Poderopedia

Sebastián Piñera

01-12-1949

Inició su mandato el 11 de marzo de 2010, como el primer presidente de derecha en ser elegido democráticamente desde 1958 y el primero en ejercicio desde que Augusto Pinochet dejara el cargo en 1990. Político, empresario e inversionista, según el ranking 2014 de la revista Forbes, posee una fortuna estimada en 2.400 millones de dólares (equivalentes a $1,71 billones) es el séptimo más millonario de Chile y ocupa el puesto 731 en el listado global. Dejó el cargo el 11 de marzo de 2014, traspasando el mando a la socialista Michelle Bachelet, quien por segunda vez asumió como jefa de Estado.

Miguel Juan Sebastián
Piñera
Echenique
Sebastián Piñera
01-12-1949
CHILE
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

De profesión ingeniero comercial con un doctorado en economía en la Universidad de Harvard, es dueño de la séptima de las mayores fortunas de Chile con un capital estimado en 2014 de 2.400 millones de dólares, posicionándose en el lugar 731 en el mundo, según la revista Forbes.

Sebastián Piñera, casado con Cecilia Morel y padre de cuatro hijos, proviene de una familia en la que varios miembros colaboraron como ministros o asesores de seis de los últimos siete gobiernos y cuyo patriarca José Piñera Carvallo fue embajador ante la ONU.

Durante 20 años perteneció al partido de centroderecha Renovación Nacional (RN)- colectividad que llegó a presidir durante 2001-2004- pero congeló su militancia al asumir la jefatura de Estado, cumpliendo con los estatutos del partido.

En los inicios de su carrera profesional se desempeñó como gerente del Banco de Talca y estuvo a cargo del Citicorp, el primer banco de inversiones que operó en Chile. En 1986, emprende su propio camino como empresario formando las compañías Bancard, Fincard, CMB, Apple-Chile, Editorial Los Andes e Inmobiliaria Las Américas, entre otras.

En 1989, luego de manifestar públicamente su adhesión al "No" en el plebiscito de 1988, aceptó dirigir la candidatura presidencial de Hernán Büchi. Paralelamente, lanzó su campaña como candidato independiente a senador por Renovación Nacional. Su eslogan "Una locomotora para Chile" lo catapultó como político: se convirtió en senador por la circunscripción Santiago-Oriente entre 1990 y 1998.

 

PIÑERAGATE

Junto a una nueva generación de derecha, representada por Andrés Allamand, Alberto Espina y Evelyn Matthei, integró la "Patrulla Juvenil". Su carrera política iba en ascenso, sin embargo el 23 de agosto de 1992, fue el protagonista del escándalo conocido como " Piñeragate" o "Kiotazo".

Piñera y Matthei intentaban convertirse cada uno en abanderado del pacto político "Unión por el Progreso". Fue en este ambiente cuando fue divulgada una grabación telefónica clandestina entre Piñera y su amigo Pedro Pablo Díaz, y en la cual le comentaba una maniobra para bajar de carrera a su contendora Matthei, o por lo menos ponerla en una situación difícil para que bajara su credibilidad a los electores.

La grabación fue revelada en el programa de televisión A eso de…, transmitido en directo por el canal privado Megavisión, por parte de su presidente, Ricardo Claro. Este hecho también se le conoce por "Kiotazo", debido a la radio marca Kioto por la cual se dio a conocer el escándalo.

Este caso de espionaje político significó la intervención del Tribunal Supremo, y el final de las proyecciones a la banda presidencial de la parlamentaria, y de Piñera, quien renunció a su precandidatura el 7 de septiembre del mismo año.

 

CASO CHISPAS

El llamado caso Chispas también afectó duramente la carrera política de Sebastián Piñera. Según relata Biobiochile.cl, el fraude bursátil tuvo inicio en 1998 cuando el gerente general de Enersis, el UDI José Yuraszeck, junto a otros 5 ejecutivos, vendieron sus paquetes accionarios de la empresa a un precio privilegiado a Endesa España, que pasó a ser la nueva controladora, en perjuicio del resto de accionistas minoritarios.

Sin embargo, la operación- también conocida como el "negocio del siglo"- no sólo afectó a los directamente involucrados. Sebastián Piñera, quien tenía 12 millones de títulos de Enersis, pronto pasó de acusador a acusado, tras comprobarse que había hecho un trato privado con Endesa España para vender sus acciones a un precio mayor que la oferta pública de mercado.

