Poderopedia

Ennio Vivaldi

Nuevo rector de la Universidad de Chile, es quien dirigirá desde el 13 de junio de 2014, y durante los próximos cuatro años, el plantel en reemplazo del rector Víctor Pérez. Cercano al Partido Socialista, su llegada al sillón de Bello significa un triunfo para la izquierda académica del plantel, el que por décadas estuvo gobernado por sectores allegados a la DC y a la masonería. Vivaldi se impuso en segunda vuelta con un 58% de los votos (1019 preferencias), por sobre Raúl Morales, quien obtuvo un 42%, equivalente a 737 votos. Ennio Augusto Vivaldi Véjar es médico cirujano y profesor titular en el Programa de Fisiología y Biofísica del ICBM en la Facultad de Medicina, donde también fue vicedecano. Fue compañero de la presidenta Michelle Bachelet en la Facultad de Medicina, pololeó con ella y la influenció para que ingresara a militar en la Juventud Socialista. Vivaldi abandonó la militancia y se inclinó por construir un camino académico. Postgrados en Harvard y en el MIT, e investigaciones científicas desarrolladas en seis países avalan a quien encabezará la Universidad de Chile durante los próximos cuatro años, y que desde ahí deberá enfrentar el debate público gobernado por el impulso reformista.

Ennio Augusto
Vivaldi
Véjar
Ennio Vivaldi
CHILE
loading
loading
loading
loading
loading
loading

Perfil

Nuevo rector de la Universidad de Chile, es quien dirigirá desde el 13 de junio de 2014 y durante los próximos cuatro años el plantel en reemplazo del rector Víctor Pérez.

Cercano al Partido Socialista, su llegada al sillón de Bello significa un triunfo para la izquierda académica del plantel, el que por décadas estuvo gobernado por sectores allegados a la DC y a la masonería. 

Duante su campaña, abogó por el aumento sostenido de la matrícula en la institución y porque el Estado asuma el pleno financiamiento de las universidades públicas. También propuso modificar el sistema de ingreso a las universidades, ya que a su juicio la PSU sólo perpetúa la segregación económica. Vivaldi se impuso en segunda vuelta con un 58% de los votos (1019 preferencias), por sobre Raúl Morales , quien obtuvo un 42%, equivalente a 737 votos.

Ennio Augusto Vivaldi Véjar es médico cirujano y profesor titular en el Programa de Fisiología y Biofísica del ICBM en la Facultad de Medicina, donde se desempeñaba como vicedecano. Fue representante del Senado Universitario y destacó por su oposición a la posible venta del Hospital J. J. Aguirre, consigna La Tercera.

Perteneció, junto a Patricio Basso, a la Asociación de Académicos de la Universidad de Chile, la misma que encabezó las movilizaciones para sacar de la “U” a Federici, el rector que impuso la dictadura y que en su tiempo fue el enemigo público número uno de los hijos de Bello. “Solíamos caer presos juntos. Éramos clientes frecuentes de la 1ª Comisaría”, señaló Basso a El Mostrador.

"Era fines de los 80 y Ennio Vivaldi comenzaba a despegar como una eminencia mundial en temas relacionados con la fisiología del sueño. Siempre ligado a la Universidad de Chile, fue compañero de facultad con Michelle Bachelet, pololeó con ella y la influenció para que ingresara a militar en la Juventud Socialista, liderada en ese entonces por Carlos Lorca", asegura el mismo medio.

A renglón seguido agregan que en algún punto de la historia, Ennio Vivaldi abandonó la militancia y se inclinó por construir un camino académico… y llegó lejos. Postgrados en Harvard y en el MIT, e investigaciones científicas desarrolladas en seis países avalan a quien encabezará la Universidad de Chile durante los próximos cuatro años, y que desde ahí deberá enfrentar el debate público gobernado por el impulso reformista.

 

SU HISTORIA CON MICHELLE BACHELET

Revista Qué Pasa, publicó su perfil donde da cuenta sobre su historia, sus planes y sus primeras definiciones. El artículo comenza relatando el pololeo del nuevo rector con la actual Presidenta de Chile.

"La historia comienza con un jeep Land Rover color verde, que luego el tiempo volvió beige. Ésa es la imagen que hoy recuerdan sus antiguos camaradas políticos, lo primero que llamó la atención del Ennio Vivaldi que llegó a la Facultad Medicina de la U. de Chile en 1967: no era común que los universitarios tuvieran auto, y menos aún los que militaban en las diversas facciones de la izquierda de la época. Pronto el vehículo dejó de ser sólo suyo, y pasó a ser de toda la brigada de estudiantes socialistas de la facultad, que lo ocupaban como centro neurálgico para actos políticos y fiestas. En el asiento del copiloto, acompañando a Vivaldi, solía viajar una muchacha guapa a la que todos identificaban por ser la hija de un general de la Fuerza Aérea, y que entremedio de actos políticos por Allende y jornadas de atención médica en poblaciones de la zona norte de Santiago se transformó en su pareja y su mayor confidente. Era Michelle Bachelet."

