Poderopedia

Gloria Ana Chevesich

04-11-1958

Abogada de la Universidad de Chile. En mayo de 2013, el presidente Sebastián Piñera la nominó para integrar la Corte Suprema y pese a la resistencia de sectores políticos de oposición que la cuestionaron por sus actuaciones en causas de DD.HH., el 3 de julio de 2013 el Senado aprobó su nombramiento por 26 votos a favor, 5 en contra y 5 abstenciones. La actual presidenta de la Corte de Apelaciones de Santiago se hizo conocida por haber sido quien redactó la sentencia de desafuero de Augusto Pinochet, y por haber estado por más de siete años a cargo de uno de los casos emblemáticos de corrupción en Chile, ocurrido durante el gobierno de Ricardo Lagos: el Caso MOP-GATE y sus aristas.

Gloria Ana
Chevesich
Ruiz
Gloria Ana Chevesich
04-11-1958
CHILE
Legal - servicios jurídicos
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

Abogada y jueza. Actualmente se desempeña como presidenta de la Corte de Apelaciones de Santiago. Estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Ingresó al Poder Judicial en 1986, cuando asumió como relatora de la Corte de Apelaciones de Santiago, cargo que ejerció hasta 1994. 

 

En 1995 fue nombrada relatora del pleno de la Corte Suprema. Se hizo conocida por haber sido quien redactó la sentencia de desafuero de Augusto Pinochet, y por haber estado por más de siete años a cargo de uno de los casos emblemáticos de corrupción en Chile, ocurrido durante el gobierno de Ricardo Lagos: El Caso MOP-GATE y sus aristas (ver subtítulo).

 

En mayo de 2013, el presidente Sebastián Piñera la nominó para integrar la Corte Suprema y

y pese a la resistencia de sectores políticos de oposición que la cuestionaron por sus actuaciones en causas de DD.HH., el 3 de julio de 2013 el Senado aprobó su nombramiento por 26 votos a favor, 5 en contra y 5 abstenciones.

 

Chevesich estudió en el colegio Sagrada Familia de Estación Central y se tituló de abogada en la Universidad de Chile,  donde fue una alumna destacada.  Estuvo casada con el abogado Andrés de la Maza Camus, quien falleció el 22 de julio de 2004 a causa de un fulminante tumor cerebral. Tiene dos hijas.

 

Según Emol el abogado estuvo en medio de la polémica por las supuestas presiones y filtraciones en el caso MOP a la prensa. Incluso, señala el medio, debió prestar declaración ante el ministro Milton Juica, encargado de indagar esa causa . Sobre estos hechos la ministra Chevesich envió una carta dirigida al Pleno de la Corte Suprema con su versión de los hechos  y donde detalló que cuatro personas, entre ellas el presidente de la Suprema, Marcos Libedinsky, habrían intentado influir en el curso de la causa.

 

Y es que según lo informado por los medios de comunicación, la ministra, en el largo camino de la sentencia del Caso MOP-GATE, tuvo que soportar intensas presiones. Al estallar el caso, por ejemplo, ocurrió un robo en las oficinas del Ministerio de Obras Públicas. Dos sujetos sustrajeron la CPU del computador utilizado por Sergio Cortés, ex jefe de finanzas del MOP. El caso terminó con dos sujetos procesados como autores del delito y sospechas sobre funcionarios de Investigaciones que habrían encubierto el hecho. En tanto, en 2005 la ministra sufrió el robo de su computador personal desde las oficinas de su fallecido marido.

 

En privado, señala La Tercera, la ministra ha dicho que desde su época de universitaria que quiere llegar al Máximo Tribunal. Algo que creyó difícil el 2008, cuando postuló y no obtuvo ni un solo voto entre sus superiores. "Eran esos otros años, aún marcados por el caso que la hizo famosa y que la enemistó con la Suprema. Cuando pasó de ser la relatora favorita a la jueza que denunció presiones -incluso de parte de Marcos Libedinsky, entonces presidente del Máximo Tribunal-, y a quien se investigó por las filtraciones del caso", publica el matutino.

 

Según quienes la conocen, los años a cargo de MOP-Gate no dejaron un buen recuerdo en Chevesich y ha dicho "que lo pasó mal". Es que ella es conocida como matea y rígida a la hora de aplicar la ley.  Desde que es ministra ha obtenido las mejores calificaciones siempre (6,9) y su reconocido nivel profesional se complementa con una personalidad reservada, a veces seca, y muy celosa de su vida privada. Es de pocos amigos y centrada en su vida familiar.

 

En julio de 2004, cuando falleció su esposo y el caso Gate estaba en su etapa más compleja, se demoró 15 días en volver a trabajar. A la Corte llega antes de las 8 y se retira cerca de las 18 horas, publica La Tercera. Se toma poco tiempo para almorzar y comparte con algunos ministros, entre ellos los supremos Milton Juica, Juan Araya, Muñoz y Haroldo Brito.

