Poderopedia

Grupo Angelini

Con inversiones en los sectores de combustibles (Copec, Abastible y Metrogas), forestal (Arauco), energía (Guacolda), minería (Isla Riesco), pesca (Corpesca y Orizon), tecnología (Sigma), seguros (Cruz del Sur), agrícola (Siemel y Valle Grande), el Grupo Angelini es uno de los mayores conglomerados empresariales de América del Sur. Fundado por el inmigrante italiano nacionalizado chileno, Anacleto Angelini Fabbri. Actualmente es dirigido por el sobrino y heredero del patriarca Roberto Angelini Rossi. AntarChile es su matriz principal de negocios.

Grupo Ecónomico
Grupo Angelini
CHILE
loading
loading

Perfil

Con inversiones en los sectores de combustibles (Copec, Abastible y Metrogas), forestal (Arauco), energía (Guacolda), minería (Isla Riesco), pesca (Corpesca y Orizon), tecnología (Sigma), seguros (Cruz del Sur), agrícola (Siemel y Valle Grande), el Grupo Angelini es uno de los mayores conglomerados empresariales de América del Sur. Fundado por el inmigrante italiano nacionalizado chileno,  Anacleto Angelini Fabbri (fallecido el 28 de agosto de 2007 a los 93 años) actualmente es dirigido por el sobrino y heredero del patriarca Roberto Angelini Rossi.

El Grupo Angelini reúne casi la totalidad de sus  inversiones en AntarChile, su matriz principal de negocios, y a través de ella controla Empresas Copec, holding que concentra cerca del 90% de los activos de la compañía. En tanto, Inversiones Siemel aglutina los negocios tecnológicos, agrícolas, inmobiliarios y seguros.

“Don Cleto”, como lo llamaban sus cercanos, no tuvo hijos, fue por eso que  su sucesión quedó liderada por su sobrino Roberto (ingeniero civil industrial de la Universidad de Chile), quien se fue integrando paulatinamente a los negocios de la compañía. Su formación estuvo en la rama pesquera del grupo, donde por décadas estuvo en distintos cargos. Sin embargo, su influencia en la compañía no se concretó sino hasta la dimisión de Felipe Lamarca (ex director de SII de Augusto Pinochet) a la presidencia de Empresas Copec S.A en 2005, gatillada por el problema de la planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución (Celco) responsabilizada por la muerte de cientos de cisnes de cuello negro (ver subtítulo aparte), que también le costó el puesto al gerente general de Celulosa Arauco Alejandro Pérez. Ambos habían estado dos décadas en el mayor conglomerado industrial del país y eran los hombres de confianza de Anacleto Angelini.

Esta controversia le abrió las puertas a Roberto Angelini para reemplazar a Lamarca y sentarse  en las mesas directivas de tres importantes empresas del Grupo: Igemar, Copec Distribuidora y Corpesca, todas cuyos directorios estaban encabezados por el renunciado.

El sobrino favorito del fundador del conglomerado, nació en Italia, pero llegó a los tres años de edad a Chile, es hijo de Silvana Rossi y de Gino Angelini Fabbri, hermano de Anacleto, está casado con la arquitecta Ana María Amadori, con quien tiene cuatro hijos: Daniela, Maurizio, Claudio y Mario.

Angelini Rossi tuvo siempre una relación muy cercana con su tío, con quien consultaba todas sus decisiones. Creció junto a Anacleto Angelini al que consideraba un segundo padre. Incluso vivió con él en Santiago cuando sus padres partieron a Arica por razones de trabajo.

Finalmente en 2007, tras la muerte de su tío a los 93 años, pasó a liderar automáticamente el grupo, al tomar la presidencia de Inversiones Angelini, que al momento de la muerte del patriarca era controladora de Inversiones Siemel y de AntarChile.

La familia Angelini ocupó, hasta hace algunos años, el primer lugar de las fortunas chilenas, sin embargo,  según se aprecia en el ranking publicado por la revista Forbes en 2013, fue desplazado por otros grupos económicos como los Luksic, quien ocupa el primer lugar, Horst Paulmann, el segundo y la familia Matte, el tercero. Roberto Angelini aparece en el treceavo lugar de los más millonarios de Chile (1.174  a nivel mundial), con una fortuna de 1.200 millones de dólares y en su hermana Patricia Angelini Rossi figura en el puesto catorce nacional y en el 1.342 en la lista general, con un patrimonio de 1.000 millones de dólares.

En Chile, la historia de la mayoría de los grupos económicos chilenos es similar, el Grupo Angelini, al igual que los Luksic y los Matte, logró su impulso, vía fusiones y adquisiciones, durante los años de la dictadura del general Augusto Pinochet. Pero su crecimiento lo realizó durante los años que gobernó la Concertación. Desde que adquirieron Copec en 1986 controlan casi completamente el sector combustible con poco más del 63% del mercado;  hacia fines del 2010, junto a la familia Matte, concentran el 77% de las exportaciones forestales; y en el sector pesquero  controlan cerca de un 30% de la pesca industrial a nivel nacional.