Así, Piñera abrió un flanco en su propio partido. Su amigo y eventual competencia por una precandidatura presidencial en RN, Andrés Allamand señaló al diario La Tercera que los empresarios "son valiosos para la política, pero cuando entran de lleno a ella, deben dejar los negocios de verdad y no de fachada"

Finalmente, José Yuraszeck, Marcos Zylberberg, Luis Fernando Mackenna, Marcelo Brito, Arsenio Molina y Eduardo Gardella, los principales implicados, fueron condenados a pagar 75 millones de dólares como multa, bajo el cargo de usar sus puestos directivos en beneficio propio.

 

PRE-CANDIDATURAS

En 1998 Piñera anunció su candidatura a la presidencia de la República, representando a Renovación Nacional. Pero, después de cinco meses recorriendo el país, no siguió en carrera. La noticia se dio a conocer el 7 de enero de 1999, justo después de que RN firmara con la UDI el pacto político Alianza por Chile. Finalmente Joaquín Lavín se convierte en el abanderado opositor.

De esta forma se alejó momentáneamente de la política y fue nombrado como director de Lan Chile S.A. Regresó en 2001, cuando postuló e inscribió su candidatura a senador por Valparaíso. Su deseo nuevamente se vio frustrado y debió declinar en favor del almirante Jorge Arancibia, UDI.

Ese episodio tuvo lugar cuando ocupaba la presidencia de Renovación Nacional. En marzo de 2004, la crisis política de la Alianza, gatillada por el caso Spiniak, lo obligó a capitular y retomar sus negocios. Adquirió el canal de televisión Chilevisión y su patrimonio se estimó en mil millones de dólares.

En el contexto de una crisis interna en los partidos de la Alianza por Chile, regresó inesperadamente a la figuración política al ser proclamado candidato de RN a la presidencia en 2005, disputando el sillón de la Moneda con Joaquín Lavín (UDI) y Michelle Bachelet (PS). Finalmente fue superado por la candidata de la Concertación en segunda vuelta.

 

LLEGA A LA MONEDA

Compitió nuevamente en las elecciones del 2009, consiguiendo esta vez ganarle por un estrecho margen al democratacristiano Eduardo Frei Ruiz-Tagle en el balotaje. Logra finalmente el sillón de La Moneda para el periodo 2010-2014.

En la oportunidad la agencia de noticias DPA no dudó en tildar a Piñera de "un émulo del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, en los negocios y la política, pero no en las mujeres". Agregando que es "Hiperkinético y lleno de tics, como él mismo admite, la 'locomotora', siempre soñó con ser Presidente".

La historia de conflictos de Piñera entre sus pretensiones empresariales y las de servicio público fueron fuente de conflicto desde su anuncio como presidenciable hasta varios meses después de llegar a La Moneda.

En 2009, cuando era candidato presidencial de la Alianza por Chile, Piñera entregó su mecanismo de "fideicomiso ciego voluntario" - o "tuerto" como lo llamó la oposición - para desprenderse en parte de la administración de su patrimonio, estimado en esa época, en más de 1.200 millones de dólares.

Con esta decisión, Piñera buscó superar los cuestionamientos por su doble rol como empresario y político, que sumó un nuevo capítulo al conocerse su participación en Farmacias Ahumada, en marzo de ese año.

La fórmula elaborada por su abogado Fernando Barros Tocornal- socio del estudio jurídico Barros & Errázuriz y asesor del candidato presidencial en diversas materias legales desde fines de los '90 - contempló entregar la administración de su participación en sociedades anónimas abiertas a instituciones fiscalizadas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) y la de Bancos.

Según radio Cooperativa, Piñera entregó un mandato "de carácter irrevocable e indefinido" a cuatro administradoras de fondos de inversiones y carteras de terceros para que se hicieran cargo de manejar los cerca de 400 millones de dólares que posee en estas sociedades. Las elegidas fueron Celfin Capital, de Jorge Errázuriz Grez, Juan Andrés Camus y Alejandro Montero; LarraínVial, de Fernando Larraín y Leonidas Vial; Moneda Asset, de Pablo Echeverría, Fernando Tisné, Álvaro Alliende y Juan Luis Rivera, y el Bice, del grupo Matte.

Bernardo Matte, presidente del Banco Bice es un viejo amigo de Piñera. participó junto a Andrés Allamand y Alberto Espina en la creación de Renovación Nacional.

En su "fideicomiso ciego" Piñera no incluyó a la aerolínea LAN, empresa en la que Piñera tenía el 26,3 por ciento de la propiedad, estimada en unos 826 millones de dólares. Asimismo, resolvió mantener la propiedad de Chilevisión -aunque renunció ser miembro del directorio- y el 12,5 por ciento en Blanco y Negro, que controla Colo Colo. Comprometiéndose a vender antes del 11 de marzo de 2010, el día del cambio de mando.