En la universidad conoció a Carlo Lorca, tres años mayor que él y principal cerebro de la brigada socialista de Medicina. La publicación agrega:

"Los jóvenes de izquierda de esos años se sentían más atraídos hacia el MIR u otros movimientos revolucionarios, y Lorca, que luego sería elegido diputado, intentaba atraerlos a su sector, alineado con el gobierno de Salvador Allende. En la otra vereda estaba la dirigencia central del partido de Carlos Altamirano, que exigía reformas más vertiginosas. Vivaldi fue rápidamente influenciado por Lorca, y se convirtió en el segundo al mando de la brigada. Poco tiempo después reclutó a Michelle Bachelet para formar parte del mismo grupo".

Todo ese mundo político se rompió abruptamente el 11 de septiembre de 1973. También la carrera política de Ennio Vivaldi.

"Esa mañana manejó hasta el Hospital Salvador, con la intención de llegar a la Facultad de Medicina, pero no pudo hacerlo. Su nombre, relata, comenzó a aparecer en los bandos radiales militares, junto a los de otros miembros de la brigada, que se disolvió inmediatamente. Dos de los antiguos miembros de ese grupo, Ricardo Pincheira y Jorge Klein, fueron detenidos en el último grupo que salió de La Moneda, y desaparecidos dos días después. Otros, como Michelle Bachelet, comenzaron a ayudar a la directiva clandestina que encabezaba Carlos Lorca. Éste fue detenido en 1975, y se convirtió en uno de los tres parlamentarios desaparecidos del régimen militar".

En medio del caos, agrega Qué Pasa, con su mundo derrumbándose, Ennio Vivaldi tomó una decisión radical: dio un paso al costado. Abandonó la militancia socialista, rompió contacto con sus ex compañeros, y se aferró a su vida académica.

"Michelle Bachelet, de quien ya no era pareja pero sí amigo, se distanció de él tras esa decisión. Iván Parvex, también discípulo de Lorca en la época, fue testigo de ese quiebre. 'Tras el golpe, Ennio dejó de militar. Algunos socialistas fueron expulsados de la universidad o partieron al exilio, otros, como Michelle Bachelet, se mantuvieron en el trabajo clandestino, y muchos desaparecieron. Otros consideraron que frente a la represión era mejor dar un paso al lado y reflexionar. 40 años después, la situación no es blanco y negro, pero en ese momento en el partido había críticas a quienes se retiraron'".

Luego volvió a visitar la casa de Michelle Bachelet cuando su padre, el general Alberto Bachelet había muerto de un infarto en la Cárcel Pública de Santiago. Quería darle un mensaje de apoyo a la familia. No habló con Michelle, sólo con su madre Ángela Jeria, señala la publicación.

"40 años después, la madre de Michelle Bachelet recuerda el antes y después de esta historia: 'Ennio era uno de los hombres más inteligentes que había conocido. Estudiaba con Michelle, e iba a mi casa. Pero fue un periodo corto. Después vino el golpe y nos echaron del país'. Luego agrega: 'Cuando volví, ya eran otros nuestros caminos'".

 

REFERENTE MUNDIAL EN LA FISIOLOGÍA DEL SUEÑO

Se tituló a comienzos de 1974, y con la ayuda del cirujano Fernando Monckeberg, de ideas de derecha, pero amigo y ex compañero de su padre en Harvard, había conseguido ingresar a trabajar en la universidad como investigador del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos, ahí comenzó su vida académica.

El giro en la vida de Vivaldi terminó de concretarse en 1977, cuando decidió, luego de un breve paso por la Clínica Psiquiátrica de la U. de Chile, seguir otra vez los pasos de su padre médico, e irse a estudiar a Harvard y el MIT. Ahí continuó su formación en fisiología del sueño y computación biomédica.

Con los años se transformó en pionero en sistemas computarizados de etapificación de sueño, para fines experimentales y para el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del sueño así como aportes significativos en el área de regulación de sueño y conobiología. Sus trabajos se han difundido en las más prestigiosas revistas: Sleep, J Sleep Research, EEG J, J Neurophysiology, BRB, Brain Research y Anesthesiology.

Introdujo en Chile la informática biomédica, la especialidad de Medicina del Sueño y la cronobiología aplicada a la la organización de turnos laborales. Dirigió el proyecto que estableció el primer enlace para acceso a la bases de datos biomédicos de la National Library of Medicine. Ha desarrollado metodologías de análisis y prescripción terapéutica para el Síndrome de Apneas del Sueño. Participa activamente en Sociedades Científicas como la World Federation of Sleep Research and Sleep Medicine Societies (Vicepresidente), la Sociedad Latinoamericana para el Estudio del Sueño (Presidente) y la Sociedad de Biología de Chile, y el Scientific Committee for Antartic Research, Chile.

 

ACTIVIDAD POLÍTICA UNIVERSITARIA

Que Pasa consigna que en la década de los 80, en conjunto con las primeras protestas contra el régimen, Vivaldi comenzó a retomar de a poco cierta actividad política, pero ahora sólo desde el ambiente académico.