 

LOS ANGELINI Y SU RELACIÓN CON LA CONCERTACIÓN

Anacleto Angelini fue un empresario protegido políticamente durante los gobiernos de la Concertación, así lo demuestran algunos  de los siguientes episodios:

En 1994, el ex presidente Eduardo Frei fue quien le otorgó la nacionalidad por gracia a Anacleto Angelini,  fue además quien puso la primera piedra de la planta de Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución (Celco), en su inauguración fue explícito en señalar que “ningún proyecto de desarrollo se iba a frenar por consideraciones medioambientales o indigenistas”.

En 2004, durante la administración de Ricardo Lagos, esta planta tuvo que enfrentar un juicio por la muerte de cientos de cisnes de cuello negro en el santuario de la naturaleza "Carlos Anwandter", ubicado en el río Cruces, en la Región de los Ríos (ver subtítulo: Inversiones forestales) . Pese a que la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) había sancionado a la empresa con anterioridad, se les acusó de hacer la vista gorda por el peso político y económico de Angelini, así lo consignó La Nación. Su cercanía con Ricardo Lagos era conocida públicamente, incluso su viuda, María Noseda, vive en el mismo edificio del ex mandatario.

Angelini Fabbri, autoridades y políticos tenían que buscar una salida rápida al grave conflicto ambiental. Fue así como Lagos invitó al empresario a La Moneda a una reunión “privada”, oficialmente nunca se supo lo que trataron, pero versiones extraoficiales señalan que en esa ocasión  “se buscó la salida al mar de los desechos de la celulosa con el menor costo posible”.  Fue en agosto de 2005 cuando el ex presidente lo informó al país: "Al haberse establecido ahora las normas por las cuales, si se quiere seguir operando, tiene que haber un compromiso claro y tiene que haber también una forma definitiva de resolver el problema de los residuos, particularmente los residuos sólidos y líquidos, a través de un ducto que llegue al mar, en condiciones lo suficientemente sustentables para que no exista el peligro respecto de la industria pesquera".

Celco, a su vez contrató los servicios de Eugenio Tironi (asesor de empresas y uno de los fundadores de la Concertación) para defenderse comunicacionalmente; sin embargo-  como señala El Mostrador- fue poco lo que “Tironi y Asociados” pudo hacer para remontar el desastre. “En parte, porque fue contratada cuando ya se había producido el escándalo medioambiental y porque el mensaje no tuvo la fuerza ni los argumentos para convencer al país de su inocencia”.

Los Angelini y su cercanía con la Concertación quedan de manifiesto también en las controversias que se han generado a raíz de las tramitaciones de La Ley de Pesca: en 2001,  salieron a la palestra los vínculos de los entonces senadores DC Andrés y Adolfo Zaldívar con el sector pesquero, donde poseían acciones y estaban relacionados comercialmente con el grupo Angelini y, sin embargo, no se inhabilitaron en la votación (ver subtítulo). En tanto, en 2012, durante el gobierno de Sebastián Piñera, la discusión de la nueva Ley de se centró en la concentración de las empresas pesqueras en siete familias: Angelini, Sarkis, Stengel, Cifuentes, Jiménez, Izquierdo y Santa Cruz (ver subtitulo) y en las acusaciones de conflictos de interés de los parlamentarios: Andrés Zaldívar, Carlos Larraín (RN) y Jovino Novoa (UDI).

 

EL GRUPO ECONÓMICO MÁS RELEVANTE DE CHILE

En 2012 el Grupo Angelini lideró el ranking de los 32 grupos económicos más relevantes de Chile, según el estudio trimestral que realiza la Universidad del Desarrollo.  En el análisis, el Grupo Angelini se encontraba en una sólida posición,  pues proyectaron inversiones cercanas a los 1.400 millones de dólares para el año 2012, que incluía la compra de la empresa colombiana Proenergía Internacional, matriz de Terpel (distribuidora de combustibles) en ese país, y la compra de la compañía canadiense Flakeboard Company Limited, fabricante de paneles de madera, la que se concretó en el tercer trimestre del año pasado. Con la compra de esta empresa, Celulosa Arauco se transformó en la tercera productora mundial de paneles de madera.

 

ESTRUCTURA EMPRESARIAL

AntarChile es su matriz principal de negocios y a través de ella el Grupo Angelini controla Empresas Copec, que reúne casi la totalidad de las inversiones del holding: Copec, Celulosa Arauco, Minera Isla Riesco,  eléctrica Guacolda, Metrogas, Abastible y diversas pesqueras del país.

