Poderopedia

Hugo Bravo López

Ex director de varias empresas del grupo Penta y ex colaborador cercano de los dueños del holding Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. Está siendo investigado por la Fiscalía Oriente por devoluciones de impuestos fraudulentos en el marco del "caso FUT", donde también están siendo indagados los dueños del conglomerado Todo tras la denuncia del SII en contra de Bravo por devoluciones fraudulentas calculadas en un inicio en $260 millones, cifra que más tarde se elevó a $660 millones, logradas a través de dos sociedades de su propiedad: Inversiones y Asesorías Challico y Administración e Inversiones Santa Sarella. Hugo Bravo, quien salió de los directorios de varias empresas Penta en decisiones que se comunicaron como “renuncias”, fue quien denunció ante a Fiscalía las donaciones irregulares que Penta habría realizado a políticos de la UDI. El 7 de marzo de 2015 fue formalizado por delitos tributarios, soborno y lavado de activos quedando en prisión preventiva en el centro penitenciario Capitán Yáber mientras se desarrolle la investigación que durará cuatro meses. Junto a él quedaron también detenidos los socios de Penta Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, el subsecretario de Minería Pablo Wagner, el ex contador de la Compañía Marcos Castro Sanguinetti y el fiscalizador del SII Iván Álvarez.

Hugo
Bravo
López
Hugo Bravo López
CHILE
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

Ex director de varias empresas del grupo Penta y ex colaborador cercano de los dueños del holding. Está siendo investigado por la Fiscalía Oriente por devoluciones de impuestos fraudulentos en el marco del "caso FUT", donde también están siendo indagados los dueños del conglomerado, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. Todo tras la denuncia del Servicio de Impuestos Internos en contra de Bravo por devoluciones fraudulentas por $260 millones, logradas a través de dos sociedades de su propiedad: Inversiones y Asesorías Challico y Administración e Inversiones Santa Sarella.

Según la información del Registro de Comercio, Santa Sarella saltó a la luz pública en 2003 luego de figurar entre las empresas investigadas a raíz del caso Inverlink al aparecer vinculada con ese fallido holding en transacciones y pagos preferentes por unos $415 millones, según consta en el Poder Judicial y los archivos de la época.

Esta misma sociedad fue parte del pacto de accionistas que, entre otros, conformaban los grupos Penta y Consorcio, que el año 2001 vendieron el control de Banco de Chile al grupo Luksic. Al año 2012 declaraba un capital de $1.000 millones y era controlada en 40% por Hugo Bravo, 1,6% por su señora (Paulina Restovic) y en 57% por Inversiones Perkita, que no figura con registros públicos. Asesorías Challico, en tanto, sufrió su última modificación en diciembre de 2014.

Según el Registro de Comercio, esta sociedad estaba vinculada a Hugo Bravo y, nuevamente, a Inversiones Perkita, ambos con domicilio en Avenida El Bosque Norte 0440, donde se ubica el edificio corporativo del grupo Penta. En dicha oportunidad, se acordó un aumento de capital en Asesorías Challico de $3.000 millones, elevando su capital hasta los $7.000 millones.

Hugo Bravo, quien salió de los directorios de varias empresas Penta en decisiones que se comunicaron como “renuncias”, fue quien denunció ante a Fiscalía las donaciones irregulares que Penta habría realizado a políticos de la UDI, entre los que estarían, según confirma el expediente de la investigación, liberado el 31 de diciembre de 2014, los senadores Ena von Baer e Iván Moreira, los derrotados aspirantes al Senado Laurence Golborne y Pablo Zalaquett y el ex aspirante a La Moneda, el independiente Andrés Velasco, entre otros.

Pero el pasado profesional de este ejecutivo no siempre estuvo ligado a Empresas Penta, ya que antes de llegar al conglomerado se desempeñó con cargos ejecutivos en la gerencia de contraloría de Esso Standard Oil (Chile), también fue asesor financiero-económico en Agrícola la Rosa Sofruco, fue gerente de administración y finanzas y, posteriormente, director en seguros y de vida Consorcio Nacional de Seguros. También fue gerente de administración y finanzas en Provida y en Consorcio seguros generales y gerente general en ISE Seguros Generales .

