Poderopedia

Arauco

1979

Empresa chilena dedicada a la fabricación de pulpa de celulosa y derivados como madera aserrada y paneles. Poseen 1,7 millones de hectáreas del patrimonio forestal en Chile, Argentina, Brasil y Uruguay. AntarChile, sociedad de inversiones del Grupo Angelini posee el 60,82% de Empresas Copec S.A. y ésta, a su vez, es propietaria del 99,98% de Arauco. Algunas de las empresas forestales de la familia Angelini se han visto involucradas en controvertidos escándalos ecológicos. En julio de 2013, luego de ocho años de investigación, el Juzgado de Letras de Valdivia los condenó como autores de daño ambiental causado al humedal del santuario de la naturaleza del Río Cruces, ocurrido el 2004 en la Región de Los Ríos. El hecho derivó en la muerte de cientos de cisnes de cuello negro y generó una serie de manifestaciones en defensa del santuario.

Empresa Privada
Celulosa Arauco y Constitución S.A.
Forestal y Papelero, Pesca y acuicultura
93.458.000 -1
Arauco
CHILE
1979
loading
loading

Perfil

Empresas Copec, filial de AntarChile (Grupo Angelini) está presente en el sector forestal desde la década de los ’70, cuando adquirió las compañías Celulosa Arauco S.A. y Celulosa Constitución S.A. Más tarde, en 1979, ambas empresas se fusionaron, dando origen a Celulosa Arauco y Constitución S.A. (Arauco), sociedad matriz que agrupa las compañías forestales, industriales y comerciales que posee en este sector.

Sus activos industriales están compuestos por numerosos complejos de plantas procesadoras y productoras de diversos elementos derivados de la madera. Participan en cinco áreas de negocio: forestal, celulosa, maderas, paneles y bioenergía.

Con Celulosa Arauco y Constitución, el grupo Angelini domina, junto a CMPC de la familia Matte, todo el circuito forestal exportador de Chile, el segundo en importancia después de la minería: controlan desde las plantaciones forestales, ubicadas principalmente en el centro sur de Chile, hasta los puertos de embarque de sus productos.

Durante 2011, sus ingresos aumentaron en todas las líneas de negocio. En el caso de la celulosa, se registró un alza de 15,8%, originada en volúmenes mayores en 18,4%, compensados en parte por precios menores en 2,2%. El volumen se incrementó a partir de la puesta en marcha de la línea II de Arauco a fines de enero de 2011, la que se encontraba paralizada desde el terremoto y tsunami de febrero
de 2010.

Según la memoria 2011 de la compañía, se observó una baja en los precios de la celulosa principalmente en el último trimestre de 2011, cuando esos valores llegaron a nivel mundial a su nivel más bajo del año. Entre las principales razones de dicha disminución se cuentan la baja demanda en Europa y la consecuente sobreoferta en Asia, restricciones crediticias en China y un clima de incertidumbre bastante generalizado.

Los ingresos asociados a paneles crecieron un 17,0%, efecto de alzas de 7,4% en volúmenes y de 9,0% en precios. En el caso de la madera aserrada, en tanto, los ingresos aumentaron un 18,4%, como consecuencia también de mayores volúmenes y precios, que registraron alzas de 5,4% y 12,3%, respectivamente.

Pero el negocio trasciende fronteras, Arauco, el brazo forestal del grupo Angelini se convirtió en 2012 en el mayor propietario de bosques de América Latina, con 1,67 millones de hectáreas repartidas entre Chile, Argentina, Brasil y Uruguay, según datos entregados por El Mercurio. “Esta enorme base de plantaciones es también el sustento de una amplia actividad industrial. Desde maderas para la construcción y muebles, hasta pisos flotantes, pasando por celulosa, la compañía de Angelini es una de las mayores forestales del mundo en camino a liderar el mercado global. Su reciente ingreso a Estados Unidos y Canadá fue un paso clave en esa senda", agrega el matutino.

 

LOS CISNES DE CUELLO NEGRO

Algunas de las empresas forestales del Grupo Angelini se han visto involucradas en controvertidos escándalos ecológicos. Uno de los más emblemáticos fue el daño ambiental provocado en río Cruces en 2004, donde la planta de Celulosa Arauco y Constitución (Celco) descargaba sus residuos. La industria tuvo que enfrentar un juicio por la muerte de cientos de cisnes de cuello negro en el santuario de la naturaleza "Carlos Anwandter", ubicado en el río Cruces, en la Región de los Ríos.

Fue en el mes de octubre cuando científicos de Valdivia notaron algo extraño en el Santuario de la Naturaleza: La población de cisnes de cuello negro, que en esas fechas históricamente bordeaba los seis mil ejemplares, no alcanzaba ni a la mitad. Y al salir a terreno, apreciaron varias aves delgadas y con sus cuellos bamboleantes, y otros ejemplares muertos.

El país se conmocionó con las imágenes televisivas de cisnes moribundos -doscientos de ellos no pudieron resistir- y en las calles comenzaron las protestas, apuntando a una recién estrenada planta de celulosa instalada río arriba, filial de Celulosa Arauco.

Pese a que la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) había sancionado a la empresa con anterioridad, se les acusó de hacer la vista gorda por el peso político y económico de Angelini (ver perfil Grupo Angelini: "Los Angelini y su relación con la Concertación"), así lo consignó La Nación en noviembre de 2004.

