Poderopedia

Herman Chadwick Larraín

Abogado y Socio de Chadwick & Cía. Estudió derecho en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Obtuvo un Master Of Business Administration (MBA) en la Pontificia Universidad Católica de Chile en 2006. Familiar del ex presidente Sebastián Piñera, es hijo de Herman Chadwick Piñera (UDI), su primo hermano. Herman Chadwick Larraín desde el 2000 se desempeña como síndico de quiebras y en 2015 fue involucrado en el caso Caval como pieza clave en el negocio de la compra de los terrenos en Macahalí por parte de la nuera de la Presidenta Bachelet, Natalia Compagnon y su socio Mauricio Valero. Fue el encargado de vender los campos de la familia Wiesner a Caval, en el marco de un convenio judicial preventivo que impediría que las deudas los llevaran a la quiebra. Si bien el proceso fue exitoso —se pagó el 100% de los pasivos, con un saldo a favor de más de $2.364 millones para la familia Wiesner—, aún persisten acusaciones contra la actuación del síndico. Concretamente, una de las grandes interrogantes es su cercanía y pago de $415 millones a Juan Díaz, gestor inmobiliario vinculado a la UDI, que trabajaba en la modificación del uso de suelos de los terrenos de Machalí. Chadwick fue formalizado en el marco de este caso el 29 de enero de 2016 por los delitos de ventaja indebida del síndico (autor) y declaraciones de impuestos falsas, quedando con las medidas cautelares de arresto domiciliario total y arraigo nacional por un año. Su defensa está a cargo del abogado Ciro Colombara.

Herman
Chadwick
Larraín
Herman Chadwick Larraín
CHILE
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

Herman Chadwick Larraín (47 años, casado, cinco hijos) pertenece a una de las familias más influyentes de Chile. Es hijo del abogado, ex alcalde de Providencia y ex presidente del Consejo Nacional de Televisión, Herman Chadwick Piñera (UDI) y sobrino del ex ministro Andrés Chadwick Piñera, ambos primos hermanos del ex Presidente Sebastián Piñera, quien empleó a su hermana, María Irene Chadwick Larraín (UDI), como  directora de Programación en La Moneda. Hoy es ella quien le maneja las comunicaciones.

Antes de morir, su abuelo, Herman Chadwick Valdés —quien fuera conservador de Bienes Raíces de Santiago entre 1977 y 1997— lo nombró administrador de sus bienes y sociedades familiares. Chadwick Larraín tenía sólo 26 años. Hoy, dedica parte de su tiempo a cumplir con ese encargo.

Si bien sus familiares abarcan también otras corrientes políticas —su tía María Teresa Chadwick Piñera está casada con el ex ministro de los gobiernos de la Concertación José Antonio Viera-Gallo—, la UDI es el primer partido que surge a la hora de hablar de los Chadwick. Sin embargo, Chadwick Larraín no es militante. Su amigo Francisco Orrego asegura que su máximo contacto con la política se dio en la universidad, cuando pensó en vincularse con actividades partidistas, pero de RN. Algo que quedó en nada. “Nunca fue cerrado políticamente. Cuando fui candidato a diputado me apoyó”, asegura su amigo y ex subsecretario de Ricardo Lagos, Clemente Pérez.

Chadwick Larraín es abogado desde 1993, estudió Derecho en la Universidad Católica e hizo un MBA en 2006 en el mismo establecimiento. Desde 2000 ejerce como síndico. Su oficina, en El Golf 40, la comparte con su padre y otros abogados.

Es reconocido como uno de los síndicos más importantes de Chile, a cargo de las quiebras más relevantes de los últimos años. Conocido por ser el síndico favorito del BCI, que lo designaba en las quiebras o convenios judiciales en los que el banco era acreedor –como La Polar, Distribuidora Rabié, Pesca Chile y la central Campanario– el año que pasó solo tuvo la liquidación de una empresa y un convenio preventivo. Y ayudó a Gonzalo Vial Concha, el dueño de Graneles de Chile –que acusa a Natalia Compagnon de haberle entregado 300 correos falsos por los que le habría pagado– a reestructurar sus pasivos por US$400 millones.