Tras su llegada al grupo de Délano y Lavín, este ejecutivo llegó a ocupar la gerencia general de la propia Empresas Penta y se desempeñó en los directorios de la administradora de fondos de inversión Las Américas y AFP Cuprum.

 

LA DECLARACIÓN DE BRAVO: FINANCIAMIENTO POLÍTICO Y BOLETAS FALSAS

Una de las declaraciones que contiene la carpeta investigativa del caso Penta es la del ex director de Penta, Hugo Bravo, quien en su segundo testimonio- de cinco que prestó hasta diciembre de 2014- fue consultado por los fiscales acerca del financiamiento de Penta a “campañas políticas con boletas de honorarios falsas”.

El 10 de septiembre de 2014, Bravo afirmó que tanto las empresas Penta como Penta III hasta el año 2013 no tenían renta líquida imponible, porque sus ingresos eran básicamente dividendos o utilidades en venta de acciones, y por lo tanto, “no podían hacer donaciones a campañas políticas a través de la Ley Electoral”. Según relató Bravo en la declaración a la que tuvo acceso El Mercurio, ese año luego que el grupo vendiera Cuprum, se usaron los fondos disponibles para hacer donaciones. “En cada campaña, el aporte que se hacía de manera legal eran de unos 100 millones de pesos y de unos 400 millones adicionales mediante cambio de boletas o facturas por servicios que no eran prestados o que eran falsos”, aseguró.

  • Laurence Golborne

Respecto de Laurece Golborne, Bravo señaló el miércoles 10 de septiembre que para la campaña presidencial se le dieron 400 millones de pesos (cuatro facturas de 100 millones de pesos cada uno), emitidas por una empresa de estudios comunicacionales relacionada con él llamada VOX, según supuesta instrucción de los controladores de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. “En una ocasión Golborne fue a la oficina y se reunió con Délano y Lavín, tras lo cual me lo presentaron”, sostuvo.

“Las facturas de la empresa VOX COM emitidas tanto a Empresas Penta como a Penta III, corresponden a los aportes de campaña de la candidatura presidencia de Laurence Golborne. La última incluso se le pagó cuando ya había desistido de la candidatura. La factura 536 y 614 tiene anotados atrás de mi puño y letra “LG”, que significa Laurence Golborne”.

El viernes 12 de septiembre de 2014 rectificó su declaración:

"Rectifico entonces que lo que se le pagó a Golborne fueron 5 facturas de 20 millones de pesos cada una en total. Me parece que no hay más pagos. Creo haberme equivocado en la cifra anterior del día miércoles al haber dicho que eran 400 millones. Deben haber sido sólo estos 100 millones de pesos."

  • Ena Von Baer

Bravo agregó en su declaración que también se le pagó a la senadora UDI Ena Von Baer, tanto en Santiago, como en el sur. “Unos 30 millones de pesos en Santiago y unos 40 o 50 en el sur” . La senadora fue con Jovino Novoa a hablar con Délano y Lavín para solicitar estos fondos (…) me dijeron que había que pagarle 6 millones mensuales. Esto se hacía por boletas de honorarios, no recuerdo de quien. Tampoco en este caso los servicios existían”.

En su declaración del 12 de septiembre Bravo señaló: “La factura 677 y 679 de Inversiones y Mandatos, de fechas 10 y 17 de junio de 2013, por 2,5 y 5 millones de pesos, corresponde a una factura que se dio para la candidatura de Ena von Baer. Al reverso anoté con mi letra que reconozco JN, que significa Jovino Novoa, por cuanto siempre Jovino Novoa conseguía facturas de esa empresa, incluso en las campañas anteriores en las que se colaboró (…). Esas facturas son para candidatos de la UDI, que recolectaba Jovino Novoa, no solamente para Ena von Baer".