Junto a un grupo de profesores de izquierda que habían sorteado las exoneraciones en la U. de Chile -como Francisco Brugnoli y Rosa Devés-,  conformó la  Asociación Andrés Bello. El objetivo era recuperar la excelencia  del plantel universitario y los que consideraban sus valores perdidos. “Yo tomo la opción de defender un ideario, pero hacerlo a través de la defensa de la universidad más que la participación en la política contingente”, explica Vivaldi a la revista de Copesa.

A renglón seguido agregan que bajo su liderazgo, el grupo que sería conocido como “La resistencia” se enfrento a la gestión del rector José Luis Federici, quien renunció en 1987 tras una serie de movilizaciones estudiantiles. Para Vivaldi, era un triunfo simbólico. “Entonces decíamos: ‘Si cae Federici, cae Pinochet’”.

En junio de 2008, en el marco de una toma de tres días en la Torre 15 de la Universidad de Chile, ubicada en calle Portugal, mantenía en jaque al rector Víctor Pérez. Qué Pasa señala que "si las protestas en la Casa Central ya eran un problema grande, detener el edificio en donde funcionan las oficinas administrativas podía paralizar a la casa de estudios. Con los puentes cortados por los estudiantes, Pérez se vio obligado a pedir a Ennio Vivaldi que actuara como mediador". 

El académico, que entonces era vicepresidente del senado universitario,  ya tenía prestigio como hombre de consensos y habilidad negociadora. Tras conversar con los manifestantes, logró que depusieran la toma. “Él era un hombre que daba garantías a los estudiantes”, recuerda Natalia Vargas, que lideraba el movimiento. No sólo llegaron a un acuerdo; Vargas se hizo amiga de Vivaldi, al punto de que este año fue su coordinadora general en la campaña a la rectoría. Con episodios como ése, su lazo con el movimiento estudiantil fue creciendo. En las masivas marchas de 2011, Vivaldi se volvió una voz de apoyo de las demandas de gratuidad.

 

QUÉ OPINA SOBRE...

En entrevista con La Tercera, Vivaldi habló sobre el rol que le tocará asumir, analizó el escenario de la educación en Chile y, por su formación profesional, también se refierió al debate sobre la despenalización del aborto.

La educación pública: "La educación pública es el eje que vertebra a la educación en todos sus niveles, desde el nivel prebásico al universitario, y va más allá de mediciones técnicas a través de tests. Esta articula al país, le da sentido a la ciudadanía, refuerza la democracia y promueve valores solidarios y de cohesión. La Universidad de Chile quiere participar de este proceso de reformación de la universidad pública, en la formación de profesores, a nivel de valores y en investigación. Hay muchos temas que investigar sobre educación en Chile"

PSU: "Yo no eliminaría la PSU así como así. Creo que tiene que haber un proceso de selección más complejo, que incorpore otros elementos, además del puntaje de la PSU, sobre todo en un país como el nuestro, donde hay tanta injusticia en la educación. Se tienen que agregar medidas correctivas, para que jóvenes talentos que no ingresan a la universidad por la mala educación, al fin puedan hacerlo. Me gustaría trabajar en realizarle cambios a esta prueba, el Demre (encargado de la PSU) ha hecho un impecable trabajo y, como tal, va a estar dispuesto a reconsiderar y revisar las políticas del país y las pruebas que se hacen".

Tomas: "Lo ideal sería conversar y, mediante el diálogo, evitarlas. Si uno es capaz de formar buenas relaciones con el movimiento estudiantil, la idea sería prevenir las tomas y canalizar la energía de los estudiantes en los proyectos que se hagan en la universidad. En todo caso, si me preguntan si yo llamaría a la policía para desalojar una toma, eso no lo haría. No se hace desde los 90 y yo no lo haría".

Su posición política: "No pertenezco a ningún partido político ni simpatizo con ninguno en especial. Además, los rectores deben tener una responsabilidad con el conjunto que hace la institución, y lo más valioso que tiene esta universidad es precisamente el pluralismo. Por lo tanto, me reconozco como un hombre de izquierda, pero no como un rector de izquierda".
 
Aborto: "Yo creo que el aborto hay que verlo como un derecho de la mujer". A diferencia de lo que su par de la UC dijo que, de aprobarse la ley, en los centros clínicos de su universidad no se aplicará el aborto, Vivaldi señala: "Acá sí, pero se respetará el derecho de objeción de conciencia. De acuerdo con lo que dice mi par de la UC, si alguien en la U. de Chile no quiere o no puede realizar un aborto, se lo respetaré, porque es su opción".
 
Su relación con el Ejecutivo: "Ya me reuní (antes de la elección) con la ministra de Salud, Helia Molina, por el problema del J. J. Aguirre y de la Facultad de Medicina, y se ve muy promisoria. Creo que será una excelente relación".
 

loading
Fuentes de Ennio Vivaldi
loading
3 Personas Relacionadas
0 Empresas Relacionadas
3 Organizaciones Relacionadas