En tanto, Inversiones Siemel aglutina los negocios tecnológicos, agrícolas, inmobiliarios y seguros. Según su sitio web a diciembre de 2011 Siemel gestionaba activos por más de US$ 1.780 millones, entre los que destacan su participación en la Compañía de Seguros de Vida Cruz del Sur S.A., que desarrolla negocios en los mercados de ahorro, inversión y de seguros, junto a sus filiales Administradora General de Fondos, Administradora de Mutuos Hipotecarios y Corredora de Bolsa. Inversiones Siemel es la matriz de Agrícola Siemel Ltda., Valle Grande S.A. y Sigma S.A.. Esta última tiene como filiales a Computación Olidata Limitada, Woodtech S.A. y Excelsys Soluciones SpA.

Según su página corporativa, AntarChile gestionaba a diciembre de 2011 activos por más de  20.700 millones de dólares y  sus ventas anuales consolidadas sumaban más de 21.000 millones de dólares.

En la actualidad el principal activo del Grupo Angelini es Empresas Copec, pero históricamente ha estado vinculado a la pesca. Anacleto Angelini  inició sus actividades comerciales en 1956, con la adquisición de la pesquera Eperva en el norte del país, lo que marcó el inicio de la formación de un gran complejo pesquero industrial. En los ’80 diversificó sus actividades, entrando de lleno a los sectores combustibles y explotación forestal.

Según su Memoria 2011, hoy las principales inversiones de  AntarChile se desarrollan preferentemente a través de su filial, Empresas Copec S.A., la que concentra cerca del 90% de los activos de la compañía y según Estrategia, es considerada la segunda empresa más grande de la bolsa chilena (su nemotécnico es Copec) después de Falabella (que cuesta unos 25.000 millones de dólares),  con  un valor bursátil cercano a los 20.000 millones de dólares.

Empresas Copec S.A. participa en dos grandes sectores económicos: energía y recursos naturales. En energía está presente en la distribución de combustibles líquidos, gas licuado y gas natural, así como en la generación eléctrica. En recursos naturales participa en la industria forestal, pesquera y minera.

A través de Empresas Copec S.A., AntarChile S.A. controla el 99% de Arauco (Celulosa Arauco y Constitución S.A.); el 99% de la Compañía de Petróleos de Chile Copec S.A.; el 99% de Abastible (Abastecedora de Combustible S.A.); el 39,8% de Metrogas S.A.; el 25% de la Empresa Eléctrica Guacolda S.A.; el 100% de la sociedad Minera Camino Nevado Ltda. (Sociedad Minera Isla Riesco S.A, hoy Mina invierno S.A, y Compañía Minera Can-Can), y el 17,4% de Pesquera Iquique - Guanaye S.A. (Igemar). Además participa del 18,7% de Empresa Pesquera Eperva S.A.. Igemar es propietaria del 50,1% de Orizon S.A. y del 30,6% de Corpesca S.A.. A su vez, la Empresa Pesquera Eperva S.A. controla el 9,9% de Orizon S.A. y el 46,4% de Corpesca S.A..

Otras filiales y coligadas de AntarChile S.A. son: Astilleros Arica S.A. (99,9% de la propiedad), Sigma S.A. (30%), empresa que ha constituido un consorcio para desarrollar servicios de Tecnologías de la Información (TI), y Servicios Corporativos SerCor S.A. (20%).

AntarChile S.A. desde mayo de 2006 tiene una participación (inversión  solo de carácter financiero) del 9,5% de la empresa de generación eléctrica Colbún S.A., una de las principales firmas generadoras eléctricas del país, cuyo accionista controlador es el Grupo Matte, quienes tienen 49,026% de participación.

 

DIRECTORIO DE ANTARCHILE

El directorio de AntarChile está compuesto por Roberto Angelini Rossi (presidente); José Tomás Guzmán Dumas (vicepresidente), histórico colaborador, socio de la familia Angelini y segundo hombre del holding, es además presidente del directorio de Arauco S.A y miembro de la mesa directiva de Corpesca; Manuel Enrique Bezanilla Urrutia, abogado y vicepresidente de Arauco;  Juan Edgardo Goldenberg Peñafiel, abogado, ex miembro del directorio de BCI (ligado a la familia Yarur); Jorge Desormeaux Jiménez, esposo de la ministra del Trabajo Evelyn Matthei y ex vicepresidente del Banco Central.

 

INVERSIONES FORESTALES Y EL DAÑO AMBIENTAL EN EL RÍO CRUCES

Con Celulosa Arauco y Constitución, el grupo Angelini domina, junto a CMPC de la familia Matte, todo el circuito forestal exportador de Chile, el segundo en importancia después de la minería: controlan desde las plantaciones forestales, ubicadas principalmente en el centro sur de Chile, hasta los puertos de embarque de sus productos.

Pero el negocio trasciende fronteras, Arauco, el brazo forestal del grupo Angelini se convirtió en 2012 en el mayor propietario de bosques de América Latina, con 1,67 millones de hectáreas repartidas entre Chile, Argentina, Brasil y Uruguay, según datos entregados por El Mercurio.   “Esta enorme base de plantaciones es también el sustento de una amplia actividad industrial. Desde maderas para la construcción y muebles, hasta pisos flotantes, pasando por celulosa, la compañía de Angelini es una de las mayores forestales del mundo en camino a liderar el mercado global. Su reciente ingreso a Estados Unidos y Canadá fue un paso clave en esa senda", agrega el matutino.