En tanto, “La boleta de honorario de Carlos Lira Claro número 121, por 2.500.000 de fecha 10 de junio de 2013, corresponde a una boleta que se recibió para la candidatura de Ena Von Baer. Al reverso anoté con mi letra que reconozco JN que significa Jovino Nova, misma explicación anterior”.

  • Pablo Zalaquett

Luego habló de Pablo Zalaquett, afirmando que la intermediaria era Carmen “Coca” de Castro, a la que se le entregaron 20 millones de pesos. “Mandó la factura y se le pagó el cheque”, dijo Bravo. Los fiscales le exhibieron un mail y sostuvo que en este le “indicó que es por el pago de una asesoría, pero no es real”.

  • Iván Moreira

En su testimonio se refirió también al actual senador de la UDI Iván Moreira, y afirmó que le dieron 10 millones de pesos “contra boletas por servicios no prestados de personas que no conozco y que no tienen ninguna relación con Penta”. También se le pregunta por un mail enviado por Moreira, en el que pedía financiamiento.

Varias veces, Hugo Bravo al ser consultado señaló que de todos los políticos, con el que tenía una relación más cercana era con el senador Moreira, a quien apoyó para su campaña. La fiscalía le exhibió estos documentos al ex director de Penta, quien los detalló: "La boleta 9 de 29 de octubre de 2013 de Andrea Schultz Figueroa por 5 millones de pesos, tiene anotado al reverso IM, que corresponde a Iván Moreira", dijo Bravo, quien además admite otras dos boletas, por el mismo monto, a personas que dice no conocer. "Como le he señalado todas estas boletas y facturas referidas al financiamiento de campañas políticas no tienen ninguna relación con Penta ni con Penta III y los servicios que se indican no son reales", dijo Bravo al fiscal.

Sobre el actual senador por Los Lagos, hay 17 correos incautados de conversaciones con Bravo. El 17 de diciembre de 2012, le pide que "lo reciba y lo vea el 'Choclo' (Carlos Délano), quiero mandarle una carta". Luego, el 30 de enero, le insiste y le pregunta: "Me tienes castigado, Hugo? Te estoy llamando hace diez días. Trata de devolverme la llamada. Un abrazo", eso porque en enero estuvo de vacaciones.

Ese mismo día, a las 22.18, llegó otro correo a Bravo, "de emisión de boleta de honorarios electrónica", remitido desde el correo personal de Moreira. El parlamentario envía "1era. boleta depositar Iván Moreira Barros, RUT, y la cuenta corriente. Me avisas. Gracias, Iván". La boleta adjunta es de un contribuyente y es emitida a Inversiones Penta III Ltda.

El 25 de septiembre, Moreira plantea que "para los 1.000 mts. Finales queda algún cupón de combustible? Avísame. Un abrazo y mi gratitud para toda la vida". Bravo le pregunta cómo va en las encuestas, y Moreira responde: "Estoy empatado, lo alcancé. Eso me dijo Tatán". Ese mismo día acuerdan que hará "2 (boletas) de cinco, total 10. Bototos".

Dos días después le manda otro mail en que Moreira dice: "Prefiero los dos cupones el martes lo retiraré". Bravo le responde que ese cupón "ya lo tiene mi secre. Manda a buscarlo", y le remitió otras dos boletas.

En la última misiva del 29 de octubre de 2013, Moreira escribió: "Tú crees que se pueda un raspado de la olla para los últimos 100 mts. de campaña". Nuevamente manda otras dos boletas.

  • Alberto Cardemil

Sobre el ex diputado RN Alberto Cardemil, le contó a la fiscalía que mandó una carta a Délano “para que lo apoyaran de manera legal para su campaña a senador por la VI Región, pero no quedaba cupo, por lo que decidió apoyarlo mediante el uso de boletas”. A Bravo se le exhibió un correo de la secretaria de Cardemil, y dijo que “las personas que dieron boletas por 7 millones de pesos y 3 millones de pesos no prestaron ningún servicio”.