Sin embargo, llegó la fecha y no cumplió inmediatamente su promesa de campaña, generando críticas de diversos sectores del país, incluso de miembros del oficialismo. Finalmente el 24 de marzo el grupo Bethia llegó a un acuerdo para comprar el 8% del remanente de acciones que Piñera tenía de la aerolínea LAN. De esta forma, el holding de Liliana Solari, una de las socias de Falabella, compró Axxion en US$ 425 millones, sociedad de inversiones que tenía el 11,33% de la compañía. Sólo quedó un 3,33% de acciones que se adjudicó al día siguiente en un remate en la Bolsa de Santiago, la corredora Celfin Capital.

Hacia fines de año -en octubre de 2010- vendió el canal de televisión Chilevisión a Time Warner por de 150 millones de dólares y su parte de Blanco y Negro, concesionaria del club deportivo más popular de Chile, Colo Colo.

 

SU PRIMER GABINETE

El primer gabinete ministerial de Piñera tenía fuertes lazos con el sector empresarial; por ejemplo Alfredo Moreno, ministro de Relaciones Exteriores, fue director del holding Falabella; Magdalena Matte, ministra de vivienda y urbanismo, es la principal accionista de la papelera Dimar; Jaime Mañalich, ministro de Salud, fue director de la Clínica Las Condes, una de las más exclusivas del país; Felipe Larraín, ministro de Hacienda, fue directivo del grupo Angelini, y Carolina Schmidt, ministra Directora del Servicio Nacional de la Mujer y más trade de Educación, lo fue para el grupo Luksic, además de haber sido gerente general de la revista Capital y de la empresa Calaf. Algunos de los ministros considerados "independientes" tenían afinidad política con la Coalición por el Cambio, habiendo trabajado en los Grupos Tantauco o en otras instancias similares.

Dentro de los diversos políticos que apoyaron o criticaron el gabinete de Sebastián Piñera, el que más réplicas obtuvo fue Andrés Allamand. Éste señaló en la prensa que no era posible ganar elecciones apoyándose en políticos y parlamentarios en las campañas y luego gobernar sólo con ejecutivos.

 

DECLARACIÓN DE PATRIMONIO

Al asumir como Presidente de la República, Sebastián Piñera declaró 5.451 millones de pesos correspondientes a sus intereses y patrimonios sólo como persona natural, ante la Contraloría General de la República. No obstante, en dicho registro no consideró su fortuna por la participación indirecta en 25 sociedades, a través de Inversiones Santa Cecilia, Bancard Inversiones e Inversiones Bancorp.

La declaración de Patrimonio del Presidente, disponible en Gobierno Transparente, aclara que las acciones son controladas por LarraínVial S.A. mediante un Contrato de Administración Discrecional sin Información.

 

ÍNDICES DE POPULARIDAD

Según la encuesta Admimark, Piñera finalizó su primer año de gobierno con un 47% de aprobación y un 43% de rechazo. Su mayor índice de aprobación fue de un 63% y se produjo en el mes de octubre de 2010, producto del rescate de los mineros atrapados por el derrumbe de la mina San José.

Desde diciembre de 2010 en adelante su nivel de aprobación se mantuvo bajo el 50%, alcanzando un mínimo histórico de 27% de aprobación en agosto de 2011, marcado por el movilización estudiantil de 2011, así como un rechazo del 68%, convirtiéndose en el presidente de Chile con mayor desaprobación en su mandato desde el retorno a la democracia.

Desde mayo de 2011 hasta 2012, sus niveles de desaprobación no bajaron del 50%. En julio de 2012, comenzó a subir lentamente sus índices de aprobación, con un 36% (34% en junio) y un 56% de desaprobación. Ha sido su mejor resultado desde mayo 2011.

Durante el último año de su gobierno, Piñera logró un alza estadísticamente significativa en sus índices de popularidad, de acuerdo con la última versión de la encuesta Adimark dada a conocer el 5 de noviembre de 2013.

El estudio, que evalúa la valoración y conocimiento de las instituciones políticas y sus actores, reveló que el ex Mandatario alcanzó un 40% de aprobación durante octubre, lo que representó tres puntos más respecto de septiembre. 

Con esta cifra, el ex Presidente obtuvo una alza acumulativa desde agosto de 2013, de cuatro puntos, en un periodo marcado - según acota Adimark- por la conmemoración de los cuarenta años del golpe, la carrera presidencial, y en particular, el cierre del penal cordillera.