Ha liderado los procesos de Rabié, Pesca Chile, Burger Inn, Clínica Alemana de Puerto Varas, entre otras. Ha participado también en los casos de La Polar, Campanario, Mario Silva Leiva, Operación Océano, Aerocontinente, Grupo Inverlink, etc. Sus pares reconocen que su labor se caracteriza por recuperar los créditos de los acreedores y para eso armó un equipo de 20 personas que le colaboran en estas tareas. Hasta que fue involucrado en el Caso Caval nunca se le había cuestionado públicamente un proceso.

Vía Central, la empresa de comunicaciones de su hermana periodista, María Irene Chadwick, ex directora de Programación de Sebastián Piñera; Carla Munizaga, jefa de prensa del ex Presidente; y Gonzalo Gómez, ex subdirector de prensa, lo está asesorando ad honórem.

Es presidente de la Fundación Instituto de Estudios de la Sociedad y miembro del directorio de varias sociedades anónimas. Se ha desempeñado como profesor ayudante de derecho civil en la Universidad Finis Terrae, y del ramo estudio de Títulos en la Universidad Católica de Chile, 1996-1997, Conservador de Bienes Raíces Suplente de Santiago, enero a diciembre de 1997, presidente de Puerto Caldera S.A., 1995-1996, director de la Rama de Fútbol del Club Deportivo Universidad Católica,1998-2003, del Colegio el Golf, de Sociedad Concesionaria Ruta 5 Talca Chillán 2000-2001.
 

CASO CAVAL

Fue el encargado de vender los campos de Machalí de la familia Wiesner a Caval. En la transacción, Chadwick fue el encargado de liquidar los tres predios del empresario Patricio Wiesner —San Diego, Santa Elena y Santa Cecilia— a la empresa de Natalia Compagnon y Mauricio Valero, para lo cual requirió los servicios de Juan Díaz. El militante UDI fue reclutado por Chadwick para coordinar las gestiones para los cambios en el plano regulador de la comuna. El documento que presentó la Superintendencia el 17 de septiembre de 2015 cuestiona el actuar de Chadwick: la contratación de Juan Díaz porque su remuneración (415 millones) no había sido aprobada por la junta de acreedores, por lo cual se solicita que el monto se reintegre. Díaz habría sido el brazo extendido del abogado a la hora de pagar servicios a Cynthia Ross, arquitecta que estuvo detrás del intento de cambio del plan regulador de Machalí.

Si bien hasta ahora el entorno del síndico ha asegurado que su labor se realizó dentro del marco legal, el propio implicado ha hecho hincapié que "con la venta a Caval, el 17 de enero, terminó el trabajo que me encomendaron los acreedores".

Pese a lo anterior, Chadwick hizo valer ante la Fiscalía su derecho a guardar silencio.

Chadwick Larraín será formalizado en el marco de este caso en su calidad de síndico por supuestas faltas al artículo 38 de la Ley de Quiebras el 29 de enero de 2015. Su defensa está a cargo del abogado Ciro Colombara.

Arriesga una pena que va desde los 3 años y 1 día a los 10 años. Mientras, el Servicio de Impuestos Internos se querelló en su contra por la presentación de declaraciones de impuesto a la renta incompletas y omisión maliciosa de impuestos de Wiesner S.A, la sociedad que administró Chadwick en su calidad de síndico, y porque él, como contribuyente, también entregó una declaración de impuestos incompleta.

En paralelo, el Cuarto Juzgado Civil de Santiago, a cargo de revisar la cuenta realizada por Chadwick en el convenio de Wiesner S.A, podría rechazarla, con lo cual sería eliminado de la nómina de síndicos a perpetuidad.