“La boleta de honorarios 33 de Saúl Quiroz Bedoya por 3 millones tiene anotado al reverso con mi letra que reconozco A Card, que significa Alberto Cardemil”, señala Bravo en su declaración del 12 de septiembre.

  • José Antonio Kast

También mencionó al diputado de la UDI José Antonio Kast, afirmando que se le financió con 10 millones de pesos.

  • Fundación Futuro

Por último, en relación con aportes a la política, Bravo mencionó en esa declaración que se habría hecho una donación a la Fundación Futuro de 50 millones de pesos, para apoyar la campaña presidencial de Sebastián Piñera en 2009. Lo que es desmentido en el entorno del ex Mandatario, como en el de Empresas Penta, donde se precisó que no han realizado donaciones a dicha fundación.

  • Felipe de Mussy

“La boleta 17 y 18 de José Tomás Garcés Larenas, de fecha 13 de mayo y 30 de junio de 2013, por un monto de 4,5 y 2,7 millones de pesos, de acuerdo al correo que acompaña la boleta, se trata de un aporte a la campaña del diputado Felipe de Mussy, que es sobrino de Luis de Mussy, que es un gran amigo de Carlos Alberto Délano. Este aporte me lo encomendó el propio Carlos Alberto Délano que lo efectuara y se hizo el depósito directo en la cuenta de Garcés Larenas. La boleta 18 tiene anotado al reverso con mi letra F de Mussy”.

  • Carlos Bombal

“La boleta 45 de Manuel Pau me fue solicitada por Carlos Bombal Otaegui quien previamente había hablado con Carlos Délano. Por eso anoté al reverso las iniciales de Bombal CBO. En el documento de egreso figura que el cheque lo retiró Bombal, pues reconozco su firma. Ignoro para que candidatura fue, pero me parece que es del Sur”.

 

LA DECLARACIÓN DEL CONTADOR DE PENTA QUE CONFIRMA LA VERSIÓN DE BRAVO

En el expediente se muestra la declaración del contador de Penta Marcos Castro Sanguineti, donde explica que “siempre ha existido ayuda del grupo a algunos candidatos. Ese tema se veía a nivel de los dueños Lavín y Délano con Hugo Bravo y quien implementaba esos pagos era Hugo Bravo, normalmente con facturas o boletas que se giraban a empresas Penta S.A., Penta III, Penta IN”.

Según la información, la declaración del contador auditor corresponde a una de las varias que ya ha hecho ante el Ministerio Público –8 de julio, 8 de agosto y 27 de octubre– y que está contenida en el expediente de siete tomos que fue entregado por la Fiscalía a las partes.

Castro señala, en el segundo de los interrogatorios, que “en la última elección sé que se financió las campañas de Iván Moreira, otro sé que fue Andrés Velasco (…). No vi a ningún candidato en Penta, esto lo supe de Hugo Bravo. Supe que se financió las campañas de Laurence Golborne, Ena von Baer. Yo era el que ponía la segunda firma en esos cheques. Hugo Bravo hablaba conmigo y me indicaba que estábamos en período de campaña así que si algún nombre me llamaba la atención al momento de firmar un cheque, se trataba de eso, de campañas políticas”.

Castro agrega en su declaración que Bravo le comentó que detrás de las facturas o boletas facilitadas estaba poniendo las iniciales de los candidatos como un “ayuda memoria de él, pues la boleta que se extendía era de otras personas, no de los candidatos”, añadiendo que el procedimiento era que Juan Carlos Armijo –quien en su declaración del 20 de octubre sostiene que su jefe era Hugo Bravo–, tesorero del grupo, “venía a sacarme la segunda firma”.