Esto, debido a que en la anterior versión del sondeo, Piñera no había observado variaciones significativas de un mes a otro, en términos comparativos.

En cuanto al rechazo a la figura del ex Mandatario, éste alcanzó el 51% en octubre. Sin embargo, se produjo un descenso progresivo en éste a contar de agosto, cuando Piñera marcó un 55% de desaprobación, con un diferencial de cuatro puntos a favor del ex Jefe de Estado.

 

LAPSUS LINGUAE

Piñera en sus discursos como presidente se caracterizó por una serie de lapsus linguae, errores, impasses comunicacionales. La sucesión de estos momentos generaron fuertes cuestionamientos y críticas a la capacidad discursiva del ex presidente y de su personalidad. Este tipo de problemas lo acarreó desde las campañas presidenciales, llegando a ser cuestionado por historiadores cuando sus intervenciones poseían errores.

En El Mostrador, sicólogos y expertos en discursos intentaron explicar qué hay más allá de las anécdotas, lapsus e imágenes en las que incurría el Piñera cuando hablaba. Algunos señalaron que "siente que viene a refundar el país, que tiene una misión única". Otros explicaron que es "narcisista", "un niño contenido", o "un profesor que prefiere ser práctico a usar palabras grandilocuentes y que cuando improvisa se equivoca".

 

SU VIDA TRAS SU SALIDA DE LA MONEDA

Desde su salida del poder el 11 de marzo de 2014, Piñera se ha dedicado a la conformación de la Fundación Avanza Chile, un think tank de centro derecha que busca jugar un rol importante en la oposición al gobierno de Michelle Bachelet. Además de Piñera, integran el directorio de la fundación varios de sus ex ministros. Al mismo tiempo, ha participado de conferencias y seminarios. En mayo de 2014 fue invitado a conformar el Club de Madrid.

 

ACCIONISTA MAYORITARIO DE LA BOLSA DE VALORES DE COLOMBIA

Según datos de la organización bursátil publicados por el diario chileno Pulso, el family office del ex mandatario, Bancard International Investment Inc, filial de Bancard, se transformó en el mayor accionista de la plaza bursátil con un 9,94% al 16 de octubre, el tope permitido para un accionista. Esto a 10 meses de haber puesto fin al fideicomiso que mantenía con LarrainVial, Moneda, BICE y BTG Pactual. Entre el cuarto trimestre de 2014 Piñera pasó de tener el 3,94% al actual casi 10%, lo que implica - considerando una capitalización bursátil de la plaza de US$105 millones-, una exposición de Bancard de poco más de US$10 millones.

De acuerdo a lo publicado por el medio, cuando el 31 de diciembre de 2014 la matriz de inversiones de Piñera anunció el término de los mandatos, el directorio de la firma acordó dos lineamientos específicos a la hora de manejar los 400 millones de dólares que en 2009 Piñera encomendó administrar.

Por una parte, se debía mantener cierto “criterio” y “prudencia” en la toma de posiciones, evitando con esto negocios que generen “ruido” y manejar participaciones de propiedad que no impliquen alcanzar cupos en los directorios; y por otra - y tras la especialización que alcanzó en inversiones internacionales-, mantener el foco en el exterior.

En este contexto, según datos de la Bolsa de Valores de Colombia, al 16 de octubre Bancard International Investment Inc, filial de Bancard, es el mayor accionista de la plaza bursátil, con un 9,93%, porcentaje que aumentó en cosa de meses desde fines del año pasado.

Entre el cuarto trimestre de 2014 pasó de tener el 3,94% al actual casi 10% (el tope permitido para un accionista), lo que implica - considerando una capitalización bursátil de la plaza de US$105 millones-, una exposición de Bancard de poco más de US$10 millones.

Detrás de Bancard está el fondo de pensiones Porvenir, con un 9,58%; Universidad de Medellín, con 6,7%; e Inversiones CFNS con un 4,32%, son algunos de los 20 principales accionistas.

Con transacciones en acciones por US$20 mil millones en 2014, la Bolsa de Valores de Colombia representa un tamaño similar a su par chilena, que mueve cerca de US$25 mil millones. Volumen que si bien es semejante, tendría mayor espacio para crecer en el país cafetero considerando su PIB de US$377 mil millones, versus los US$258 mil millones de Chile.