Su trabajo recibió objeciones del BCI y del Rabobank, ambos acreedores, del propio Wiesner y de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento a raíz del pago de $415 millones que hizo Chadwick al operador de la UDI y gestor inmobiliario, Juan Díaz, sin autorización de la comisión de acreedores. La superintendencia objetó, además, otros pagos no aprobados por $127 millones.

Aunque la nueva ley de quiebras, N° 20.720, llamada de Reorganización y liquidación de activos de empresas y personas, eliminó la figura de síndico y solo existen liquidadores y veedores, Chadwick podría quedar excluido automáticamente de la nómina de liquidadores y veedores si se comprueba que cometió un delito, según el artículo 17 de la legislación que rige desde el 9 de octubre de 2014.

 

LAS OTRAS QUERELLAS QUE LO COMPLICAN

Según publicó El Mercurio el 26 de marzo de 2016, el Consejo de Defensa del Estado decidió ampliar la querella en su contra. Las acciones judiciales apuntan derechamente a estafa y apropiación indebida por $415 millones. Por otro lado se le acusa de soborno. De acuerdo a lo señalado por el CDE, Chadwick se habría apropiado de estos dineros “a espaldas de los acreedores”.

En el caso del soborno, el organismo estatal precisa que todo va de la mano con la apropiación indebida de este dinero para su entrega a su asesor en la gestión del cambio de uso de suelo de los terrenos en Machalí, Juan Díaz.

El CDE señaló que “parte de ellos fueron destinados a coimas a los funcionarios públicos de la Municipalidad de Machalí para que gestionaran y aceleraran los trámites de cambio de uso de suelo que beneficiarían a los predios de la sociedad Wiesner”.

El documento explica que Chadwick habría creado un contrato con Díaz con el que “habría justificado la entrega de dineros a este, las que eran inexistentes”.

Cabe decir que de acuerdo a lo publicado por El Mercurio, el dueño de los paños de Machalí, Patricio Wiesner, también se querelló contra el síndico de quiebras por ventajas indebidas, apropiación indebida y estafa, mismos delitos que los expuestos por el CDE.

 

FORMALIZACIÓN 

Chadwick Larraín fue formalizado el 29 de enero de 2016 por los delitos de ventaja indebida del síndico (autor) y declaraciones de impuestos falsas,  quedando con las medidas cautelares de arresto domiciliario total y arraigo nacional por un año. Su defensa está a cargo del abogado Ciro Colombara.

 

DEBERÁ DEVOLVER MÁS DE $120 MILLONES A DUEÑOS DE PREDIOS DE MACHALÍ

FInalmente, el Cuarto Juzgado Civil de Santiago condenó al síndico Chadwick a devolver más de $120 millones a la familia Wiesner, dueños de los predios de Machalí. En la arista civil del conflicto, la jueza María Paula Merino objetó así las cuentas entregadas por Chadwick respecto al convenio judicial con la familia Wiesner y determinó que incumplió sus obligaciones como síndico liquidador.

En el fallo, con fecha 29 de marzo de 2016, el tribunal señaló que "se condena al Sr. Chadwick a la devolución de la suma de $ 127.096.084, correspondiente a gastos operacionales no aprobados por la Comisión de Acreedores, para que sean puestos a disposición del Sr. Patricio Wiesner o Sra. Helga Riffart, según corresponda, dentro de décimo día, contados desde que la presente sentencia cause ejecutoria".

Además indicó que "la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento deberá proceder a aplicar las sanciones que estime correspondan al señor Chadwick, por el incumplimiento de sus obligaciones como Síndico Liquidador en el Convenio Judicial Preventivo Wiesner S.A.".

El tribunal civil acogió además las objeciones por el pago a Juan Díaz y por el dinero extra que cobró Chadwick por la venta de los terrenos, lo que al no encontrarse en el acuerdo inicial con la familia Wiesner, fue considerado como irregular por el tribunal.

 

loading
Fuentes de Herman Chadwick Larraín
loading
7 Personas Relacionadas
1 Empresas Relacionadas
1 Organizaciones Relacionadas