La crisis por la muerte de los cisnes  tuvo repercusiones dentro de la compañía del grupo Angelini,  Felipe Lamarca dejó la presidencia de Empresas Copec el 1 de abril de 2005. Tres meses después salió el entonces gerente general de Celulosa Arauco Alejandro Pérez. Ambos habían estado dos décadas en el mayor conglomerado industrial del país y eran hombres de la total confianza de Anacleto Angelini.

En junio del 2007, Celco consigue frenar, tras pagar 614 millones de pesos, la querella interpuesta por un grupo de operadores turísticos del río Cruces contra quienes resultaran responsables del daño ambiental ocasionado en 2004. En el documento notarial se indica que "ni la empresa, como tampoco ninguno de sus ejecutivos, directores, funcionarios ni personal, tienen responsabilidad alguna en el cambio ambiental (...) que afectara al río Cruces y santuario de la naturaleza y sus afluentes". El acuerdo contempla un aporte de 2 millones de pesos mensuales durante 3 años para apoyar actividades turísticas.

En octubre de 2009, cinco años después del desastre ecológico, la Fiscalía de San José de la Mariquina cerró el caso sin responsables, resolviendo no perseverar en la investigación: "no hay antecedentes para fundar una acusación", informaron en un comunicado publicado por La Tercera.

Hoy en día, la planta Valdivia sigue vertiendo efluentes tratados al Río Cruces y al Santuario de la Naturaleza y busca desesperadamente encontrar otra vía de evacuación. Su primera opción es construir un ducto en la zona de la Bahía de Mehuin, sin embargo, aunque el proyecto está aprobado ambientalmente, Celco ha encontrado la oposición permanente de las comunidades indígenas y pesqueras de la costa asociadas en el Movimiento por la Defensa del Mar. Además su construcción está paralizada por la “Ley Lafquenche” respecto al uso costero.

 

NUEVO FALLO JUDICIAL LOS DECLARA CULPABLES

Después de ocho años de investigación a cargo de la jueza Gloria Hidalgo, del Primer Juzgado Civil de Valdivia, el 27 de julio de 2013 se conoció el fallo en primera instancia que condena a Celco-Arauco por el daño ambiental en el río Cruces. La pruebas aportadas por el Consejo de Defensa del Estado (CDE), que interpuso la demanda en abril del 2005 en representación de los afectados, lograron demostrar la culpabilidad de la planta de celulosa Valdivia en el desastre, a la vez que permitieron refutar cada una de las hipótesis exculpatorias sostenidas por la empresa, las que apuntaron a causas naturales.

La condena consiste en que la empresa del grupo Angelini deberá realizar, entre otras obligaciones, estudios científicos y monitoreos en el humedal dañado, crear un humedal artificial y cancelar sumas de dinero por los perjuicios causados.

 

MILLONARIO ACUERDO CON EL CDE

 

Finalmente, radio Cooperativa informó el 17 de enero de 2014 que Celulosa Arauco llegó a un acuerdo con el Consejo de Defensa del Estado (CDE) para pagar 5.200 millones por la responsabilidad que le cabe en la contaminación del Río Cruces.

El acuerdo –cercano a los 10 millones de dólares- contempla que la mitad del dinero (2.600 millones) se pague de manera inmediata al Fisco y la otra mitad se destine a programas de desarrollo comunitario ordenados en el fallo que emitió, en julio, el Primer Juzgado Civil de Valdivia por el daño ambiental causado.

Celco decidió no recurrir a la Corte de Apelaciones ni a la Corte Suprema, acogiendo la sentencia, destacó el gerente de Asuntos Públicos, Iván Chamorro.

"Cuando la empresa decide no apelar el fallo queda la sentencia ejecutoriada, y ésta indicaba seis puntos. El punto sexto dice que se deberán cancelar los perjuicios causados una vez determinados esos montos, y eso requería un acuerdo con el Consejo de Defensa del Estado para definir cuánto era la indemnización adecuada. Ése es el acuerdo que se alcanza recientemente con el Consejo de Defensa del Estado, y que fue aprobado por el Consejo y por Arauco", dijo Chamorro.

"También se define en ese acuerdo el presupuesto que se va a destinar para la medida cinco de la sentencia, que dice relación con los programas de desarrollo comunitario, que van en beneficio de la comunidad local y que son de un monto similar o igual al que va destinado al fisco de Chile", indicó el ejecutivo.

El fallo también contempla la instauración de un "Comité Interdisciplinario de Expertos en Biología, Química y Física" que desarrolle un estudio en un plazo de un año para evaluar el estado actual del humedal del santuario del Río Cruces. Asimismo, se dispone crear un humedal artificial con especies originarias y hacer un monitoreo por cinco años,

"Se ha conformado un consejo científico-social bastante inédito en el país, donde está participando el Consejo de Defensa del Estado, Arauco; también estamos diseñando esas medidas en conjunto con la participación de organizaciones ciudadanas de Valdivia, con la Universidad de Valdivia. Pretendemos generar un proyecto para esos cuatro puntos, que son adicionales a este acuerdo recientemente alcanzado", dijo Iván Chamorro.

 

 

loading
Fuentes de Arauco
loading
loading
loading