 

RELACION POLÍTICA DINERO: PIÑERA BAJO LA LUPA

De acuerdo a lo consignado por el diario electrónico El Mostrador, en 2015 el ex presidente también ha estado bajo la lupa por los escándalos de la relación entre política y dinero. La primera vez fue el 6 de marzo durante la formalización de los primeros diez imputados por el caso Penta. En la oportunidad el fiscal Carlos Gajardo, mostró nuevos documentos relativos a los contratos de forwards, entre ellos uno que involucra a Administradora Bancorp S.A., sociedad vinculada a Sebastián Piñera, que según los antecedentes en poder de la Fiscalía, habría participado en este sistema.

Un mes después, por segunda vez se vio involucrado en el escándalo, pero esta vez con la denominada arista Soquimich, o caso SQM. La empresa Bancorp S.A. habría entregado 36 facturas, por un total de 340 millones de pesos, entre 2009 y 2010, a Soquimich, las que se encuentran en manos de la Fiscalía que lleva la investigación liderada por el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán.

Una de las facturas registra el pago de 22 millones de pesos, en agosto de 2009, mientras el ex Mandatario era candidato presidencial, según consignó el noticiero 24 Horas. Los meses siguientes se registran con una periodicidad por el mismo monto. El último documento fue en octubre de 2010, cuando Piñera ya ejercía como Presidente, y asciende a los 10 millones de pesos.

Las facturas se encontrarían entre los datos recabados en el marco de la investigación por los cerca de 11 millones de dólares en gastos discrecionales del ex gerente general de la compañía, Patricio Contesse –quien la última semana de marzo hizo uso de su derecho a guardar silencio y no habló ante la Fiscalía–, gastos que no tendrían la justificación necesaria, según la propia empresa. Dichos recursos habrían sido utilizados para financiar campañas políticas de forma irregular.

Ante la pregunta de si el ex Presidente Sebastián Piñera estaba siendo investigado, el Fiscal Nacional, Sabás Chahuán, aseguró que “no le confirmo ni le niego nada”.

Según la empresa, dichos documentos corresponden a pagos realizados por Soquimich a Bancorp S.A., luego de que ésta la asesorara en materia de inversiones, debido a que la minera no metálica tenía un capital de 500 millones de dólares. Fernando Barros, abogado de la empresa ligada al ex Mandatario, manifestó que “Sebastián Piñera no es parte de la dirección de la empresa y nunca ha tenido injerencia en la administración, ni los servicios que ésta presta”.

 

FINANCIAMIENTO DEL GRUPO SAID

El 16 de diciembre de 2015, una investigación realizada por Ciper analizó la lista completa que el Grupo Said rectificó ante el SII y reveló pagos irregulares a sociedades de Sebastián Piñera y Eduardo Frei. La lista incluye también a Enrique Correa, Cristián Letelier (ministro del Tribunal Constitucional), sociedades de Sebastián Piñera y de los senadores Andrés Zaldivar (DC) y Francisco Chahuán (RN), además del ex candidato presidencial Laurence Golborne.

En 2009 los Said no solo entregaron fondos a personas y sociedades ligadas al candidato de la Concertación, Eduardo Frei. Tanto las rectificaciones de Caburga como las de Newport registran millonarios pagos a empresas de Sebastián Piñera. Hasta el momento de la publicación del reportaje de Ciper no se conocen diligencias de la Fiscalía o de Impuestos Internos que apunten a clarificar judicialmente los montos que facturaron las empresas de Piñera.

 

A través de Inversiones Caburga, los Said Somavía destinaron $50 millones a dos sociedades del ex mandatario: Inmobiliaria El Boldo ($41,7 millones) e Inversiones Santa Cecilia ($8,2 millones). A través de Newport (que hoy opera como Inversiones Santa Virginia), los Said Handal cooperaron con una cifra idéntica, $50 millones, pero repartidos en tres sociedades: Bancard, Inmobiliaria El Boldo e Inversiones Santa Cecilia.

En representación de Bancard, el abogado Bernardo Simian, del estudio Barros& Errázuriz, dijo a Ciper que la empresa no puede referirse a este tema debido a que existen investigaciones en curso a nivel judicial y administrativo (SII), y que la información se entregará si es que es requerida en esas instancias. Fuentes cercanas a la compañía de Piñera enfatizaron que, si los gastos fueron rectificados por las sociedades del Grupo Said, ello no significa necesariamente que los servicios por los que se pagó no se hayan prestado, pero tampoco entregaron ningún antecedente que permita concluir que sí hubo una prestación y no se trató de platas políticas.

 

loading
Fuentes de Sebastián Piñera
loading
95 Personas Relacionadas
33 Empresas Relacionadas
25 Organizaciones Relacionadas