“Respecto al tema del financiamiento de campañas, señalo que sólo sé que en el año 2013 vi en el piso 15 cuando subía sacar firmas a Felipe Kast, a Ena Von Baer, a Jovino Novoa y Andrés Velasco. No recuerdo haber visto a otras personas. Respecto de cheques que se hayan girado para esas campañas, lo ignoro. Yo no veía nada con el nombre de ellos. Respecto de las facturas que se pagaron a la empresa Voxcom señalo que me llegaban de Hugo Bravo y yo hacía la emisión rutinaria del cheque sin hacer más preguntas. Me llamaba la atención que vinieran con unas iniciales al reverso pero nunca pregunté el motivo”, menciona.

El contador auditor también señala lo que ha realizado el grupo luego del estallido del escándalo, indicando que “en los últimos meses en la oficinas de Penta hemos estado revisando las boletas extendidas de manera irregular. Esta revisión la está haciendo Manuel Antonio Tocornal, Oscar Buzeta, y en la oficina de contabilidad, Dora Pérez y yo. Las boletas irregulares se están separando en montos relacionados con motivos políticos, entre ellos los de Vox.com, Inversiones Mandatos, Reactor SPA, Cactus, Ciudad Justa. Eso se ha chequeado porque no están asociadas a un servicio que la empresa haya contratado. Además, por el periodo que corresponde a campañas políticas”.

La contadora general de Penta, Dora Pérez, subordinada de Castro, también prestó declaraciones ante la Fiscalía y ratificó las acusaciones que llevaron al SII a querellarse contra Délano, Lavín y sus cónyuges, afirmando que en el caso de estas últimas había boletas por alrededor de $ 5 millones. “Las cónyuges no hacían nada en Penta, no tenían oficina ni nada. Estas boletas se enviaban a Tesorería, que emitía los cheques, y luego a nosotros nos llega el comprobante de egreso con la boleta y se ingresa a la contabilidad”, declaró en la oportunidad Dora Pérez.

Por su parte, Francisco Astorga, subgerente de administración desde 1996, declaró el 4 de agosto pasado, señalando que “Hugo Bravo me daba las instrucciones de comprar los automóviles tanto personales de los dueños de Penta como las que se ocupaban en la empresa, a nombre de Pacífico. Esto se hace desde siempre. Se le compraba autos a los dueños Carlos Lavín y Carlos Délano y a Hugo Bravo”.

Su declaración finaliza con otra revelación al precisar que “ayer me junté con unos abogados quienes me hicieron las mismas preguntas que usted me está haciendo. Me lo pidió el gerente general de la empresa, don Manuel Antonio Tocornal”.

Otro importante ejecutivo de Penta y que también prestó declaraciones fue Marco Comparini, director del banco y la compañía de seguros de vida, quien no se refirió a aportes políticos sino que a otras acusaciones del ex gerente de confianza de los socios de Penta.

“Hugo Bravo era el brazo derecho de Délano y Lavín. Era el que le manejaba la chequera a ellos. Era tremendamente poderoso en el grupo (…) Bravo era el que veía de donde salían las platas para los negocios, veía los precios de transferencia. Era el experto tributario y el que veía toda la parte administrativa y manejaba el control que tenía con todos los ejecutivos, entre ellos yo”.

Bravo ha acusado que la corredora del grupo transfirió $ 5 mil millones al banco para paliar las pérdidas, a lo que Comparini respondió tajante que “esta afirmación es falsa y absurda”, ya que “no tendría sentido porque Banco Penta nunca tuvo ni ha tenido problemas de solvencia”.

 

LA DECLARACIÓN DEL CONTADOR DE PENTA QUE CONFIRMA LA VERSIÓN DE BRAVO

En el expediente se muestra la declaración del contador de Penta Marcos Castro Sanguineti, donde explica que “siempre ha existido ayuda del grupo a algunos candidatos. Ese tema se veía a nivel de los dueños Lavín y Délano con Hugo Bravo y quien implementaba esos pagos era Hugo Bravo, normalmente con facturas o boletas que se giraban a empresas Penta S.A., Penta III, Penta IN”.