Algunas de las empresas forestales del Grupo  Angelini se han visto involucradas en controvertidos escándalos ecológicos. Uno de los más emblemáticos fue el daño ambiental provocado en río Cruces en 2004, donde la planta de Celulosa Arauco y Constitución (Celco) descargaba sus residuos. La industria tuvo que enfrentar un juicio por la muerte de cientos de cisnes de cuello negro en el santuario de la naturaleza "Carlos Anwandter", ubicado en el río Cruces, en la Región de los Ríos.

Pese a que la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) había sancionado a la empresa con anterioridad, se les acusó de hacer la vista gorda por el peso político y económico de Angelini (ver subtítulo anterior: los Angelini y su relación con la Concertación), así lo consignó La Nación en noviembre de 2004.

La crisis por la muerte de los cisnes de cuello negro tuvo repercusiones dentro de la compañía del grupo Angelini,  Felipe Lamarca dejó la presidencia de Empresas Copec el 1 de abril de 2005. Tres meses después salió el entonces gerente general de Celulosa Arauco Alejandro Pérez. Ambos habían estado dos décadas en el mayor conglomerado industrial del país y eran hombres de la total confianza de Anacleto Angelini.

En junio del 2007, Celco consigue frenar, tras pagar 614 millones de pesos, la querella interpuesta por un grupo de operadores turísticos del río Cruces contra quienes resultaran responsables del daño ambiental ocasionado en 2004. En el documento notarial se indica que "ni la empresa, como tampoco ninguno de sus ejecutivos, directores, funcionarios ni personal, tienen responsabilidad alguna en el cambio ambiental (...) que afectara al río Cruces y santuario de la naturaleza y sus afluentes". El acuerdo contempla un aporte de 2 millones de pesos mensuales durante 3 años para apoyar actividades turísticas.

En octubre de 2009, cinco años después del desastre ecológico, la Fiscalía de San José de la Mariquina cerró el caso sin responsables, resolviendo no perseverar en la investigación: "no hay antecedentes para fundar una acusación", informaron en un comunicado publicado por La Tercera.

Hoy en día, la planta Valdivia sigue vertiendo efluentes tratados al Río Cruces y al Santuario de la Naturaleza y busca desesperadamente encontrar otra vía de evacuación. Su primera opción es construir un ducto en la zona de la Bahía de Mehuin, sin embargo, aunque el proyecto está aprobado ambientalmente, Celco ha encontrado la oposición permanente de las comunidades indígenas y pesqueras de la costa asociadas en el Movimiento por la Defensa del Mar. Además su construcción está paralizada por la “Ley Lafquenche” respecto al uso costero.

 

SECTOR PESQUERO

Si bien el Grupo Angelini se forjó en sus inicios en la pesca y en la producción de harina de pescado, hoy sus negocios principales están en Copec y Celulosa Arauco, y la pesca aportó, según datos entregados por La Tercera, menos del 3% del Ebitda consolidado del grupo.

Empresas Copec S.A. participa en este mercado por medio de Pesquera Iquique-Guanaye S.A. (Igemar). Esta sociedad también es coligada de AntarChile S.A.

De acuerdo a la información publicada por el holding, en 1999 Igemar fusionó sus activos con otras empresas, quedando las principales constituidas por el 99,9% de SouthPacific Korp S.A. (SPK) en la zona centro sur y el 30,64% de Corpesca S.A., que opera en la zona norte. Esta última es la principal compañía pesquera de Chile –con 51,5% de participación de mercado- y la tercera en el mundo en capturas industriales de 2011.

SouthPacific Korp (SPK) era una sociedad anónima cerrada formada a partir de la fusión de Pesquera Iquique-Guanaye S.A.  (Igemar), Pacific Protein S.A. y El Quillay S.A., empresas que unificaron en SPK las operaciones de pesca, producción y ventas entre las III y XII regiones. En noviembre de 2010, SPK se fusionó con Pesquera San José S.A. (controlada por Pesquera Coloso S.A. de la familia Lecaros Menéndez), dando origen a Orizon S.A,  con presencia en el centro-sur de Chile, donde Igemar posee una participación del 50,1%

De esta forma, según una publicación de Ciper,  las familias Angelini y Lecaros Menéndez  no sólo “juntaron sus operaciones industriales en áreas de conservas, congelados, harina y aceite de pescado” creando Orizon S.A. (una de las cuatro empresas individuales con mayor porcentaje de cuotas de jurel), sino que además “se consolidó la unión que ya existía entre ambas familias desde 1999 a través de Corpesca S.A.”, transformando a la sociedad de esas familias en el mayor clan pesquero del país.