 

Su tiempo libre se reparte entre el yoga, el deporte y sus idas al Teatro Municipal con su pareja desde 2008, el ministro de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Carlos Gajardo, con quien comparte el gusto por la música clásica y la literatura.

 

Está terminando el magíster en derecho laboral de la Universidad Adolfo Ibáñez, donde entre otros, le hizo clases el abogado Fernando Atria. “Me pareció una estudiante interesada y con opinión sobre los temas discutidos”, señala el profesional.

 

Desde el punto de vista político, sus cercanos confirman que es de sensibilidad DC y que ha votado por los candidatos de ese partido en varias elecciones.

 

CASO MOP-GATE

 

En octubre de 2002 Chevesich fue nombrada ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago. Un año después, el 21 de enero de 2003, por encargo de la Corte Suprema, asumió el proceso investigativo del caso de corrupción conocido como "MOP-GATE",  ocurrido durante el gobierno de Ricardo Lagos (PPD, 2000-2006), que tuvo como protagonistas a miembros del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y de la empresa de Gestión Administrativa y Territorial (GATE). 

 

El MOP pagó sobresueldos a 129 funcionarios por trabajos que jamás se habían llevado a cabo, al mismo tiempo que GATE recibía pagos injustificados por autopistas concesionadas y sus proyecciones desde 1997. El caso salió a la luz en 2000, como resultado de las investigaciones realizadas por el Caso Coimas.

 

Tras cinco años y medio a cargo del proceso, el 28 de octubre de 2008, la ministra firmó la resolución del cierre del sumario de la arista principal del caso. Las indagaciones dieron como resultado que se defraudó al Fisco por 1.253 millones de pesos por la sobrevaloración de contratos, ocultamiento de costos y la triangulación de dineros para el pago de sobresueldos.

 

Al cierre del caso, quedaron en calidad de procesados como autores de fraude al Fisco el ex ministro de Obras Públicas durante la administración de Ricardo Lagos, Carlos Cruz, y el jefe de Finanzas de la Dirección de Vialidad del MOP, Sergio Cortés. Además y en calidad de autor del delito de estafa, quedó procesado el dueño de la empresa de Gestión Administrativa y Territorial (GATE), el socialista Héctor Peña Véliz.

 

Después de siete años de investigación, el 1 de julio de 2010, Chevesich condenó a 14 personas por fraude fiscal y estafa, entre ellas Cruz (quien renunció al PS en 2003, producto de este escándalo) a 3 años de pena remitida y al pago de una multa por $799.142.217 pesos; al ex jefe de finanzas del MOP, Sergio Cortés, a 5 años también de presidio remitido pero con libertad vigilada y al pago de una multa de $777.842.217 pesos; y a Héctor Peña Véliz, dueño de la empresa GATE, condenado a 60 días y al pago de una multa por la misma suma que Cortés.

 

Radio Cooperativa informó en la oportunidad que también fueron condenados Eduardo Balbontín, ex director de Obras Hidráulicas y Gonzalo Castillo, ex jefe de gabinete del MOP, a 61 días de reclusión remitida; a Nazir Sapag, ex director del Centro de Investigación Aplicada para el Desarrollo de la Empresa (CIADE) de la Universidad de Chile, a 200 días de pena remitida por fraude; y a Oscar Araos, a 541 días de pena remitida por el delito de estafa. 

 

El fallo de la magistrada, que contenía 1032 páginas distribuidas en casi 50 tomos, consideraba a otras 17 personas que fueron absueltas. Debido a su enorme envergadura, Chevesich debió abrir 25 aristas del caso MOP-GATE, nombradas por letras desde la A a la V.

 

Desde el punto de vista político, durante la época que estalló el escándalo, Ricardo Lagos y el entonces diputado y presidente de la UDI, Pablo Longueira se reunieron sorpresivamente  para analizar el tema por considerarlo que tenía "connotaciones de Estado", pues estaban en el tapete varios casos de corrupción que afectaban la estabilidad institucional del gobierno de Lagos, como el Caso Coimas, el mismo MOP GATE, Ciade, sobresueldos, concesiones, Corfo e Inverlink.

 

Fue así como surgió lo que sería el acuerdo para avanzar en la modernización del Estado "que evite que los escándalos de hoy se sucedan en el futuro", consigna Emol. Resultado de aquello fue la legislación sobre financiamiento electoral, probidad, alta dirección pública, entre otras.