Según la información, la declaración del contador auditor corresponde a una de las varias que ya ha hecho ante el Ministerio Público –8 de julio, 8 de agosto y 27 de octubre– y que está contenida en el expediente de siete tomos que fue entregado por la Fiscalía a las partes.

Castro señala, en el segundo de los interrogatorios, que “en la última elección sé que se financió las campañas de Iván Moreira, otro sé que fue Andrés Velasco (…). No vi a ningún candidato en Penta, esto lo supe de Hugo Bravo. Supe que se financió las campañas de Laurence Golborne, Ena von Baer. Yo era el que ponía la segunda firma en esos cheques. Hugo Bravo hablaba conmigo y me indicaba que estábamos en período de campaña así que si algún nombre me llamaba la atención al momento de firmar un cheque, se trataba de eso, de campañas políticas”.

Castro agrega en su declaración que Bravo le comentó que detrás de las facturas o boletas facilitadas estaba poniendo las iniciales de los candidatos como un “ayuda memoria de él, pues la boleta que se extendía era de otras personas, no de los candidatos”, añadiendo que el procedimiento era que Juan Carlos Armijo –quien en su declaración del 20 de octubre sostiene que su jefe era Hugo Bravo–, tesorero del grupo, “venía a sacarme la segunda firma”.

“Respecto al tema del financiamiento de campañas, señalo que sólo sé que en el año 2013 vi en el piso 15 cuando subía sacar firmas a Felipe Kast, a Ena Von Baer, a Jovino Novoa y Andrés Velasco. No recuerdo haber visto a otras personas. Respecto de cheques que se hayan girado para esas campañas, lo ignoro. Yo no veía nada con el nombre de ellos. Respecto de las facturas que se pagaron a la empresa Voxcom señalo que me llegaban de Hugo Bravo y yo hacía la emisión rutinaria del cheque sin hacer más preguntas. Me llamaba la atención que vinieran con unas iniciales al reverso pero nunca pregunté el motivo”, menciona.

El contador auditor también señala lo que ha realizado el grupo luego del estallido del escándalo, indicando que “en los últimos meses en la oficinas de Penta hemos estado revisando las boletas extendidas de manera irregular. Esta revisión la está haciendo Manuel Antonio Tocornal, Oscar Buzeta, y en la oficina de contabilidad, Dora Pérez y yo. Las boletas irregulares se están separando en montos relacionados con motivos políticos, entre ellos los de Vox.com, Inversiones Mandatos, Reactor SPA, Cactus, Ciudad Justa. Eso se ha chequeado porque no están asociadas a un servicio que la empresa haya contratado. Además, por el periodo que corresponde a campañas políticas”.

La contadora general de Penta, Dora Pérez, subordinada de Castro, también prestó declaraciones ante la Fiscalía y ratificó las acusaciones que llevaron al SII a querellarse contra Délano, Lavín y sus cónyuges, afirmando que en el caso de estas últimas había boletas por alrededor de $ 5 millones. “Las cónyuges no hacían nada en Penta, no tenían oficina ni nada. Estas boletas se enviaban a Tesorería, que emitía los cheques, y luego a nosotros nos llega el comprobante de egreso con la boleta y se ingresa a la contabilidad”, declaró en la oportunidad Dora Pérez.

Por su parte, Francisco Astorga, subgerente de administración desde 1996, declaró el 4 de agosto pasado, señalando que “Hugo Bravo me daba las instrucciones de comprar los automóviles tanto personales de los dueños de Penta como las que se ocupaban en la empresa, a nombre de Pacífico. Esto se hace desde siempre. Se le compraba autos a los dueños Carlos Lavín y Carlos Délano y a Hugo Bravo”.

Su declaración finaliza con otra revelación al precisar que “ayer me junté con unos abogados quienes me hicieron las mismas preguntas que usted me está haciendo. Me lo pidió el gerente general de la empresa, don Manuel Antonio Tocornal”.

Otro importante ejecutivo de Penta y que también prestó declaraciones fue Marco Comparini, director del banco y la compañía de seguros de vida, quien no se refirió a aportes políticos sino que a otras acusaciones del ex gerente de confianza de los socios de Penta.

