.

 

BAJA SU CANDIDATURA PRESIDENCIAL

Menos de un mes duró la candidatura presidencial del abanderado de la Alianza por Chile. El 17 de julio de 2013 Longueira decidió bajar su postulación por una depresión profunda. La medida fue anunciada de manera escueta en una conferencia de prensa por su hijo mayor, Juan Pablo Longueira, y refrendada por el "generalísimo" de su campaña, Joaquín Lavín.

“Con posterioridad al triunfo de la elección primaria de la Alianza, durante unos días de descanso su salud se fue deteriorando producto de un cuadro de depresión médicamente diagnosticado. Hemos sido testigos del enorme y doloroso esfuerzo que ha realizado para superar esta situación y responder en plenitud al desafío presidencial. Ha tenido toda la atención médica necesaria y oportuna, pero hay momentos en la vida donde el hombre propone y Dios dispone. Frente a ello hay que tener la humildad de corazón y reconocer que hay dificultades que superan nuestras fuerzas y la responsabilidad y generosidad con el país para entender que sobre las personas deben estar los ideales a los cuales queremos servir”, dijo.

Agregó que “nuestro padre siempre ha actuado así en la vida y eso es lo que hemos aprendido como familia. De esta forma nos vemos enfrentados a este doloroso e ineludible momento por su responsabilidad con Chile, con su alianza política y su partido político, nuestro padre ha presentado hoy la renuncia a su candidatura presidencial”.

Posteriormente habló Joaquín Lavín. El ex ministro de Desarrollo Social señaló que “como jefe de campaña, le he informado minutos atrás de la decisión de Pablo Longueira al Presidente de la República, al presidente de la UDI y al presidente de RN manifestándole a nombre de Pablo Longueira su profundo agradecimiento por todo el apoyo que recibió y su decisión de dejarlos de ahora en adelante en libertad de acción”.

Este sorpresivo escenario abrió la interrogante sobre quién debía ocupar su lugar en la carrera a La Moneda representando al oficialismo. Finalmente la ex ministra del Trabajo de Piñera, Evelyn Mathei, ocupó su lugar.

 

REAPARECE PARA VOTAR EN ELECCIONES 2013

Después de cuatro meses, el ex candidato presidencial reapareció sorpresivamente el 17 de noviembre de 2013 para votar en el colegio Salvador Sanfuentes en la comuna de Santiago. En un breve contacto con la prensa, el ex senador dijo que hizo un esfuerzo para emitir su voto y agradeció a los medios por cómo se ha tratado su enfermedad.

 

SE RETIRA DE LA POLÍTICA

En tanto, el 4 de diciembre de 2013 anunció su retiro de la política reapareciendo sorpresivamente en la presentación del libro "Construyendo un país de emprendedores", del vicepresidente ejecutivo de la Corfo, Hernán Cheyre.

“De alguna forma (quiero) retomar una actividad distinta a la que he tenido estos 35 años”, dijo Longueira, al ser abordado por la prensa en las afueras del Centro Movistar Innova de Providencia, donde se realizó el evento.

Al explicar las razones de su determinación, Longueira dijo sentir “que he cumplido una etapa” y que “mi horizonte está más bien en el sector privado”. “Veré de qué forma sigo colaborando para que en Chile nos sigamos reencontrando, para construir una sociedad más justa. Pero los caminos míos están más bien por el sector privado”, insistió.

De acuerdo a lo informado por La Tercera, durante el lanzamiento del libro, a Longueira se le vio de buen ánimo y sonriente. Se sentó en primera fila y al finalizar el evento se despidió con un abrazo del ex presidente Piñera, quien también había asistido a la presentación.

Aunque no era primera vez que Longueira afirmaba dejar la política -así lo anunció incluso antes de ser llamado a participar en el gabinete del Presidente Piñera-, en el círculo del ex legislador señalaron que desde un tiempo había anticipado su decisión a sus más cercanos, como el ministro del Interior, Andrés Chadwick, y el senador Jovino Novoa, con quienes mantuvo contacto durante su proceso de recuperación.