 

SU NOMINACIÓN PARA INTEGRAR LA CORTE SUPREMA Y CUESTIONAMIENTOS DE LA OPOSICIÓN

 

A fines de mayo de 2013, el presidente Sebastián Piñera la nominó para integrar la Corte Suprema. La abogada fue postulada como uno de los “cupos” del oficialismo, pues así es percibida. Esto debido al caso que cerró el 2010 y a su visión conservadora de la forma de hacer justicia. “No dan sorpresas, se apega a los hechos y al derecho, no reinterpreta las leyes”, asegura a La Tercera un abogado que ha litigado en su sala.

 

El anuncio de la ministra provocó cuestionamientos en la oposición por sus actuaciones en causas de DD.HH. El Mostrador detalló, en un artículo publicado en junio de 2013, que existen dos causas clave de este tipo en las que la ministra Chevesich ha dejado plasmado su enfoque jurídico en la materia, siendo en ambas el voto disidente: una sentencia contra el ex jerarca de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) Manuel "Mamo" Contreras, donde alega a su favor una "irreprochable conducta anterior" como atenuante en un fallo que lo condenó por el crimen de un grupo de militantes del MIR detenidos desaparecidos en 1974; y un segundo fallo del tribunal de alzada en el cual aboga por la prescripción de los delitos y de las acciones civiles (indemnizaciones) a favor de las víctimas.

 

A lo anterior se suma las aprensiones que genera en sectores de la Concertación el rol de la magistrada en el caso MOP-GATE, en el que la ministra ordenó el procesamiento de figuras clave de la Concertación, como Carlos Cruz, ex ministro de Obras Públicas del Presidente Ricardo Lagos.

 

El miércoles 19 de junio de 2013 la magistrada debió enfrentar una jornada decisiva ante la Cámara Alta para llegar a la Corte Suprema, al asistir a la sesión de la comisión de Constitución, legislación y Justicia para exponer ante los senadores y enfrentar los cuestionamientos que puedan formular los parlamentarios opositores de la instancia: los DC Soledad Alvear y Patricio Walker. La comisión está integrada además por Alberto Espina (RN), Carlos Larraín (RN) y Hernán Larraín (UDI).

 

Luego de exponer por casi dos horas, a la salida del encuentro la ministra defendió ante la prensa su posición favorable al conceder la atenuante de "irreprochable conducta anterior" al ex director de la disuelta (DINA), Manuel Conteras. Según El Mostrador , "en su exposición ante la instancia legislativa Chevesich manifestó que quienes la critican seguramente no han leído completo el dictamen donde fundamenta su voto de minoría respecto del otrora jefe represivo de la dictadura".

 

El medio agrega que con frases breves a la prensa aseguró que nunca aplicó la prescripción ni la ley de Amnistía en sus fallos, y que para que quedara constancia de sus dichos, dejó todas sus sentencias en manos de los legisladores que escucharon sus argumentos.

 

Consultada sobre su impresión personal de Manuel Contreras, Chevesich fue enfática en señalar que "yo no doy impresiones, mi labor no es dar impresión sino dar sentencias".

 

También contestó de manera escueta sobre sus múltiples fallos en contra de los consumidores, asegurando que siempre sus dictámenes se ajustan a la ley y no en base a "prejuicios" y afirmó que los jueces tienen que tener "la fortaleza moral y espiritual" para enfrentar las críticas a su labor.

 

Finalmente el 3 de julio de 2013 la sala del Senado por mayoría, aprobó la nominación de la jueza para integrar la Corte Suprema de justicia, luego de un arduo debate. El nombre de la magistrada logró 26 votos a favor y 5 en contra, además hubo cinco abstenciones.

 

Los senadores que apoyaron el nombramiento de la jueza destacaron sus buenas calificaciones a lo largo de su carrera judicial, su independencia demostrada en fallos relacionados con diversas materias y la eficiencia a la hora de desarrollar los procesos que ha tenido a cargo.
 
 
Entre los legisladores que apoyaron la designación de Chevesicc destacaron los oficialistas Hernán Larraín, Carlos Kuschel, Alberto Espina y Francisco Chahuán y de la oposición Patricio Walker, Camilo Escalona y Fulvio Rossi.
 
 
Entre los votos en contra, destacó el de los senadores socialistas Juan Pablo Letelier e Isabel Allende y del senador del PPD Ricardo Lagos Weber, que argumentaron su postura frente a algunos emblemáticos casos de violaciones a los derechos humanos que ella tuvo que resolver.
 

Por la abstención estuvieron Eduardo Frei, Guido Girardi, José Antonio Gómez, Ximena Rincón y Eugenio Tuma. 

 

La ministra de Justicia, Patricia Pérez, señaló que los parlamentarias votaron en conciencia y señaló que su intervención en la Cámara Alta fue extremadamente brillante.

 

Esto transforma a la jueza Chevesich en la cuarta mujer que integra el máximo tribunal del país.

loading
Fuentes de Gloria Ana Chevesich
loading
5 Personas Relacionadas
0 Empresas Relacionadas
5 Organizaciones Relacionadas