“Hugo Bravo era el brazo derecho de Délano y Lavín. Era el que le manejaba la chequera a ellos. Era tremendamente poderoso en el grupo (…) Bravo era el que veía de donde salían las platas para los negocios, veía los precios de transferencia. Era el experto tributario y el que veía toda la parte administrativa y manejaba el control que tenía con todos los ejecutivos, entre ellos yo”.

Bravo ha acusado que la corredora del grupo transfirió $ 5 mil millones al banco para paliar las pérdidas, a lo que Comparini respondió tajante que “esta afirmación es falsa y absurda”, ya que “no tendría sentido porque Banco Penta nunca tuvo ni ha tenido problemas de solvencia”.

 

LAS DECLARACIONES QUE COMPLICAN A ANDRÉS VELASCO

Según El Mercurio, tres son los antecedentes que complican al ex candidato presidencial y líder de Fuerza Pública (FP), Andrés Velasco, en el Pentagate: las declaraciones de Hugo Bravo sobre el pago de una factura por servicios profesionales de una empresa de Velasco que correspondería a una contribución de campaña; el pago de Penta a un asesor tributario de Espacio Público; y correos electrónicos de cercanos al ex ministro de Hacienda hacia el ex gerente general de Penta, Manuel Antonio Tocornal, referidos a un “aporte” económico.

Respecto al primer antecedente, esta data del 19 de septiembre de 2014, cuando los fiscales muestran un documento a Hugo Bravo, respecto del cual éste señala que “la factura 63 de la Sociedad Cactus Consultores SPA por 20 millones de pesos, de fecha 2 de julio de 2013, corresponde a un aporte a la campaña presidencia de Andrés Velasco. Lo mismo sucede con la boleta 190 de Jorge Arturo Olave Marilef, de fecha 3 de enero de 2013. Al dorso anoté con mi letra MAT-AV, que corresponde a Manuel Antonio Tocornal y Andrés Velasco. Esto, porque Tocornal y Velasco eran compañeros de colegio, me parece en el Grange, y en una ocasión Velasco fue invitado a almorzar a Penta al piso 16 junto con Tocornal, Délano y Lavín, para que expusiera su proyecto. Yo no fui convidado. Después de ese almuerzo se le dieron estos aportes. Manuel Antonio Tocornal habló conmigo y se le dieron estos aportes. Ni la boleta de Olave ni la factura de Cactus corresponden a servicios prestados a Penta S.A.”.

Esta declaración refuta la posición de la defensa de Velasco, la cual ha insistido en que no existen irregularidades y que las boletas correspondían a charlas realizadas a Penta.

El otro punto que descoloca a Velasco es la declaración de Jorge Olave Marilef, contador de la ONG Asociación Tierra Firme que fue fundada por Velasco.

Olave asegura ser el actual contador de Espacio Público y que fue contactado para realizar iniciación de actividades de Tierra Firme, asesoría por la que cobró $ 3 millones.

“En ese momento los flujos de dinero de la asociación eran insuficientes o bajos para pagarme mis honorario y, por tanto, Gabriel Méndez, abogado de la asociación y que estaba a cargo de actas de directorio, estatutos y otros, me pidió que emitiera una boleta a nombre de Empresas Penta S.A., me dice que por un monto de $ 5.000.000 y como me debían dinero, yo accedí a emitirla para que me pagaran, ya que necesitaba el dinero por mi trabajo”, explica.

Y añade que sabía que lo que estaba haciendo era un error, aunque “nunca presté servicio alguno para Penta S.A., pero Gabriel Méndez me pidió lo de la boleta y así lo hice”, añadiendo que la envió a Méndez por correo electrónico y “el día 18 de enero recibí una transferencia electrónica bancaria a mi cuenta personal del Banco Santander antes indicada, por $ 4.500.000, que era el valor líquido de la boleta. La transferencia al parecer era de Penta, según la boleta que había emitido”.

