Poderopedia

Miguel Crispi Serrano

Sociólogo. Fue militante del PS hasta 2012, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile (Feuc) en 2009. El hijo de la ex ministra del Trabajo y Previsión Social de Michelle Bachelet, Claudia Serrano, fue fichado en marzo de 2014 como asesor de Nicolás Eyzaguirre, en el Ministerio de Educación. Según La Tercera, su labor será clave en la articulación de todos los sectores detrás de la ambiciosa reforma en la materia que pretende llevar adelante Michelle Bachelet en su segunda administración. A fines de 2008, encabezando la lista Nueva Acción Universitaria (NAU), obtuvo la presidencia de la Feuc. El año 2012, ex-dirigentes del NAU, entre los que destacan Miguel Crispi y Giorgio Jackson, formaron un nuevo movimiento político de centro-izquierda llamado Revolución Democrática (RD), junto con distintos actores sociales.

Miguel
Crispi
Serrano
Miguel Crispi Serrano
CHILE
https://twitter.com/Srcrispin
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

 

El hijo de la ex ministra del Trabajo y Previsión Social de Michelle Bachelet, Claudia Serrano, fue fichado en marzo de 2014 como asesor de Nicolás Eyzaguirre, en el Ministerio de Educación. Según La Tercera, su labor será clave en la articulación de todos los sectores detrás de la ambiciosa reforma en la materia que pretende llevar adelante Michelle Bachelet.

De acuerdo a lo publicado por el matutino, el nombre de Miguel Crispi comenzó a ser conocido en el ambiente político a fines de 2008, cuando llegó a la presidencia de la Federación de Estudiantes de la UC junto al movimiento que fundó meses antes de esa elección, Nueva Acción Universitaria (NAU). En esos comicios derrotó por poco menos de tres puntos de diferencia al gremialismo, lo que significó el comienzo de una hegemonía de la centroizquierda en esa casa de estudios, que se mantiene hasta hoy.

Concluidos sus estudios de Sociología pasó a engrosar en 2010 las filas de la Fundación Dialoga en el área jóvenes, tarea que mantuvo hasta 2012. En ese año, Crispi dejó su militancia socialista -y el trabajo en el centro de estudios creado por Michelle Bachelet antes de partir a la ONU- para formar junto a ex miembros de NAU, como el hoy diputado Giorgio Jackson, el movimiento Revolución Democrática, que en segunda vuelta respaldó la opción presidencial de la Nueva Mayoría.

El sociólogo y máster en Políticas Públicas de la Universidad de Chile ha sido reconocido por su rol como representante de los sectores moderados al interior de la Confech durante los meses más álgidos del movimiento estudiantil. Incluso, fue parte de una serie de conversaciones privadas con el entonces titular del Mineduc, Felipe Bulnes, para avanzar en un acuerdo en educación superior, que finalmente no se concretó.

Es esa una de las cualidades que atrajeron a Nicolás Eyzaguirre para ficharlo como el asesor clave en la articulación de todos los sectores detrás de la ambiciosa reforma en la materia que pretende llevar adelante Michelle Bachelet, con quien después de dos años se vuelve a encontrar.

 

LAZOS BACHELETISTAS

La política ha estado en la familia de Crispi por el lado de su madre, Claudia Serrano Madrid (PS). Ministra del Trabajo y Previsión Social durante el gobierno de Michelle Bachelet, es cercana al ala escalonista del partido.  De hecho, asistió al Senado cuando Camilo Escalona asumió como presidente de la corporación y hace cinco años fue una de las invitadas al matrimonio de éste con Jimena Tricallota. Serrano es miembro del comité central del PS y fue encargada programática del partido para la candidatura de Bachelet, de quien es considerada cercana, así lo asegura El Mostrador.

Medio que agrega que Miguel Crispi fue militante del PS y según comentan fuentes del socialismo a ese medio, fue su madre quien lo acercó a la colectividad. Pero presentó su renuncia en septiembre de 2012. “Fue una movida estratégica para no tener problemas con las bases de RD”, explica un cercano. En su entorno aseguran que es por desencantamiento “con el PS, no hay nada que lo represente de ese partido”.

El Partido Socialista no es la única cercanía entre Crispi y Bachelet. En 2010 trabajó en la Fundación Dialoga, cuyo objetivo fue hacer la plataforma de salida de La Moneda para el círculo más cercano de la ex mandataria.

La labor de Crispi en Dialoga fue la de dirigir el área Jóvenes y Nuevos Liderazgos, anunciado como el proyecto estrella de la organización. Entre el 2010 y el 2011 se dedicó a la formación de líderes con seminarios y talleres. Además de él, por la fundación pasaron otros dirigentes de Revolución Democrática.

El 2011 se retiró definitivamente de Dialoga, y luego, siempre en un segundo plano, se convirtió en asesor y consejero de uno de los dirigentes emblemáticos de las demandas estudiantiles y actual diputado, Giorgio Jackson.

 

REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA

Miguel Crispi fundó Revolución Democrática al alero de las movilizaciones estudiantiles. “Se reunieron personas que estaban interesadas, pero no necesariamente se encontraban en la coyuntura del 2011. Nos sentimos interpelados a formar una nueva identidad política”, señala una fuente de RD a El Mostrador.

Para las elecciones municipales de 2012, RD apoyó a Josefa Errázuriz en la primaria ciudadana para la alcaldía de Providencia. El triunfo de ésta sobre el ex agente de la DINA, Cristián Labbé, fue el gran golpe político de RD y dejó al movimiento en buen pie para afrontar el siguiente año electoral, como un referente articulado.

Durante la campaña algunos dirigentes de RD, entre ellos Crispi, tuvieron contacto con históricos de la Concertación, como el ex Mapu y empresario, Óscar Guillermo Garretón. “Se conocieron durante las municipales. El vínculo fue a través de Nicolás Valenzuela (coordinador general de la campaña de Errázuriz). Coincidieron y tuvieron varias conversaciones”, señala un participante de esa campaña. Algunas fuentes indican que Garretón incluso habría financiado algunos proyectos de RD, pero cercanos a él lo desmienten.

Providencia fue la primera victoria de Revolución Democrática. Comenzó así la proyección con miras a las parlamentarias 2013, en las que Crispi llevó las conversaciones con los partidos concertacionistas.

En este contexto Revolución Democrática presentó tres precandidaturas a la Cámara de Diputados: Giorgio Jackson (Santiago Centro), Carlos Zanzi (Providencia-Ñuñoa) y Francisco Letelier (Talca). Aunque se propuso la idea de competir en las primarias parlamentarias de la Nueva Mayoría, finalmente éstas no se realizaron, por lo que Revolución Democrática decidió mantener sólo la candidatura de Jackson.

Horas antes de la inscripción oficial de candidatos, los partidos de la Nueva Mayoría anunciaron que no presentarían postulantes por el distrito de Santiago Centro, entregándole su respaldo a Jackson, quien finalmente resultó electo diputado con el 48,14% de los votos.

 

 

loading
Fuentes de Miguel Crispi Serrano
loading
5 Personas Relacionadas
0 Empresas Relacionadas
8 Organizaciones Relacionadas