Corpesca S.A, una de las empresas de pesca pelágica más importantes del país, se constituyó en 1999, a partir de la fusión de los activos pesqueros e industriales de tres empresas de la zona norte: Empresa Pesquera Eperva S.A., Pesquera Iquique-Guanaye S.A. y Sociedad Pesquera Coloso S.A (de la familia Lecaros Menéndez).

En tanto, con esta reestructuración, Empresa Pesquera Eperva quedó como encargada de canalizar las inversiones pesqueras de la familia Angelini y sus principales activos son la propiedad del 46,36% de Corpesca S.A. y el 9,9% que posee de Orizon S.A.

Así, el grupo económico liderado por Roberto Angelini  posee el 60% de las acciones de Orizon y el 77% de Corpesca. Por eso participa en el directorio de la primera y  preside el de la segunda compañía; en ambos comparte mesa con Sergio Lecaros Menéndez.

En el directorio de Orizon  está también Jorge Matetic, ex presidente de la Asociación Chilena de Seguridad; Canio Corbo Lioi, director de Sigdo Koppers, Sudamericana de Vapores , presidente del directorio de Empresas Pizarreño y hermano mayor de Vittorio Corbo, ex presidente del Banco Central; Luis Felipe Gazitúa, históricamente ligado al Grupo Matte comovicepresidente de Colbún  y de Cruzados S.A; Francisco Mujica, gerente general de Corpesca y Eduardo Navarro Beltrán, ingeniero comercial de la Universidad Católica, contratado por Felipe Lamarca en 1990 para trabajar en el departamento de estudios, hoy es el gerente general de Empresas Copec; anteriormente trabajó en  Citicorp y formó parte del directorio de radio Duna.

 En tanto la mesa directiva de Corpesca, está compuesta por Jorge Andueza Fouque (vicepresidente), actual gerente general de AntarChile; Claudio Elgueta Vera, gerente general de Eperva; el ya citado Luis Felipe Gazitúa; José Tomás Guzmán Dumas, vicepresidente de AntarChile, segundo hombre del holding, es además presidente del directorio de Arauco S.A; Domingo Jiménez Olmo, gerente general de pesquera Coloso,  es quien representa los intereses de la familia Lecaros Menéndez, socios de Corpesca; Eduardo Navarro Beltrán, general de Empresas Copec y Felipe Zaldívar Larraín (hermano del senador Andrés Zaldívar) ; su hijo Felipe Zaldívar Larraín es el gerente comercial.

Según  Ciper,  el área de operaciones de ambas empresas se extiende desde la frontera con Perú hasta el límite sur de la región de Los Lagos. Si se suman las cuotas de captura que poseen las dos empresas en todo el país, entre las familias Angelini y Lecaros Menéndez “concentran el 31,95% de la cuota industrial de jurel, el 75,41% de anchoveta, el 20,24% de sardina común, el 62,98% de sardina española y el 14,76% de merluza de cola”. Pero su principal sector de operaciones es la zona norte.

 

POLÉMICAS POR  LA LEY DE PESCA

Corpesca, la mayor pesquera del Grupo Angelini, controla cerca de un 30% de la pesca industrial a nivel nacional, por esta razón es que los alcances de la polémica Ley de Pesca son tan importantes para este conglomerado.

Pero la explotación de los recursos marinos chilenos,  que representan parte importante del ingreso del PIB, no está concentrada solo por las empresas de los Angelini, sino que está en manos de seis familia más: Sarkis, Stengel, Cifuentes, Jiménez, Izquierdo y Santa Cruz, quienes en los últimos años se aliaron en cuatro grandes conglomerados: Orizon (familias Angelini y Lecaros Menéndez) , Blumar (Sarquis y Yaconi-Santa Cruz) , Pesquera Camanchaca (Jan Stengel y Jorge Fernández)  y Marfood (familia Izquierdo y los noruegos Foodcorp), los que controlan el 76% de la capacidad extractiva, que según América Economía se concentran en merluza, jurel y sardina, y en  su conjunto superan los 3.000 millones de dólares en utilidades.

A renglón seguido la revista señala que estos holdings han dado forma al sector en los últimos 10 años, lapso en el cual se redujo el parque industrial de 76 empresas a 4 grandes grupos, los que actualmente son parte de poderosos conglomerados nacidos de fusiones.

Así lo confirma también el diputado DC Gabriel Ascencio en una columna publicada en The Clinic, afirmando que “antes del 2002 estas familias poseían por separado su propia  flota  pesquera, pero, principalmente a  partir de la repartición de  las  cuotas individuales de captura, ocurrida el año anterior, estas multimillonarias familias comenzaron a  fusionar sus empresas y a concentrar  sus riquezas y sus poderes  de captura”.