El último punto que complica a Velasco son los correos incautados a Manuel Antonio Tocornal –quien en enero de 2013 se desempeñaba como gerente general de Penta S.A.–, en donde hay una conversación entre Tim Purcell (financista de la campaña del líder de FP) y el abogado Méndez, de la fundación de Velasco, quien luego de recibir la boleta del SII del cobro de honorarios del contador Olave, le envía un correo el 4 de enero de 2013 a las 20:50 horas.

“Hola Toño. Aquí va la boleta que me pediste. El pago se puede hacer a la cuenta corriente del emisor de la boleta Jorge Olave (colocando datos de la cuenta)”. Posteriormente, Tocornal le escribe a Marcos Castro, contador de Penta, y le indica que “pago aporte Andrés Velasco. Confírmame cuando le pagues, gracias”.

Por su parte, Bravo ratifica que en cuanto a la “boleta 190 de Jorge Olave de fecha 3 de enero de 2013, al dorso anoté MAT-AV que corresponde a Manuel Antonio Tocornal y Andrés Velasco. Esto porque Tocornal y Velasco eran compañeros de colegio, me parece en el Grange, y en una ocasión Velasco fue invitado a almorzar a Penta al piso 16 junto con Tocornal y Délano y Lavín, para que expusiera su proyecto. Después de ese almuerzo se le dieron esos aportes (…). Ni la boleta de Olave ni la factura de Cactus corresponden a servicios prestados a Penta S.A.”.

Olave señala posteriormente que, luego de hacer la transferencia, el abogado Méndez le pidió que le pasara la diferencia del dinero, debido a que sus honorarios eran solo de $ 3 millones, lo cual hizo.

 

CONFIRMA SUS DICHOS ANTE LA PRENSA

La mañana del 13 de enero de 2014 el ex gerente general de Penta, Hugo Bravo, habló por primera vez públicamente sobre el financiamiento de campañas políticas a través de boletas falsas, en el marco del comienzo del juicio laboral por la demanda por “despido injustificado” que interpuso contra los dueños del grupo, Carlos Alberto “Choclo” Délano y Carlos Eugenio Lavín.

Al llegar al tribunal fue consultado sobre si el esquema de boletas fraudulentas alcanza a otros políticos además de militantes UDI, señalando que “no, habrá uno que otro, en alguna elección de Renovación (Nacional)”.

Preguntado directamente sobre la situación del ministro Alberto Undurraga, expresó “no sé del caso”.

Sobre el hecho de que políticos involucrados en el caso digan que no lo conocen, el ex ejecutivo señaló -entre risas- que resulta algo “para la risa”. Además, confirmó que existen boletas emitidas para Ena von Baer y Jovino Novoa, ratificando sus dichos ante la Fiscalía: “yo no he mentido nunca”.

Respecto de esto último, ante la pregunta de la prensa,  aseguró haber conversado con aquellos políticos involucrados que decían no conocerlo personalmente.

Asimismo, dejó entrever que efectivamente se siente el “chivo expiatorio” de los dueños de Penta, indicando que “después de una amistad de 40 años, que se rompa de un día para otro, no sé qué se puede pensar”.

Consultado sobre la caja de Pandora que abrió, tanto en el marco político como judicial, aseguró que “se supo la verdad no más”.

 

FORMALIZACIÓN

El 7 de marzo de 2015 fue formalizado por delitos tributarios, soborno y lavado de activos, quedando en prisión preventiva en el centro penitenciario Capitán Yáber mientras se desarrolle la investigación que durará cuatro meses. Junto a él quedaron también detenidos los socios de Penta Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, el subsecretario de Minería Pablo Warner, el ex contador de la Compañía Marcos Castro Sanguinetti y el fiscalizador del SII Iván Álvarez.


 

 

loading
Fuentes de Hugo Bravo López
loading
3 Personas Relacionadas
8 Empresas Relacionadas
1 Organizaciones Relacionadas