En la determinación tomada por Longueira también habrían influido factores familiares.

El ex senador gremialista argumentó que otra razón para alejarse de la actividad pública era su intención de contribuir a la renovación de la política. “Me tocó presidir la UDI cuando tenía 39 años, muy joven, y creo que hay que abrir espacio a las nuevas generaciones, para que haya una nueva generación de chilenos capaz de llevar a este país al desarrollo”, afirmó.

 

INICIA SU INGRESO AL SECTOR PRIVADO

El ex candidato presidencial comenzó en diciembre de 2013 a materializar su paso al mundo privado, esto luego que la Superintendencia de Pensiones anunciara que el otrora ministro de Economía se inscribió en el Registro de Directores como “director de las Sociedades Anónimas en que las AFP registran algún grado de inversión” que incluye además a otros politicos sin conflictos de interés para participar en la conducción de las administradoras de pensiones, como los ex ministros Karen Poniachik, Jaime Estévez, Ricardo Rainieri, Osvaldo Puccio y Jorge Desormeaux, marido de Evelyn Matthei.

Según lo señalado por el organismo al Diario Financiero, el ingeniero civil industrial de la Universidad de Chile no tiene ninguna inhabilidad para ejercer el cargo. En tanto, Longueira fue consultado sobre su eventual incorporación a Canal 13, situación que no desmintió con un lacónico “no quiero hablar de eso ahora”. 

 

En abril de 2013 Diario Financiero confirmó que el ex ministro está dedicado actualmente full time al sector privado, principalmente en un proyecto de asesoría a empresas de negocio junto al ex ministro del Interior, Andrés Chadwick,.

 

SUS INVERSIONES

Minería, agricultura y comercio son los sectores donde el ex presidenciable tiene sus inversiones, junto a su esposa e hijos. 

Como consigna Publimetro, "Longueira tuvo tiempo de formar negocios que ahora le servirán de sustento y para cumplir su deseo de 'trabajar en el sector privado' como lo señaló el día en que anunció su retiro".

Uno de sus emprendimientos es la Mina Bronce, yacimiento dedicado a la extracción de oro y a la producción de concentrado de cobre, en el que Pablo Longueira figura como propietario desde 2003. La mina se emplaza en la tercera Región, cerca de  Freirina, tristemente célebre por los problemas ambientales que provocó en el pueblo una planta faenadora de cerdos.

Longueira también es dueño del 47% de la Compañía Minera Magaal, a través de la Sociedad de Inversiones Las Azaleas. En este emprendimiento, catalogado como “pequeña minería” está acompañado de otro militante UDI: el ex diputado Cristián Leay, actualmente miembro del directorio de TVN, asesor de su campaña presidencial y miembro del comando de Evelyn Matthei con miras a las elecciones 2013.

En Inversiones Las Azaleas también figura como accionista mayoritaria Cecilia Brinkmann Estévez, su esposa y prima del presidente de Cruzados SDAP el socialista Jaime Estévez. Esta sociedad es el vehículo a través del cual Pablo Longueira y su familia (en esta sociedad también figuran sus hijos) están en el rubro agrícola. Agrícola Las Azaleas es la empresa que maneja unas 40 hectáreas de árboles frutales en el Fundo San Pedro, cerca de Villarrica en la Novena Región.

Más cerca, en Melipilla, se ubican los terrenos de Agrícola Terranostra, donde Longueira según su declaración de patrimonio como parlamentario tiene el 20%. Esta sociedad cobija la propiedad de los terrenos donde está la casa en la que viven sus padres y donde el ex candidato pasó los días más duros de su cuadro depresivo.

También está involucrado en el negocio del comercio exterior a través de la sociedad IMEX dedicada a las importaciones desde China. Longueira tiene el 25%

Por último, en este mismo rubro es nuevamente socio de Cristián Leay. Tiene el 50% de la sociedad L y L dedicada a la importación y exportación.

loading
Fuentes de Pablo Longueira
loading
25 Personas Relacionadas
6 Empresas Relacionadas
11 Organizaciones Relacionadas