Según un artículo publicado por radio Universidad de Chile, lo anterior “fue gracias a Ley Corta de Pesca aprobada en 2002, que entregó un Límite Máximo de Captura por diez años y puso fin a la llamada ‘carrera olímpica’ del sector, en la que la primera empresa que llegaba se llevaba la cuota”.  Se agrega que la “norma con suspicacia se conoce también como la ‘Ley Zaldívar’, debido a los vínculos de los entonces senadores DC Andrés y Adolfo Zaldívar con el sector pesquero, donde poseían acciones y estaban relacionados comercialmente con el grupo Angelini y, sin embargo, no se inhabilitaron en la votación”.

En relación a esto, El Mercurio de Valparaíso informó que en 2002, Andrés Zaldívar tenía unas 600 mil acciones de los 300 millones de acciones de la compañía, las que vendió antes de votar la Ley de Pesca de ese año. Su hermano, el recientemente fallecido Adolfo Zaldívar, durante ese período ya no tenía acciones en Eperva. Sin embargo, casi toda la familia Zaldívar está vinculada mediante títulos a la pesquera de los Angelini: su hermano Felipe es presidente del directorio de Eperva (ver directorio), un cargo que Zaldívar ha definido como honorario, producto de que trabajó más de 40 años en la empresa. En tanto, su hijo, Felipe Zaldívar Prado, es  gerente comercial de Corpesca.

Un capítulo aparte merece la compleja tramitación en el Congreso de la Ley de Pesca - llamada “Ley Larga de Pesca” o “Ley Longueira” en alusión al ministro que la patrocinó- que se inició el 14 de diciembre de 2011 y que reemplazó a la legislación anterior del 2002-  que caducó el 31 de diciembre de 2012 y que tuvo una vigencia de 10 años.

La discusión de la norma, que fue cuestionada por la ciudadanía, no estuvo exenta de polémica, ya que sus retractores aseguran que sólo beneficia a las siete familias más grandes de la industria pesquera, dejando de lado a los pescadores artesanales y los pueblos originarios.

Fue así como surgieron expresiones audiovisuales tales como “Rompe La Red”, “Algo Huele Mal”, “Salvar Nuestros Peces” (con la participación de figuras televisivas que refutan la ley) y “Yo Pesco”. Todas estas coincidían en que la principal desventaja de la nueva legislación era la acumulación de capital por parte de las familias involucradas.

Durante la tramitación de la ley se presentaron cerca de mil indicaciones al texto original del Ejecutivo,  y mientras duró su debate se levantaron protestas de pescadores artesanales y salieron a la palestra acusaciones de conflictos de interés de los parlamentarios: Andrés Zaldívar, Carlos Larraín y Jovino Novoa.

 De acuerdo a lo publicado por TVN, el  13 de noviembre de 2012, la Comisión Mixta, formada por diputados y senadores, propuso que se llegara a un acuerdo con el Senado sobre los 10 puntos que habían sido rechazados por la Cámara Baja, los cuales finalmente fueron resueltos. Dentro de las modificaciones que efectuaron a la ley, se establece que cuando una pesquera alcance el 90% de su Rendimiento Máximo Sostenible habrá una licitación del 15% de la cuota de pesca industrial; y para evitar que se produzca una baja en los ingresos del Estado, producto a la disminución de captura de especies, se aumentó de 3,3% a 4,2% del valor comercial de las especies. Además, de la  aprobación por 20 años renovables de licencias transables de pesca.

Finalmente, tras un año de debate, el Senado aprobó el 19 de diciembre de 2012  las modificaciones presentadas por la Comisión Mixta por 23 a favor, 7 en contra y 4 abstenciones, con lo que concluyó el trámite constitucional y  se ratificaron las modificaciones al proyecto de Ley de Pesca que entrará a regir este 2013.

La llamada “Ley Longueira” provocó una serie de declaraciones cruzadas entre el oficialismo y la oposición, donde algunos criticaban abiertamente los vínculos de la DC con las empresas del grupo Angelini.

En medio de la discusión de la Ley de Pesca, Eduardo Bitrán, ex titular de la cartera de Obras Públicas, declaró a CNN Chile  que “el grupo Angelini  ha tenido (una) importante influencia en la DC. Históricamente han votado mal en materia de pesca”.

En la misma línea, el analista de la falange, Jorge Navarrete, también hizo ver el vínculo de los Angelini con la DC en una columna publicada por El Mostrador en septiembre de 2011: “la industria pesquera cuenta con importantes vínculos con la clase política en general, la Concertación en particular y, muy específicamente, con el Partido Demócrata Cristiano. En ausencia de una exigente ley sobre financiamiento de las campañas políticas y gastos electorales, las contribuciones económicas que la industria hizo en la última elección y cómo ellas podrían influir en el comportamiento de nuestros parlamentarios seguirán siendo un rumor y un motivo de sospecha”, expresó en ese momento.

En tanto, el ministro de Economía, Pablo Longueira, ad portas de la votación de la ley en el Senado, defendió “el aporte de la familia Angelini al desarrollo pesquero del país” durante la inauguración de la planta de Omega 3 del grupo Corpesca, en Arica, presidida por Roberto Angelini, asegurando  que la Ley de Pesca se impondrá independiente de las “consignas y mentiras” de “campañas millonarias”. Asimismo, según informó Radio Bío-Bío, el ministro defendió la labor que juegan los empresarios en el desarrollo del país.

Asimismo una vez aprobada la nueva Ley, el ministro Longueira, declaró a La Tercera: “Chile gana con la aprobación de la Nueva Ley de Pesca y Acuicultura (...) Es una Ley que da estabilidad en Chile a un sector que necesitaba profundos cambios para asegurar la fuente de trabajo de más de 120 mil familias", señaló.

 

DEMANDA DE PERÚ ANTE LA HAYA: AGUAS RECLAMADAS AFECTAN LA SUPERFICIE DE PESCA DE LOS ANGELINI

“Genera preocupación la demanda arbitral que Perú presentó en el Tribunal de La Haya, con el propósito de modificar unilateralmente los límites marítimos históricos con Chile. Ciertamente afectaría la actividad pesquera, al ser el área de mar involucrada una zona de gran riqueza marina (especialmente de anchoveta y jurel)” escribió Roberto Angelini en la Memoria anual de Corpesca de 2009.

De prosperar la demanda peruana, "se nos puede reducir más de 20% la superficie de pesca, de todos los recursos", señaló a La Tercera, Claudio Elgueta, director de esta empresa que elabora alrededor del 25% del total capturado en el país, con una producción anual de 170 mil toneladas métricas de harina de pescado; es decir, un 5,5% de la oferta mundial exportable

Por esta razón es que el Grupo Angelini se ha mostrado tan dispuesto a colaborar con las autoridades chilenas en la disputa por los límites marítimos con Perú y es que el  triángulo en disputa representa cerca de un 30% del negocio de Corpesca.

Durante el proceso bilateral, las empresas de Angelini han aportado documentación que prueba que el área en conflicto está bajo dominio chileno y no peruano. Para el grupo de empresas que produce más del 5,5% del total mundial exportable de harina de pescado, el conflicto limítrofe con Perú es una verdadera amenaza financiera.

Así lo confirmó el presidente de empresas Copec  a La Tercera cuando señaló que "nos preocupa el futuro fallo de la demanda arbitral presentada por Perú ante el Tribunal de La Haya que pretende cambiar los límites marinos históricos con Chile y reducir la zona económica exclusiva de este mar en el que hemos hecho soberanía por tantos años".

"Estamos frente un riesgo que no solo puede atentar sobre la soberanía de nuestro país sino que también perjudicar a la industria pesquera de la zona de Arica que posee grandes riquezas marinas y que por muchos años ha sido un área de pesca muy gravitante", agregó.

 

SECTOR COMBUSTIBLES

Compañía de Petróleos de Chile (Copec S.A),  Abastible y Metrogas son las compañías de distribución de combustibles controladas por el Grupo Angelini a través de su matriz Empresas Copec S.A.

Desde 1956, Abastible es la filial que participa en el rubro de distribución de gas licuado en los mercados domésticos e industriales, con una cobertura territorial que abarca desde la III hasta la XI Región.

Según la Memoria 2011 de la compañía, en 2011, las ventas físicas de gas licuado alcanzaron a las 395 mil toneladas, volumen que significó una  participación de mercado de 34,9%, lo que actualmente equivale  a 1,65 millones de clientes, aproximadamente. Las ventas  físicas aumentaron un 1,9% respecto de 2010; principalmente,  producto de las mayores ventas de gas a granel a clientes industriales, área en la que destacó la fuerte recuperación evidenciada por la industria salmonera.

Durante 2011, Abastible inició un proceso de internacionalización, al adquirir en el mes de mayo de ese año el 51% de participación en Inversiones del Nordeste S.A., empresa presente en el mercado de gas licuado de Colombia y propietaria de cinco firmas regionales de distribución: Asogas, Gasan, Norgas, Colgas de Occidente y Gases de Antioquía. Además posee otras empresas que participan en la cadena de distribución de gas licuado. Entre ellas se cuentan una empresa dedicada a la fabricación de cilindros y estanques de almacenamiento, y otra destinada al transporte en camiones de gas envasado y a granel.

Empresas Copec S.A. es uno de los principales accionista de Metrogas S.A, el distribuidor de gas natural más importante de Chile, con un 39.83% de participación. Comparte su propiedad con Gasco (forma parte del holding CGE) y con Trigas, quienes tienen un 51.84% y un 8.33% de las acciones respectivamente. Como lo señala su memoria 2011, cuentan con más de 460 mil clientes en los niveles residencial, comercial e industrial de las regiones Metropolitana y de O’Higgins, a los que distribuyen gas natural a través de una red de gasoductos que supera los 5 mil kilómetros de longitud.

Como queda de manifiesto en su sitio web corporativo, Metrogas inició su distribución de gas el año 1996 y en un principio, la red fue alimentada en gran medida por el gasoducto GasAndes entre Argentina y Chile. Sin embargo,  según  La Tercera,  luego de que el gobierno de Argentina suspendiera parte de los envíos de gas natural a Chile en 2004, comprometiendo el funcionamiento de una parte importante del parque de generación eléctrica y el suministro de este combustible a clientes residenciales, comerciales e industriales, el gobierno de Ricardo Lagos decidió llevar adelante la construcción de un terminal marítimo en el puerto de Quinteros y una planta de regasificación de Gas Natural Licuado (GNL) , para lograr autonomía en esta materia a través del gas que llega por barco.

De esta forma, Metrogas, Enap, Endesa Chile y la compañía inglesa British Gas (BG) formaron una sociedad llamada GNL Quintero para manejar el terminal.  El proyecto inició sus operaciones en 2010;  BG quedó con una participación de 40% y las empresas chilenas con un 20% cada una. A su vez éstas crearon otra sociedad denominada GNL Chile, que es la que finalmente compra el GNL  al terminal.  En abril de 2012, la española Enagas compró la participación de BG en dicha sociedad.

En otro aspecto, Metrogas y Aguas Andinas operan en conjunto la planta de biogás La Farfana,  con el objetivo de utilizar el biogás proveniente de la planta de tratamiento de aguas servidas a fin de producir gas de ciudad.

 

SECTOR MINERO: ISLA RIESCO Y LOS CONFLICTOS DE INTERÉS CON PIÑERA

Empresas Copec S.A. participa en el negocio de la minería a través de su filial Sociedad Minera Camino Nevado Ltda. De acuerdo a lo publicado por la compañía, dicha sociedad fue creada en 2011 con el objetivo de consolidar los activos mineros de Empresas Copec S.A. y es propietaria de Mina Invierno S.A., con un 50% de propiedad, y de Compañía Minera Can-Can S.A., con un 99,87%.

En 2007, como resultado de una alianza estratégica entre Empresas Copec S.A. e Inversiones Ultraterra Limitada controlada por la familia Von Appen, se dio origen a la Sociedad Minera Isla Riesco S.A. (hoy llamada Mina Invierno S.A.), con el objetivo de iniciar un proyecto de extracción de carbón en la región de Magallanes. Los grupos Angelini y Von Appen , socios por partes iguales, levantarán en Isla Riesco cinco minas de carbón a cielo abierto, de las cuales ya fue aprobada la primera: Invierno. La apuesta, que comprende una inversión de 500 millones de dólares, busca la explotación de carbón sub-bituminoso para abastecer proyectos termoeléctricos.

Mina Invierno fue aprobada con una serie de condiciones en 2011 por el gobierno de Sebastián Piñera, provocando manifestaciones y protestas en contra de la minera por el posible impacto ambiental que ésta tendría en la isla. En la oportunidad salieron a la palestra los vínculos del Presidente Piñera con el holding de los Angelini, generando la molestia de los opositores a Isla Riesco, no sólo por las 785.609 acciones  que el Mandatario tenía Copec (informadas en su declaración de intereses y patrimonio en 2010, pero que vía fideicomiso ciego son administradas por Larraín Vial ), sino también por el apoyo público que le dio al proyecto en uno de sus viajes a la zona, el 5 de noviembre de 2010.

Según The Clinic en esa oportunidad, “Piñera detalló los alcances del Plan Magallanes, que el gobierno está impulsando para la región. Dentro de él, isla Riesco fue una de las inversiones privadas que el propio Piñera destacó en el powerpoint del programa gubernamental”.  En ese contexto mencionó los beneficios que traería para la zona un proyecto de esa magnitud y dijo: “Incentivar el desarrollo de proyectos carboníferos Isla Riesco”.

En la instancia, agrega el semanario, “el gobierno detalla que la aprobación del proyecto minero es muy importante por los ingresos que generaría una vez en operación. Se habló de la creación de empleo y el importante abastecimiento que habría con el combustible fósil a la generación eléctrica, en distintas termoeléctricas repartidas por el territorio nacional”.

 

SECTOR ELÉCTRICO: GUACOLDA

El Grupo Angelini, mediante Empresas Copec participa en el negocio de generación eléctrica a través de su coligada Guacolda, de la cual tiene un 25% de la propiedad total.

Durante 2011, las ventas físicas de Guacolda alcanzaron a los 4.422 GWh, lo que representa un incremento de 7,9% respecto a 2010, producto de mayores niveles de demanda  eléctrica como consecuencia del crecimiento económico del país. Según su Memoria corporativa, gran parte de la energía fue suministrada a importantes empresas mineras de las regiones de Atacama y Coquimbo, destacándose Candelaria, Enami y Maricunga, además de las distribuidoras eléctricas Chilectra, Conafe y Empresa Eléctrica Puente Alto.

loading
Fuentes de Grupo Angelini
loading
loading
loading